728x90 AdSpace

Artículos
viernes, 29 de diciembre de 2017

Atacan iglesia cristiana en Egipto y dejan varios muertos

ROMA, 29 Dic. 17 (ACI).- Egipto ha sufrido una vez más el terror con un nuevo ataque terrorista a una iglesia copta al sureste de El Cairo, en el barrio de Heluán.

El templo de Mar Mina fue atacado este viernes 29 de diciembre por dos personas que irrumpieron en el mismo y matasen al conserje de la iglesia, así como a dos reclusas y un oficial de policía egipcios, y a otras dos personas.

Uno de los dos atacantes ha sido abatido después de que ambos intentaran irrumpir en la iglesia y abrieran fuego a las puertas de la misma cuando se les impidió el acceso, ha detallado la fuente e informa ABC.

Las autoridades han informado que uno de los terroristas llevaba explosivos, sin especificar de qué tipo, y el segundo terrorista fue detenido poco después y resultó herido cuando las fuerzas de seguridad lo estaban persiguiendo tras haber huido del lugar del ataque.

Algunos medios de comunicación locales han informado que el asaltante portaba un cinturón de explosivos y también han publicado fotografías del terrorista abatido en el suelo, aunque todo esto aún está por confirmar.

Los fallecidos estaban en la puerta de la iglesia precisamente para evitar este tipo de ataques, dado que en los últimos meses diversos templos han sufrido atentados por grupos yihadistas. El más mortífero tuvo lugar el pasado Domingo de Ramos, en el norte del país, que dejó 40 fallecidos.

También te puede interesar: 

Niña sobreviviente de atentado en Barcelona saluda al Papa y reflexiona así sobre Navidad https://t.co/3rqwuejmkW

— ACI Prensa (@aciprensa) 29 de diciembre de 2017

 

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Atacan iglesia cristiana en Egipto y dejan varios muertos Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos