728x90 AdSpace

Artículos
sábado, 30 de diciembre de 2017

Stefano Gabbana: No quiero ser llamado gay porque soy hombre

ROMA, 30 Dic. 17 (ACI).- Stefano Gabbana, uno de los fundadores de la marca italiana Dolce & Gabbana, rechazó ser llamado “gay” porque antes que nada es hombre, y denunció que la palabra la inventó “quien tenía necesidad de etiquetar”.

No es la primera vez que el famoso diseñador se pronuncia sobre un tema que va en contra de lo políticamente correcto. En marzo de 2015 él y Domenico Dolce sorprendieron a todos con una clara defensa de la familia tradicional y con varios claros argumentos para oponerse a la adopción homosexual.

Ahora, en una entrevista publicada por el diario italiano Corriere della Sera el 17 de diciembre, Stefano Gabbana aseguró: “No quiero ser llamado gay porque soy hombre. Me parece increíble que aún hoy se use este término. Soy biológicamente un hombre: lo mismo vale para una mujer. Es una mujer y punto, más allá de todo”.

Gabbana dijo además que “la palabra gay fue inventada por quien tenía necesidad de etiquetar y yo no quiero ser identificado en base a mis opciones sexuales”.

Steffano Gabbana tiene 55 años, 20 de los cuales fue pareja de Domenico Dolce. Afirma que descubrió que era homosexual a los 18 años, se declara católico y dice que no se casaría.

Sobre el rechazo al término gay, el famoso diseñador comenta que lo pensaba ya desde hacía algún tiempo, pero “la convicción la maduré hace un año. Pensé que ser un personaje público podía ayudar a difundir una nueva cultura, no basada en los derechos gay, sino en los derechos humanos. Antes que gay, heteros o bisexuales, somos seres humanos”.

Al ser preguntado sobre la reacción de las asociaciones gay por sus opiniones, Gabbana afirmó que “con frecuencia sirven para defenderse pero yo no quiero ser protegido de nadie porque no le hecho mal a nadie. Soy simplemente un hombre”.

Además, agregó, “he creado una camiseta que pronto usaré con la frase: ‘I am a man, I am not a gay’ (Soy un hombre, no soy gay). Clasificar crea solo problemas: cine gay, locales gay, cultura gay. ¿Pero de qué cosa hablamos con eso? El cine, los libros y la cultura son de todos”.

Las declaraciones de Gabbana fueron respondidas, entre otros, por uno de los líderes del lobby gay en Italia y fundador de Gay News, Franco Grillini, de 62 años.

En un artículo publicado el 28 de diciembre, Grillini escribió que, con la palabra gay, se llena un vacío porque “cuando no lo tenían, el movimiento y la misma cuestión homosexual sencillamente no existían".

La palabra gay, prosigue, "es un medio fundamental para hacer visible la homosexualidad" porque “guste o no guste, nosotros tenemos una religión civil, que es la de la visibilidad".

Para defender su postura, Grillini se refiere a la ideología de género como otra razón “reciente” para la defensa de la palabra gay, y admite que “se puede ser –y, en no pocos casos, se debe ser– crítico con el movimiento LGTBI, pero sin tocar jamás el fundamento de nuestra existencia y de nuestra lucha".

De otro lado, en la entrevista con Corriere della Sera, Stefano Gabbana precisó que la política no debe inmiscuirse en la sexualidad. “Mejor que no se ocupe de estos temas, hay solo instrumentalización. La política ahora es puro interés personal (…) Es necesario luchar por los derechos humanos”, subrayó.

Al ser preguntado sobre si el lobby gay es poderoso, el diseñador respondió: “Es cierto y yo lo experimenté en carne propia cuando surgió la polémica sobre las parejas del mismo sexo y la posibilidad de tener hijos. Los sitios que se ocupan de defender los derechos de los homosexuales fueron los primeros en decirnos: ‘dan asco’. También por esto estoy contra el lobby”.

La polémica  

En marzo de 2015 Domenico Dolce y Stefano Gabbana sorprendieron a todos con una clara defensa de la familia tradicional y con varios claros argumentos para oponerse a la adopción gay.

En una entrevista concedida a la revista italiana Panorama señalaron que la familia tradicional conformada por papá, mamá e hijos es “una moda que no pasa”.

“La familia no es una moda pasajera. En ella hay un sentido de pertenencia sobrenatural”, dijo Gabbana.

Domenico Dolce, indicó por su parte que “nosotros no hemos inventado la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada Familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así”.

Por eso, prosiguió entonces, “no me convencen los que yo llamo hijos de la química, niños sintéticos. Úteros en alquiler, semen elegido de un catálogo. Y luego vete a explicar a estos niños quién es la madre. Procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones”.

Esas declaraciones les costaron a ambos diseñadores una gran cantidad de insultos y ataques en las redes sociales, incluso un llamado al boicot de su marca por parte del famoso músico estadounidense Elton John.

En ese entonces Gabbana calificó que el boicot solo demostraba que hay “intolerancia a las opiniones diferentes”.

“¿Yo te condeno porque no piensas como yo? ¡¡¡Locura!!! ¡Es como si yo le boicoteara a él (Elton John) porque ha tenido dos hijos in vitro! ¡¡¡No soy un idiota!!! Tolerancia”, escribió Gabbana en su cuenta oficial de Instagram.

La postura de Domenico Dolce y Stefano Gabbana también les supuso grandes muestras de apoyo como una campaña de firmas en su defensa en la plataforma CitizenGo en la que se llegó a reunir más de 180 mil firmas.

También te puede interesar:

#ArchivoACI Famosos gays Dolce & Gabbana defienden familia natural y rechazan adopción homosexual https://t.co/AEsT2xIATP

— ACI Prensa (@aciprensa) 14 de septiembre de 2016
  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Stefano Gabbana: No quiero ser llamado gay porque soy hombre Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos