728x90 AdSpace

Artículos
domingo, 31 de diciembre de 2017

Tu guía para comer bien en vacaciones

Con el buen tiempo llegan las vacaciones. Para algunos es quedarse en casa a descansar unos días, para otros es ir a algún lugar al aire libre o disfrutar de largos paseos conociendo lugares nuevos. Todos son lindos momentos para salir de la rutina diaria, lo que no significa que tengas que abandonar tus buenos hábitos alimentarios para disfrutar.

Sabemos que al estar más tranquilos y en otras actividades diferentes a lo habitual, nos puede llevar a comer de más u otros alimentos distintos a los acostumbrados o hipercalóricos.

No solamente si tienes alguna patología te debes cuidar, sino siempre. La clave para disfrutar mejor está en la planificación y una buena elección.

A continuación, te doy sencillos consejos según tus posibles actividades:

Si te vas a una playa, llévate una conservadora con agua, yogur, frutas y la comida. No vayas con el estómago vacío para evitar comprar alimentos hipercalóricos y también porque se corre el riesgo de sufrir mareos o bajones de presión por las altas temperaturas. Si tienes sed lo mejor es el agua, algún jugo de frutas sin azúcar agregada o un helado de agua o palito.

Si comes en un restaurante, evita los de comida rápida. Puedes evitar aperitivos o entradas y compartir el plato principal que más te guste. No es necesario que te prives de comer lo que más te gusta sino medir la cantidad.

Si es un día de picnic, no solo podemos llevar sándwiches sino también otras opciones como tartas de vegetales, empanadas al horno, ensaladas con pechugas de pollo fileteadas, buñuelos de verduras o peceto en rodajas, entre muchos más. Lo importante es que sean preparaciones seguras y fáciles de conservar.

Hacer deporte estés donde estés, ya sea en la playa, campo o parque. Se puede aprovechar para caminar, o hacer algún deporte de pelota, o cualquier propuesta donde uno pueda estar en movimiento. Y si estás en tu casa, ¡escápate un poco al sofá!

Si te reúnes con familia y amigos, lo ideal es poner en un plato lo que prefieras comer para controlar lo que comes. Elegir agua o refrescos sin azúcar, y moderar el consumo de bebidas alcohólicas.

Comer 5 veces al día, realizar por lo menos esta cantidad de comidas en el día te ayudará a evitar el picoteo y más aún si te quedas en casa mirando televisión. Además, ayudas al cuerpo a respetar los horarios. Acompaña con una buena hidratación con agua.

Elige alimentos naturales, que las preparaciones que organices sean simples y con alimentos naturales, de estación, livianos, de fácil digestión. De esta manera evitamos posibles malestares fuera de casa.

Realiza un completo desayuno: es la primer comida que realizamos luego del descanso nocturno, durante el cual estuvimos entre 6-8 horas sin ingerir alimentos y, por consiguiente, las reservas de glucosa (la fuente de energía del cuerpo)  a corto plazo están agotadas. Por lo tanto debemos romper el ayuno y reponer la energía antes de iniciar el día. Este debe incluir un lácteo, una fruta y un cereal.

Dormir entre 7-8 horas: es fundamental un buen sueño, porque la falta de descanso no es un aliado para conseguir un estilo de vida saludable. Por el contrario, estudios científicos demostraron que dormir menos aumenta el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Que este tiempo sea para descubrir, leer, aprender, descansar, reflexionar, desconectarse, relajarte y disfrutar, comprobar que es posible pasarla bien “sin comida chatarra” y sin perder los hábitos saludables. ¡Que tengas unas felices y saludables vacaciones!

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Tu guía para comer bien en vacaciones Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos