728x90 AdSpace

Artículos
lunes, 15 de enero de 2018

Papa Francisco reza ante la tumba de Mons. Alvear, el “Obispo de los pobres”

SANTIAGO, 15 Ene. 18 (ACI).- Luego de dejar el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez, el Papa Francisco realizó su primera actividad en Santiago de Chile al visitar la parroquia San Luis Beltrán, donde rezó unos minutos frente a la tumba de Mons. Enrique Alvear Urrutia, el llamado “Obispo de los pobres”, cuya causa de canonización está abierta.

Mons. Alvear se destacó por su notable labor con los más necesitados y su notable defensa de los derechos humanos.

Nació en Cauquenes del Maule el 29 de enero de 1916 y se ordenó sacerdote el 19 de septiembre de 1941.

Fue formador y padre espiritual en el Seminario de Santiago. También fue profesor de Teología Espiritual en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica en los años 1940 y 1950.

Su inquietud misionera y su amor a los pobres lo llevó a iniciar comunidades cristianas en barrios de la periferia de Santiago y en 1961 fue nombrado Vicario General de Santiago, con el especial encargo de pastorear los sectores populares de la Arquidiócesis.

El 4 de marzo de 1963, el Papa Juan XXIII lo nombró Obispo y el 21 de abril de 1963 recibió la consagración episcopal bajo el lema “El Señor me envió a evangelizar a los pobres”.

Fue Obispo Auxiliar de Talca (1963-1965), Obispo de San Felipe (1965-1974) y luego Obispo Auxiliar de Santiago (1974-1982).

Durante su vida manifestó un amor preferencial por los pobres: los obreros, los campesinos, los pobladores, los cesantes, las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, sin descuidar la atención y la visita a las personas, cualesquiera fuera su condición social.

Murió el 29 de abril de 1982 y sus restos fueron sepultados en el Santuario de Lourdes. El 13 de abril de 2008 fueron trasladados a la Parroquia San Luis Beltrán, en la comuna de pudahuel.

El 9 de marzo de 2012 el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, en ese entonces Obispo, abrió su causa de beatificación.

Oración para la devoción privada

Padre Dios, te damos gracias por tu querido hijo

el Obispo Enrique Alvear.

El nos mostró con su oración, su sencillez y su cercanía

humana el hermoso rostro de Jesús, el Buen Pastor.

Nos enseñó a amar a tu iglesia, a la Eucaristía,

a la Palabra de Dios y a la Virgen María;

El Consagró con alegría su vida a los predilectos de Jesús;

los pobres, los sufrientes y los más postergados.

Nos dio fiel testimonio del Evangelio del Amor,

y colaboró con su corazón misionero

a establecer tu Reino de Verdad, de Justicia y de Paz.

Si es tu voluntad, Padre, dígnate abrir los caminos a su beatificación.

Te lo pedimos en nombre de Cristo nuestro Señor. Amén.

También te puede interesar:

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Papa Francisco reza ante la tumba de Mons. Alvear, el “Obispo de los pobres” Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos