728x90 AdSpace

Artículos
martes, 5 de junio de 2018

Vivía bajo un puente y no tenía recursos pero Cáritas cambió su vida

MADRID, 05 Jun. 18 (ACI Prensa).- Juan Mínguez, vivía en las calles de la ciudad de Córdoba hasta que Cáritas le ofreció acudir a una residencia para personas mayores en exclusión social, ahora la considera su casa y asegura que querría “morir allí cuando sea viejo”.

“Mi vida sin Cáritas sería estar tirado debajo de un puente” https://t.co/1gm93v94Ph

— CORDÓPOLIS (@cordopolis_es) 31 de mayo de 2018

Hace siete años Juan Mínguez no tenía casa, vivía bajo el puente de Arroyo del Moro en la ciudad de Córdoba (España), porque no tenía con qué pagar el alquiler.

Aunque Juan tiene familia e hijos asegura, en una entrevista concedida al diario digital Cordópolis, que con ellos no puede estar. Una situación de indigencia de la que era prácticamente imposible que pudiera salir.

 Sin embargo todo cambió el día que su amigo Fernando, encargado de atención nocturna de Cáritas, le ofreció ir a una casa de acogida.

Así llegó al Hogar Residencia San Pablo que gestiona Cáritas en Córdoba, donde viven 35 personas mayores de 60 años en situación de exclusión social.

Los residentes de este hogar tienen total autonomía y se les presta los servicios de comedor, lavandería, enfermería y también, según explica Juan, “si nos hace falta algo de ropa, nos la dan”.

Además desde Cáritas Córdoba le han ayudado a dejar el alcohol, un factor que ha hecho que mejore la convivencia entre los residentes.

“Nos llevamos muy bien. Allí todos son mis amigos. Antes no, porque bebía un poquito, pero me han ayudado a quitarme y estoy encantado de la vida. Todos me quieren y tengo un compañero de habitación muy bueno que se llama Paco”, asegura el anciano.

Juan, que ahora tiene 70 años, considera el Hogar Residencia San Pablo de Cáritas como su casa y asegura que querría “morir allí cuando sea viejo” porque, según afirma, su vida sin Cáritas sería “estar por ahí tirado, debajo de un puente”.

Para él, Cáritas es su vida porque “ha hecho mucho por mí y lo está haciendo. Todo el tiempo que me queda tengo que hacerlo ahí [en la Residencia Hogar San Pablo] y estoy feliz”.

Por eso anima a que quien necesite ayuda “que acuda a Cáritas”.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Vivía bajo un puente y no tenía recursos pero Cáritas cambió su vida Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos