El sacerdote que necesita la Iglesia hoy


Desde el Departamento de ministerios ordenados y vida consagrada de la Conferencia Episcopal Colombiana se ha venido trabajando en este Encuentro realizado en Antioquia, Colombia. El Padre Juan Alvaro Zapata, director de dicho departamento en mención junto con el Padre José Siler Grisales y el Padre Alexis Gil presentaron hace unos meses el proyecto de lo que fuera ese Encuentro a la Comisión de Obispos, quiénes aprobaron su realización.

Hoy 25 de septiembre ha concluido este Encuentro Nacional que desde el día 22 ha reunido a aproximadamente a más de 80 sacerdotes venidos de todas las jurisdicciones del país. Este grupo si bien es cierto es reducido para la cantidad de sacerdotes que ejercen su ministerio en este país, ha sido un aliciente para los organizadores ya que durante muchos años no se hacía esta actividad y en medio de tantas responsabilidades han sido varios los que han acogido la invitación.


La convocatoria ha sido abierta; no sólo han sido invitados los sacerdotes diocesanos sino también sacerdotes de comunidades religiosas. Asimismo, cuenta el Padre Juan Alvaro que los participantes han sido de todas las edades y eso ha sido muy importante para compartir experiencias y edificar con el testimonio.


El objetivo de este Encuentro Nacional ha sido “ofrecer una renovación sacerdotal, una revisión de la experiencia espiritual y acercar un “oasis” para encontrarse y compartir experiencias en medio de una realidad tan compleja”, declaró el Padre Juan Alvaro


A parte de los sacerdotes organizadores estuvieron también presentes en el Encuentro: Monseñor León Fidel quien presidió la Eucaristía de apertura, Monseñor Guillermo Melguizo, Monseñor Elkin Álvarez, Obispo Auxiliar de Medellín y el Padre Julián Alberto Chávez.


“En el Seminario no se termina todo”


El Encuentro Nacional Sacerdotal ha sido fruto de las reflexiones previas que se han tenido desde el Departamento de ministerios ordenados y vida consagrada. El esquema que se ha realizado ha querido dar luces a los sacerdotes desde su identidad, su espiritualidad y su misión. Esto con intención de dar solución a la crisis de vocaciones que se vive en la Iglesia ya que uno de los motivos es la falta de testimonio. Asimismo, se ha querido recordar y renovar a los sacerdotes en su formación; ya que en el Seminario no termina todo, el sacerdote necesita constantemente espacios de formación integral que le permita vivir según su vocación y responder a su misión según su consagración.


El diagnóstico previo realizado por el Departamento se ha hecho a través del acompañamiento que se da a los Seminarios y a las jurisdicciones en todo el país, pues se han percibido problemas que han evidenciado algunas falencias en seminaristas o sacerdotes que se acostumbran a su ministerio y dejan de anunciar con alegría y fidelidad el Evangelio.


La dinámica durante todo el Encuentro ha sido de ponencias y trabajos en grupo con la intención de que los sacerdotes participantes compartieran sus experiencias que en muchos casos son similares y se vuelven iluminadoras de unos para otros, también la intención fue que juntos plantearon acciones concretas para promover en las distintas jurisdicciones. Y los temas que se han reflexionado han sido: -Grandes retos y desafíos de realidad actual, -La dimensión humana en la formación, - Fraternidad y amistad sacerdotal y –El papel de María en la vida del sacerdote.


A lo largo del Encuentro las enseñanzas del Papa Francisco han estado muy presentes, sobre todo para comprender y renovarse en la misión. Y entender ésta a la luz de la espiritualidad sacerdotal que en el mundo de hoy tiene nuevas características y exige en los presbíteros madurez para vivirla con fidelidad a su ministerio.


Retos y desafíos del sacerdote en Colombia


El Padre Juan Alvaro Zapata, compartió con nosotros los retos y desafíos que él considera que tiene el sacerdote en este país que ha dado muchas vocaciones a la Iglesia:

Entre los retos:

El ingreso creciente del secularismo que va alejando a muchos sacerdotes de la vivencia fiel de su llamado y misión o que los vuelve indiferentes o los pervierte llevándolos a un sincretismo en su vida de fe.

La no transmisión de la fe desde el hogar.

La ausencia en temas de reconciliación y paz en la sociedad.

La tentación de comerciar con la fe.

Y frente a estos retos les responde estos desafíos:

El vivir siempre con coherencia, radicalidad y testimonio su vocación.

El crear nuevos modelos que permitan la iniciación cristiana. Buscar nuevas maneras y métodos.

El ser profeta y sacerdote siendo motor de paz frente a una sociedad que ha hecho callar por miedo a perder la vida.

El poner todos los medios y la consecuencias de recursos para sembrar el Evangelio.


Renovación personal que renueva la comunidad


Hace más de un año el Papa Francisco dijo a los sacerdotes en la 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones: "Conscientes de haber sido elegidos entre los hombres y constituidos en favor de ellos para cuidar las cosas de Dios, ejerzan con alegría y caridad sincera la obra sacerdotal de Cristo, con el único anhelo de gustar a Dios y a no a ustedes mismos".


Este Encuentro Nacional Sacerdotal no sólo espera traer frutos en la vida de los sacerdotes participantes sino en sus respectivas comunidades de misión. El Padre Juan Alvaro espera que los sacerdotes sean multiplicadores de esta experiencia y que su testimonio favorezca a los sacerdotes que no pudieron participar y a la comunidad en la que sirven.



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets