La voz de los familiares ayuda a salir antes del coma


La voz de los seres queridos ayuda a las personas en coma a despertarse más rápidamente: ha sido demostrado, por primera vez, por los científicos de la Northwestern University, en Illinois, Estados Unidos. El Daily Telegraph (25 de enero) explica que los científicos han puesto las grabaciones realizadas por los miembros de las respectivas familias cuatro veces al día a seis pacientes en coma.

Beneficios durante las resonancias magnéticas


Los pacientes, sometidos a una ecografía mientras la voz grabada hablaba, han mostrado un aumento del nivel de oxigenación de la sangre en las regiones de la comprensión del lenguaje y de la memoria a largo plazo.


Los investigadores, cuyo estudio ha sido publicado por el diario de sector Neurorehabilitation and Neural Repair, observaron que los progresos mayores se registraron en las primeras dos semanas de tratamiento, mientras que en los sucesivos mejoramientos, confirmándose realmente, continuaban más lentamente (scienze.fanpage.it, 26 enero).


Una ayuda para las familias


Los investigadores dicen que la terapia, llamada Familar Auditory Sensorial Training (FAST), ayuda no sólo a los pacientes, sino también a las familias.


Theresa Pape, neurocientífica en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, subrayó que “las familias se sienten impotentes y sin control, cuando una persona querida está en coma. Es una sensación terrible para ellas. Saber que sus voces pueden incentivar la mejoría, les da un sentido de control sobre el restablecimiento del paciente y la posibilidad de ser parte del tratamiento” (medcitynews.com, 26 enero).


“¿Me compras nuggets de pollo?”


Anécdotas, chistes, pero también comentarios de fotos antiguas: todo ha resultado útil para salir del coma. Corinto Catanus, por ejemplo, grabó una serie de pequeñas historias para el marido Godfrey, ex ministro de la juventud de California, que estaba en coma hacía tres meses.


“Las historias – cuenta la mujer – han ayudado a Godfrey a recuperarse del coma, y me ha ayudado a sentir que podía hacer algo por él. Y esto me ha dado esperanza”.


La voz de la señora Catanus, grabada en un CD, le ha recordado al marido, por ejemplo, que en la mañana ella quería nuggets de pollo durante su segundo embarazo (medicaldaily.com, 25 enero).



La voz de los seres queridos ayuda a las personas en coma a despertarse más rápidamente: ha sido demostrado, por primera vez, por los científicos de la Northwestern University, en Illinois, Estados Unidos. El Daily Telegraph (25 de enero) explica que los científicos han puesto las grabaciones realizadas por los miembros de las respectivas familias cuatro veces al día a seis pacientes en coma.

Beneficios durante las resonancias magnéticas


Los pacientes, sometidos a una ecografía mientras la voz grabada hablaba, han mostrado un aumento del nivel de oxigenación de la sangre en las regiones de la comprensión del lenguaje y de la memoria a largo plazo.


Los investigadores, cuyo estudio ha sido publicado por el diario de sector Neurorehabilitation and Neural Repair, observaron que los progresos mayores se registraron en las primeras dos semanas de tratamiento, mientras que en los sucesivos mejoramientos, confirmándose realmente, continuaban más lentamente (scienze.fanpage.it, 26 enero).


Una ayuda para las familias


Los investigadores dicen que la terapia, llamada Familar Auditory Sensorial Training (FAST), ayuda no sólo a los pacientes, sino también a las familias.


Theresa Pape, neurocientífica en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, subrayó que “las familias se sienten impotentes y sin control, cuando una persona querida está en coma. Es una sensación terrible para ellas. Saber que sus voces pueden incentivar la mejoría, les da un sentido de control sobre el restablecimiento del paciente y la posibilidad de ser parte del tratamiento” (medcitynews.com, 26 enero).


“¿Me compras nuggets de pollo?”


Anécdotas, chistes, pero también comentarios de fotos antiguas: todo ha resultado útil para salir del coma. Corinto Catanus, por ejemplo, grabó una serie de pequeñas historias para el marido Godfrey, ex ministro de la juventud de California, que estaba en coma hacía tres meses.


“Las historias – cuenta la mujer – han ayudado a Godfrey a recuperarse del coma, y me ha ayudado a sentir que podía hacer algo por él. Y esto me ha dado esperanza”.


La voz de la señora Catanus, grabada en un CD, le ha recordado al marido, por ejemplo, que en la mañana ella quería nuggets de pollo durante su segundo embarazo (medicaldaily.com, 25 enero).



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets