El México que espera a Papa Francisco, víctima de la violencia

El primer viaje internacional programado para 2016 del Papa Francisco es a México. El Pontífice estará en tierras mexicanas del 12 al 17 de febrero. Tendrá que enfrentar un país que lidera al Continente americano en una materia muy triste. Lamentable. El asesinato de sacerdotes.

Cuando parecía que cerraba 2015 con dos sacerdotes asesinados y dos desaparecidos (de los que, se presume, también han sido ultimados por el crimen organizado), en vísperas de Navidad otro sacerdote perdió la vida, víctima de las balas de quienes tienen en nada la dignidad sacerdotal en México.

Esta vez tocó el turno al párroco del templo de San Benito Abad, Israel Garrido Omaña, fraile benedictino, quien recibiera varios disparos el pasado 13 de noviembre del 2015 en el poblado de Tepojaco, Estado de México, cercano a Ecatepec, donde el Papa Francisco oficiará una Misa multitudinaria el 14 de febrero próximo.

El fraile benedictino murió a las 9 pm del día 23 de diciembre de este año, tras una larga y complicada agonía producto de las heridas recibidas en su cuerpo.

De acuerdo a las informaciones recuperadas por el Centro Católico Multimedial, entidad que se ha encrgado de seguir los crímenes, secuestros e intentos de extorsión a los sacerdotes, religiosos, seminaristas y laicos mexicanos, ese día el padre Israel se encontraba a las 23:00 horas en una tienda de conveniencia cerca del Centro Escolar del Lago, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta se acercaron a él y sin mediar palabra le dispararon en varias ocasiones.

Las balas se alojaron en varias partes de su cuerpo del sacerdote quien fue trasladado en estado crítico al hospital.

“Hasta la fecha se desconoce si el altercado fue un intento de robo o algún tipo de venganza. Las investigaciones siguen su curso para determinar con exactitud el móvil”, según el comunicado del Centro Católico Multimedial.

Con la muerte del padre Israel Garrido, son tres los sacerdotes asesinados en México durante el 2015.

El padre Francisco Javier Gutiérrez Díaz, fue secuestrado y asesinado el lunes 6 de abril en un paraje del Estado de Guanajuato y el padre Erasto Pliego de Jesús fue secuestrado el viernes 13 de noviembre y encontrado sin vida, dos días después, en un sembradío de la colonia La Granja, en las inmediaciones del municipio de Nopalucan, estado de Puebla.

Actualmente la cifra en lo que va del mandato de Enrique Peña Nieto como prsidente de México, asciende a 12 víctimas, perfilándose, ya, como el período más sangriento en contra de religiosos católicos en la historia moderna de México.

Seguramente será preguntado por el Papa Francisco acerca de esta dolorosa realidad y de las medidas que el gobierno mexicano debe tomar para proteger a los sacerdotes de las bandas criminales.

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets