Con 98 años y habiendo perdido a su esposa, no se da por vencido

Hay una famosa frase de Madre Teresa de Calcuta: “Ama hasta que te duela”. Pues bien, la historia de Leo es una historia de un gran amor, con una elevada dosis de dolor.

Leo, de 98 años, perdió a su mujer y cayó en una dura depresión, hasta que decidió salir de ella de una forma inesperada. Se puso al servicio de su comunidad y de los más necesitados, cocinando.

Transformó su tristeza en energía positiva y fuerza para cocinarle pasteles a los pobres de su cuidad.

Además, empezó a colaborar con ONG’s y es muy querido en su comunidad por su empeño y amor.

Los vecinos dicen que sus pasteles y tartas son realmente deliciosos.

Mira a Leo y conoce su historia:

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets