VIDEO E IMÁGENES: Sentimiento y amor de los celayenses a la Inmaculada, en su Panegírico


Y ¡Oh tú, Celaya!...
Pues que te llamas la ciudad Mariana
y, por lo mismo, la ciudad Gloriosa!
Fray Manuel Martínez de Navarrete
Panegírico a la Inmaculada, canto III


Eugenio Amézquita Velasco

Con un asistencia que superó las expectativas y donde la emoción y los sentimientos a la Virgen Maria se hicieron manifiestos, el templo de San Francisco vivió una vez mas el Panegírico en Honor a la Inmaculada Concepción de María, con una presencia y participación del Coro y Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Celaya y la asistencia de la comunidad de Frailes Franciscanos del mismo templo y convento y del Filosofado del Templo de la Cruz, de Querétaro.

Previamente, a las 16:00 horas, se realizó el ensayo del Poema y la música del Panegírico, bajo la dirección de Mons. Alejandro Montes Ávalos, para posteriormente, a las 19:30 horas, diera inicio el monumental acto de devoción a la Purísima Concepción, Reina, Patrona y Madre de todos los celayenses.




Por el pasillo central, los tres panegiristas arribaron al punto donde se encontraban el Provincial de la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán, Fray Flavio Chávez OFM, acompañado por su Vicario Provincial, Fray Gerardo Frausto Rivas OFM así como por el padre guardián del Convento, Fray Arturo Ríos Lara OFM, a los pies de la imagen de la Inmaculada Concepción, centenaria y que se remonta a los orígenes de Celaya.

Ahí, el Provincial bendice a Fray Manuel Mendoza OFM, a Fray Ignacio de María Perez Moreno OFM y al seglar Hugo Agustín Gallardo, diputado de la Virgen -vestido con birrete y esclavina a la antigua usanza- se dirigen posteriormente a declamar el poema respectivamente los Cantos I, II y III escrito en el siglo XVIII, por Fray Manuel Martínez de Navarrete OFM, y la música, en el siglo XX, por el maestro Agustín González.

Se da lectura a una nota introductoria explicativa, que explica la historia del Panegírico hasta llegar a las composiciones actualmente presentadas en esta ocasión.

Inicia la orquesta y el Coro con la introducción y durante cerca de hora y media, los asistentes literalmente quedan embelesados y fijos en las palabras y la música, para que al final, los aplausos y de pie lanzaran vivas a la Inmaculada Concepcion, aumentando la emoción del momento y ratificando una vez mas que la Virgen María es la llena de gracia, la bendita entre todas las mujeres.

Cierra este concierto del Panegírico con dos piezas que de inmediato fueron reconocidas y entonadas por los asistentes: Salve Aurora Bella y el Himno Celayense, que de pie fue entonado por los asistentes con emoción y nudos en la garganta al iniciar el mismo con las palabras ¡Celayenses....!

El padre guardián presenta a todos y cada uno de los participantes así como al Coro y Orquesta para finalizar con la bendición del Padre Provincial a todos los asistentes, en medio de la alegría y la paz que este acto de devoción ala Purísima Concepción dejó en los ánimos de los celayenses y de los visitantes.






























Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets