728x90 AdSpace

Artículos
domingo, 21 de octubre de 2018

“¡México, por humanidad, déjanos pasar!”

El llanto de los niños pequeños desgarra América. Y al mundo.

Las escenas que se han vivido este fin de semana en la frontera sur de México, en el río Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala, recuerdan en mucho las de la isla de Lesbos: niños en brazos desesperados, mujeres rotas de cansancio, gente derribando mallas, enfrentando policías, arrastrando frustración y amargura: pobreza y dolor.

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advertía una vez más que no iba a permitir el paso de “delincuentes” a su país e instaba a México a detenerlos, la organización global que defiende los derechos humanos, Amnistía Internacional (AI), hacia un llamado al gobierno mexicano a “escuchar las historias de las personas que huyen de Honduras e informarles de su derecho a solicitar asilo”.

México desplegó un destacamento de la Policía Federal en el puente sobre el río Suchiate y en las inmediaciones de Ciudad Hidalgo para evitar el paso indiscriminado de la Caravana de Migrantes procedente de Honduras. Unas 3.000 personas, entre ellas decenas de familias y niños, esperaban ser recibidos en México, pero se encontraron con una respuesta diferente.

“Las autoridades mexicanas no deberían adoptar el mismo enfoque que Trump, tratando a la gente como una amenaza a la seguridad. Estas familias merecen dignidad y respeto para garantizar que nadie sea devuelto ilegalmente a situaciones en las que podría correr el riesgo de sufrir daños graves debido a la violencia”, dijo la directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas.

La organización publicó recientemente un informe que demuestra que el gobierno mexicano está incumpliendo con sus obligaciones de respetar los derechos de las personas que necesitan protección internacional. El informe reveló que, de un grupo de personas encuestadas por AI detenidas por las autoridades migratorias mexicanas, 75 por ciento de ellas no fueron informadas de su derecho a solicitar asilo en México.

“Las autoridades mexicanas deben respetar el derecho internacional e identificar las necesidades de cada uno de los miembros de la caravana, evitando a toda costa la detención de migrantes y prohibiendo la detención de niños”.

Migrar sin papeles no es un delito, y muchas de estas personas podrían estar huyendo de la violencia en su país de origen con la intención de buscar asilo en México. Prohibir la entrada de estas personas a México y devolverlas a Honduras sería una violación del derecho internacional, señala el pronunciamiento de AI.

Ante esta circunstancia, la tarde de este sábado México recibió a casi 400 personas de la Caravana Migrante. Antes habían derribado las vallas, se habían enfrentado contra la policía gritando, sobre todo las madres con niños en brazos: “¡México, por humanidad, déjanos pasar!” El viernes ingresaron cerca de 300 personas.

Las mujeres y niños son los primeros que son registrados y enviados a un albergue en la ciudad de Tapachula, a unos cuarenta kilómetros de la frontera, en donde podrán comenzar sus trámites de asilo o paso temporal. La angustia sigue.

Y el llanto de los niños pequeños desgarra América. Y al mundo.

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: “¡México, por humanidad, déjanos pasar!” Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos