Para Trump, no todos los nacidos en EEUU son estadounidenses

Se plantea eliminar en Estados Unidos la ciudadanía por nacimiento

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dejado caer otra bomba de precisión en el corazón de un país hecho de inmigrantes: planea firmar una orden ejecutiva que eliminaría el derecho a la ciudadanía para los bebés de no ciudadanos e inmigrantes no autorizados nacidos en territorio estadounidense.

Esto lo dio a conocer el día de ayer, martes, en una entrevista exclusiva para la serie “Axios en HBO”. Se trata de un nuevo documental en cuatro partes, mismo que debutará en HBO el próximo domingo por la tarde en Estados Unidos. Tras está declaración, la serie va a tener una audiencia muy grande.

¿Por qué es importante?

Aunque la mayor parte de los especialista en el tema han adelantado su opinión sobre el tema, precisando que sería difícil que Trump lo consiguiera, de hacerlo, este sería el movimiento más dramático hasta ahora en la campaña de inmigración de línea dura del presidente.

Trump le dijo a “Axios en HBO” que su idea de acabar con la ciudadanía por derecho de nacimiento fue planeada por su abogado y que tiene pensado continuar con el movimiento altamente controvertido, que seguramente enfrentará desafíos legales.

Trump le dijo a los entrevistadores que no se necesita –para parar esto que consideró “ridículo”—una enmienda constitucional, sino que lo puede hacer con una orden ejecutiva emanada del propio presidente.

“Somos el único país del mundo donde una persona viene y tiene un bebé, y el bebé es esencialmente un ciudadano de los Estados Unidos (…) con todos esos beneficios”, dijo Trump a “Axios en HBO”. Y agregó: “Es ridículo. Es ridículo. Y tiene que terminar”.

Lo que Trump dice no es del todo verdad. No es el único país en el mundo que proporciona la ciudadanía por nacimiento. De hecho hay más de 30 países, la mayoría en el hemisferio occidental, que así lo tienen legalizado.

¿Cómo se enteraron los entrevistadores?

Durante la entrevista, después que Trump afirmara que la orden ejecutiva está en proceso, pero que va a ser llevada a cabo, el presidente se mostró sorprendido de que los entrevistadores de “Axios en HBO” supieran algo que solo él tenía conocimiento.

Se trataba de un “plan secreto”. Y así lo dio a entender cuando exclamó: “No creía que nadie lo supiera sino yo. Pensé que yo era el único”.

Lo cierto es que “Axios en HBO” había estado trabajando durante semanas en una historia sobre los planes de Trump para eliminar la ciudadanía por nacimiento, basada en conversaciones con varias fuentes, incluida una cercana a la oficina del Consejo de la Casa Blanca.

Los desafíos legales obligarían a los tribunales a decidir sobre un debate constitucional sobre la Enmienda 14 de la Constitución de Estados Unidos, que dice: “Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado en el que residen”.

¿Cuáles son los antecedentes?

De acuerdo con un estudio de 2016 realizado por Pew Research Center, entre 1980 y 2006, el número de nacimientos de inmigrantes no autorizados, que los opositores de la ciudadanía por nacimiento reconocen como “bebés ancla”, se disparó hasta alcanzar un máximo de 370.000. Luego disminuyó ligeramente durante y después de la gran recesión de 2008.

La Corte Suprema de Estados Unidos ya ha dictaminado que los niños nacidos de inmigrantes que son residentes permanentes legales tienen ciudadanía.

Pero aquellos que reclaman la Enmienda 14 no deben aplicar a todos, señalando el hecho de que no ha habido ninguna decisión sobre un caso que involucre a inmigrantes ilegalmente en el país o aquellos con estatus legal temporal.

Pocos eruditos constitucionales y de inmigración creen que está dentro del poder del presidente cambiar la ciudadanía por nacimiento, dijo a “Axios en HBO” el ex abogado jefe de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos, Lynden Melmed.

Pero algunos líderes conservadores, del círculo cercano al presidente han argumentado que la Enmienda 14 solo tenía la intención de otorgar la ciudadanía a los niños nacidos en los Estados Unidos a residentes permanentes legales, no a inmigrantes no autorizados o con visas temporales.

Y ya se sabe que Trump le ha declarado la guerra a los inmigrantes no autorizados, aunque sean bebés inocentes, nacidos en territorio estadounidense por voluntad de sus padres.

*Con información de Axios*

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets