728x90 AdSpace

Artículos
sábado, 20 de octubre de 2018

Proclaman beato al sacerdote jesuita Tiburcio Arnaiz en España



MADRID, 20 Oct. 18 (ACI Prensa).- El Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, presidió hoy en la Catedral de Málaga (España) la Misa por la beatificación del sacerdote jesuita Tiburcio Arnaiz, y destacó su “vida espiritual intensa, que encontró su culmen en la oración y en la Eucaristía”.

En la ceremonia, a la que asistieron más de 8.500 personas, el Cardenal Becciu destacó que “el Beato Tiburcio Arnaiz Muñoz, con el intenso sabor de su fiel testimonio del Evangelio hasta el heroísmo, supo impregnar de la doctrina de Cristo el ambiente en el que vivió, contribuyendo así a la misión de la Iglesia en el mundo”.

“El intenso y fructífero ministerio apostólico de este celoso sacerdote e hijo espiritual de San Ignacio de Loyola se ejerció sobre el fundamento de la fe y de la caridad, todo orientado a la edificación de las almas y a la salvación de quienes fueron objeto de su cuidado pastoral”.

El P. Arnaiz nació en Valladolid (España) en 1865, y fue ordenado sacerdote en 1890. Entró en la Compañía de Jesús (jesuitas) el 30 de marzo de 1902.

Desarrolló su ministerio pastoral principalmente en Málaga entre 1912 y 1926, año de su muerte.

Desarrolló una importante catequesis en sectores rurales, dedicando su apostolado a todas las clases sociales.

Su entrega al apostolado era tan intenso que en las misiones el hoy beato no dormía en su cama, sino que descansaba sentado en una silla o en el suelo, brevemente.

Trataba además de comer poco y rápidamente, para dedicarle todo el tiempo posible a confesar, predicar y atender a los enfermos.

El Cardenal Becciu se preguntó en su homilía: “¿De dónde provenía todo este ardor apostólico del Beato Tiburcio Arnaiz Muñoz? De una vida espiritual intensa, que encontró su culmen en la oración y en la Eucaristía: precisamente de aquí él obtenía la fuerza para poder gastarse sin reservas en el ministerio sacerdotal”.

“Esta unión con el Señor, fruto de la fe, era la razón de su esperanza y se manifestaba después en el amor a los demás”, aseguró.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Proclaman beato al sacerdote jesuita Tiburcio Arnaiz en España Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos