728x90 AdSpace

Artículos
miércoles, 7 de noviembre de 2018

La Basílica de Guadalupe y Ciudad de México abrazan las caravanas de migrantes

En los últimos días han llegado más de 5.000 migrantes a México

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Ya no es una, son varias.  Ya no son 3.000 personas.  Pueden llegar a la Ciudad de México 6.000 migrantes en las próximas horas.  Ya no vienen solo de Honduras, otras caravanas vienen El Salvador, Guatemala…

Unos van a regresar, otros se van a quedar en México.  Y los más osados, incluso los que quieren hacer daño, van a enfrentar a Trump, o se van a colar a Canadá.

Son las caravanas que han puesto en jaque al sistema migratorio internacional (no nada más a Estados Unidos o México) y dejado al descubierto el rostro de la corrupción y la violencia que aqueja a nuestra región y a otras regiones del planeta.

Lejos de lo que ocurre normalmente al paso anual de –aproximadamente— 400.000 migrantes provenientes de América Central, del Caribe y de muchos otros puntos geográficos del planeta (por ejemplo, de África), en esta ocasión y por la cobertura mediática, las caravanas han encontrado un México que los cuida, los acoge, vela por su bienestar y mantiene alejadas a las mafias de “polleros”, agentes migratorios, tratantes de personas, extorsionadores y narcotraficantes.

Un país con que actúa con los migrantes de manera similar a la labor que, durante años, ha estado haciendo con ellos la Iglesia católica y otras denominaciones religiosas.

“Nos sentimos protegidos. Hay personas de derechos humanos, monjas, la Iglesia Católica, la Cruz Roja”, dijo Edwin Paz, un mecánico de 41 años que salió de Honduras el 12 de octubre con su esposa, embarazada de dos meses y medio, y un hijo adolescente.

Las parroquias del sur de México han alimentado a los migrantes y han recolectado ropa y zapatos para ellos. Algunos mexicanos de medios humildes han ofrecido lo que pueden: platos de frijoles, arroz y tortillas; bolsas de plástico llenas de agua y ropa de uso suave. También cobijas, chamarras, suéteres, porque el frío arrecia en el centro del país en este mes de noviembre.

En múltiples templos se han habilitado los salones parroquiales para darles cabida.  Y en este momento, en la capital de la República, la Basílica de Guadalupe, entre otros refugios como el centro deportivo de la “Magdalena Mixchuca”, está recibiendo a las caravanas con toda la solidaridad cristiana y humana con la que México solía acoger al refugiado.

Entre martes y miércoles han llegado a la capital del país 5.500 migrantes: 70 por ciento son varones, 20 por ciento mujeres y 10 por ciento son niños de acuerdo con los informes del Gobierno de la Ciudad de México y del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR),  La mayor parte de ellos se encuentra en el Estadio Jesús Martínez, a un costado del Autódromo “Hermanos Rodríguez”, donde hace un par de semanas se celebró la carrera de Fórmula 1 en la que obtuvo su quinto título mundial el piloto inglés Lewis Hamilton.

Otras caravanas vienen pisando los talones de la que partió de San Pedro Sula (Honduras).  Aprovechando el momento, unas vienen de El Salvador y otras de Guatemala.  También hay africanos entre ellos.  Y haitianos.

Todos en busca del “sueño americano” aunque el presidente Trump haya dicho que no pasará uno solo.  Y que si tiran piedras a sus soldados (cerca de 7.500 en la frontera de Texas), “serán aprehendidos” e inmediatamente deportados.

Todos en vilo por el resultado de las elecciones intermedias en Estados Unidos.

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: La Basílica de Guadalupe y Ciudad de México abrazan las caravanas de migrantes Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos