Papa Francisco recuerda el martirio del cristiano pakistaní Shahbaz Bhatti



VATICANO, 30 Nov. 18 (ACI Prensa).- El Papa Francisco recordó este viernes el martirio del líder católico Shahbaz Bhatti, asesinado en 2011 por fundamentalistas musulmanes en Pakistán y pidió que su testimonio “valga para decir la fe humilde y valiente en el Señor Jesús”.

El Santo Padre dijo estas palabras al recibir este 30 de noviembre en audiencia a la Asociación Misión Shahbaz Bhatti en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico, donde envió sus saludos especiales “a todos los cristianos de Pakistán, especialmente a los que viven en las situaciones más difíciles”.

Tras agradecer el saludo de Paul Bhatti, hermano del asesinado ministro, el Santo Padre rindió “homenaje a la memoria del querido hermano Shahbaz. Me alegra saber que hoy él es amado y estimado por muchos en Pakistán y que su sacrificio está dando frutos de esperanza”.  

“Que el testimonio de Shahbaz Bhatti, y de tantos otros mártires de nuestro tiempo, valga para decir la fe humilde y valiente en el Señor Jesús y la capacidad de colocar amor donde hay odio”, destacó.

Shahbaz Bhatti, ministro federal para las minorías religiosas en Pakistán, y que en distintas ocasiones había expresado su oposición a la Ley de Blasfemia, fue asesinado en marzo de 2011 al salir de su casa mientras se encontraba en su automóvil.

Bhatti era el único cristiano del gabinete de Pakistán, país en el que el 95% de la población profesa el islam.

En esta línea, el Papa dijo que al pensar en Shahbaz Bhatti cabría también para el líder pakistaní la palabra de Jesús: “Si el grano de trigo cae en el surco y no muere no da fruto,pero si muere da mucho fruto”, porque su muerte puede ser vista como un “fruto de diálogo, de comprensión, de reconciliación, fruto de fortaleza, de valentía, de ternura”.

“Uno de los frutos del sufrimiento de los cristianos es la multiplicación de grupos y asociaciones –como la suya– que tienden puentes a través del mundo, superando diferencias de idioma, cultura y a veces también de religión”, aseguró.

De este modo, el Santo Padre los animó a seguir adelante con “este estilo evangélico que une firmeza y mansedumbre, para asegurar la asistencia a las víctimas de acusaciones falsas, y al mismo tiempo, realizar signos concretos de lucha en contra de la pobreza y de las esclavitudes modernas”.

Por último, el Pontífice animó para que los miembros de esta Asociación, “apoyados por la oración y la solidaridad efectiva de tantos”, puedan extender su acción en todas las zonas de Pakistán en donde “los cristianos y las otras minorías presentes, y que lamentablemente, son también discriminadas y objeto de abusos y violencias”.

Shahbaz Bhatti fue un líder católico que luchó por la libertad religiosa y la paz en Pakistán. Se opuso a la ley de blasfemia, la cual castiga, incluso con la pena de muerte, a quien ofende al Corán o a Mahoma y que es empleada contra los cristianos y otras minorías religiosas. Su labor suscitó el odio de los extremistas musulmanes que planearon eliminarlo.

En el año 2009 Bhatti fue amenazado por defender a Asia Bibi, una cristiana acusada falsamente de blasfemia que este año fue absuelta por el Tribunal Supremo de Pakistán. Aunque fue liberada, el Gobierno no le ha dejado salir del país para calmar a las turbas de extremistas musulmanes que aún exigen su ejecución.

Shahbaz Bhatti sabía que podía ser asesinado a causa de su fe y grabó un mensaje en video: “Quiero compartir que yo creo en Jesucristo, que ha dado su vida por nosotros. Sé cuál es el significado de la ‘cruz’ y lo seguiré a Él hasta la cruz. Oren por mí y por mi vida”.

“Soy un hombre que ha quemado sus puentes. No puedo y no volveré atrás en esta tarea. Lucharé contra el fanatismo y lucharé hasta la muerte para defender a los cristianos”, dijo Bhatti a la agencia vaticana Fides antes de su asesinato.

El 2 de marzo del 2011, cuando el ministro de 42 años salía en auto de su casa rumbo a la oficina, tres talibanes enmascarados colocaron su vehículo junto al suyo. Descendieron y le dispararon durante dos minutos. Junto al cadáver dejaron unos panfletos donde se referían a Bhatti como un “cristiano infiel” y que llevaban la firma de “Taliban al-Qaida Punjab".

En el año 2016, cinco años después de la muerte de Bhatti, los obispos de Pakistán anunciaron el inicio de las investigaciones para la apertura de la causa de beatificación del ministro cristiano.

 

 

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets