Venezuela: Iglesia condena y pide perdón ante abuso sexual de sacerdote

El padre Iván Merino -Orden de los Agustinos Recoletos- abusó de una niña de 12 años. Ha sido suspendió del ejercicio sacerdotal y puesto a la orden de las autoridades civiles de Venezuela

La tolerancia cero contra los depredadores sexuales de menores ha tomado forma concreta en la iglesia de Venezuela, donde la Arquidiócesis de Maracaibo emitió un comunicado este 28 de noviembre condenando la actitud del padre Ivan Merino Padual, perteneciente a la Orden de los Agustinos Recoletos, quien fue detenido el pasado fin de semana por cometer abuso sexual contra una niña de 12 años.

El comunicado firmado por el arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor José Luis Azuaje Ayala, y su obispo auxiliar, monseñor Ángel Caraballo está dirigido y con la “obligación de informar”, a los presbíteros, religiosas y laicos de esta arquidiócesis situada al occidente de Venezuela.

“Pedimos perdón a la menor de edad, sus familiares y a toda la comunidad eclesial, por el daño que han sufrido en nuestro seno, pudiendo llegar a dudar de su fe, por el pecado de quien está llamado a cuidarlos y animarlos en el camino del seguimiento fiel a Jesucristo”, dice el comunicado.

Francisco pide “Tolerancia cero”

“Manifestamos nuestra más firme y contundente condena a esta acción lasciva y a toda forma de abuso sexual, especialmente si dicho acción es cometida por un sacerdote”, refiere el mensaje de la Arquidiócesis de Maracaibo.

Las autoridades eclesiales citan las palabras del Papa Francisco del 28 de diciembre de 2016. “La Iglesia llora con amargura este pecado de sus hijos y pide perdón (…) Renovamos todo nuestro empeño para que estas atrocidades no vuelvan a suceder entre nosotros. Tomemos el coraje necesario para implementar todas las medidas necesarias y proteger en toda la vida de nuestros niños, para que tales crímenes no se repitan más. Asumamos clara y lealmente la consigna ‘tolerancia cero’ en este asunto”.

Por tal motivo, la Orden de los Agustinos Recoletos, congregación a la que pertenece el padre Iván Merino, “ya inició el proceso previsto en el Código de Derecho Canónico, en las Normas de los Delitos Más Graves y en el Protocolo establecido por la Conferencia Episcopal Venezolana para estos casos, a fin de que se restituya la justicia, se repare el escándalo y se reforme al clérigo culpable”.

Igualmente, la iglesia marabina acatando y respetando las leyes propias del Estado de la República Bolivariana de Venezuela, decide prohibir al padre Iván Merino el ejercicio del ministerio sacerdotal en la Arquidiócesis de Maracaibo.

“Manifestamos nuestro compromiso de velar que, situaciones como esta no se presenten en el seno de nuestra Iglesia local y hacemos nuestras las palabras: “la gente debe saber que en el sacerdocio y en la vida religiosa no hay lugar para quien podría hacer daño a los niños y a los jóvenes”, dicen citando a San Juan Pablo II (23, 01.2012).

“Nuestro dolor y nuestra vergüenza por los pecados de algunos miembros de la Iglesia, y por los propios, no deben hacer olvidar cuántos sacerdotes dan la vida por amor: predican la palabra de Dios, administran los sacramentos, luchan por la justicia y caridad, hacen obras de caridad y están al lado de los más pobres”, dice el comunicado.

“Rogamos a todos orar unos por otros por el perdón de nuestras faltas, y para que el Espíritu Santo nos conceda una Iglesia que “sea un vivo testimonio de verdad y libertad, de paz y justicia, para que todos los hombres se animen con una nueva esperanza”, concluye el comunicado pidiendo “a la Santísima Virgen que, cuide de nuestros niños y niñas y los libre de cualquier mal y peligro”.

Los hechos: El sacerdote reconoció el delito

Según los medios locales, el religioso fue detenido el pasado sábado 24 de noviembre por mantener una relación íntima con la menor de edad desde hace varios meses, indica el diario Panorama, citando a los vecinos de la Urbanización El Naranjal.

El sacerdote fue detenido cuando un funcionario del Cuerpo de Policía del Estado Zulia (Cpbez) sospechó de un vehículo que tenía mucho tiempo estacionado. Reportaron que en el interior del vehículo se encontraban dos personas realizando actos lascivos. Bajaron a las personas e identificaron a una niña, quien se encontraba sin su blusa.

En un video difundido en la red social Instagram, posterior a su detención, el sacerdote reconoció el vil hecho que ahora lo aleja de la condición de pastor de la iglesia, para lo cual fue consagrado ante Dios y su congregación religiosa.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets