728x90 AdSpace

Artículos
jueves, 6 de diciembre de 2018

“Minería ilegal en Venezuela financia a la guerrilla y el ELN de Colombia”

El Ejército de Liberación Nacional y la guerrilla tuvieron dos puntos de inflexión en 2018: uno, ingresaron con fuerza al interior de tierras venezolanas; dos, agregaron a sus fuentes de financiamiento el negocio de la minería ilegal, con ingresos similares a los del narcotráfico

La guerrilla colombiana dejó de pensar en el narcotráfico “como su única fuente de financiamiento” y pasó a tener la explotación del coltan, el oro y el diamante venezolanos como fuente de ingresos, “con el auspicio del Gobierno de Nicolás Maduro”, según denunció en entrevista exclusiva con Aleteia el presidente de la plataforma de investigación de frontera, FundaRedes.

Javier Tarazona, cuyos sus trabajos son citados por el sitio Insight Crime y quien acumula 18 denuncias formales este año en la Fiscalía del Ministerio Público de Venezuela, dijo además que el “acuerdo de paz y el triunfo de Iván Duque en Colombia impulsaron la incursión de la guerrilla y el ELN en Venezuela”.

Al brindar detalles sobre la actuación de los grupos irregulares, que han generado importantes reacciones binacionales del alto Gobierno, sostuvo que ambas agrupaciones criminales son bien recibidas en comunidades de la frontera colombo-venezolana por la población, principalmente porque –al mejor estilo de Pablo Escobar Gaviria- brindan los servicios que el Estado no da.

A tono con las denuncias realizadas por la periodista de investigación Sebastiana Barráez en diálogo con Aleteia, ratificó la presencia de los guerrilleros en estados del interior del país, y aseguró que esto ocurre con el visto bueno de la administración Maduro. Esto fue lo que contó a nuestra audiencia:

-¿Han recibido amenazas directas por las denuncias?

-Sí. FundaRedes está monitoreando la actuación de la guerrilla creando activistas y defensores para documentar la actuación de grupos irregulares en la frontera.

Recibimos medidas de protección por el Estado venezolano y sobre mi persona pesa una amenaza de muerte desde el año 2011, a pedido del Tribunal 4to. de Control de Táchira. Durante la primera amenaza, estaba como jefe de la Oficina en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL, Rubio).

Llegaron unos sujetos preguntando “por el profesor Tarazona que hace vocería contra grupos irregulares”. Y se volvió habitual la extorsión contra el personal docente, obrero y de servicios de la casa de estudios superiores.

Más tarde, el Tribunal 8vo de Control otorgó una medida de control y de patrullaje para la familia, que se cumplió durante un año y medio. Otra medida la retiró por decisión del Ministerio de Interior y Justicia.

En 2013, recibí llamada de miembros del ELN del municipio Rafael Urdaneta del estado Táchira (Delicias). Anunciaban que “por sapo me iban a matar”. Procedí a otro lugar del país donde estuve mes y medio, el Tribunal 4to de control del Táchira ordenó vigilancia policial permanente.

El gobernador Vielma Mora anunció ante la presión pública la que protegería mi vida. Hubo una reunión con él en las que se le presentaron denuncias y prometió que bloquearía la señal radial de los grupos irregulares en la entidad y que actuaría contra esos grupos; pero eso quedó en un compromiso y no pasó a mayores.

Además han afectado al equipo física y tecnológicamente. La página web de la Fundación fue atacada en 2016 y en principios 2017 tuvimos que migrar a un dominio fuera del país debido a la información sensible que publicábamos allí. Además, a parte del equipo de la Unidad de Investigación, nuestros periodistas, les han quitado sus equipos.

-¿Cambios importantes en la guerrilla este año?

-Los grupos irregulares y la guerrilla tienen un nuevo momento en 2018. Dos cosas: la firma del acuerdo de paz en Colombia, por la beligerancia de las FARC como partido político, que se viene a constituir además en Venezuela desde el año pasado como movimiento auspiciado por el gobierno venezolano.

Tenemos fotografías de las reuniones que se hacen en instancias del Estado para promover ese grupo político en el país, haciendo uso de  recursos de la nación, lo que es ilegal, inconstitucional e incongruente.

La venida de los disidentes del ELN que es un nuevo grupo, un Colectivo de Seguridad Fronteriza, o Colectivo del Pueblo, que no es otra cosa que una guerrilla nueva, que bajo el nombre de Colectivo pretende venderse como una agrupación que busca brindarle seguridad y protección a la población.

-Aleteia publicó, con base en entrevista a Sebastiana Barráez, que ha ido creciendo el ELN en Venezuela después de los acuerdos de paz. ¿Coincide usted con esa visión?

-Efectivamente. El acuerdo de paz no sólo moviliza al ELN hacia Venezuela sino que además lo hace la victoria de (Iván) Duque en Colombia, porque el Gobierno colombiano de Duque tiene mayor mano firme frente al Ejército de Liberación Nacional. Y es una de las razones por las cuales se vienen a territorio venezolano.

El Gobierno de Nicolás Maduro auspicia, respalda, apoya (a los irregulares) y es complaciente de la actuación de esta guerrilla. Y pasamos a vivir durante los meses de mayo, agosto y septiembre (2018) escenarios dantescos como el control de la minería en territorio venezolano: el 20 de mayo fueron tomadas diez minas por parte del ELN.

En 2018 se consolida una guerrilla que deja de pensar en el narcotráfico para pensar como única fuente de financiamiento y pasan a tener el tema del coltan, el oro y el diamante venezolano, como una opción, con el auspicio del Gobierno.

-En el marco de nuevos y sonados enfrentamientos con la Fuerza Armada de Venezuela…

-La movida de las minas tiene una nueva situación de quiebre cuando en Puerto Ayacucho hay un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas Venezolanas y la guerrilla colombiana por el control de territorio, por haber detenido a 9 miembros de la guerrilla con su comandante alias “Garganta”, en el estado Amazonas.

-Si es así, ¿por qué el ministro Padrino López no señaló con nombre y apellido a la guerrilla ELN? ¿Por qué los llama simplemente paramilitares?

-Es una estrategia de disuasión comunicativa.

-¿Pero cuál es el objetivo de fondo?

-Tratar de no mostrar más evidencias de la relación que existe entre el Gobierno y la guerrilla, pero creo que la mejor evidencia de eso la dio Hugo Chávez, cuando en 2002 manifiesta que el ELN y las FARC son del pueblo.

Recordemos que en 2005 cuando detuvieron a Francisco Granda en Caracas, el canciller de las FARC, los militares que lo detuvieron fueron hechos prisioneros en (la cárcel militar de) Ramo Verde por “traidores a la Patria”. O sea, ya comenzamos a ver muchos mensajes formales del Estado venezolano en el que nos dicen: ¡con la guerrilla no te metas! ¡Es nuestra gente!

En Táchira y en el Zulia se atendió a gente de la guerrilla en clínicas privadas custodiadas por el Ejército venezolano.

Además, no debemos olvidar que la guerrilla y el Gobierno venezolano, sus actores, firmaron un acuerdo en el foro de Sao Paulo. Hay un acuerdo ideológico, político, geoestratégico entre ellos. Por eso en Venezuela la guerrilla ha encontrado, desde que está Chávez, un territorio de descanso, de aliviadero.

La zona adquiere de este modo un nuevo drama, al que se suma tanto un éxodo descomunal con paso obligado por trochas y puente binacional, como una crisis cada vez más difícil de manejar incluso por el enorme equipo de voluntarios que mantiene desplegados la Iglesia Católica dentro y fuera de las fronteras de ambos países.

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: “Minería ilegal en Venezuela financia a la guerrilla y el ELN de Colombia” Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos