Opus Dei admite acuerdo con víctima de conocido sacerdote

WASHINGTON DC , 08 Ene. 19 (ACI Prensa).- El Opus Dei informó el lunes que llegó a un acuerdo para pagar cerca de un millón de dólares a una mujer que acusó de inconducta sexual al P. John McCloskey, en hechos ocurridos en 2002.

El acuerdo se alcanzó en el 2005 y comprende el pago de 977 mil dólares. Sin embargo, salió a la luz pública este 7 de enero en un artículo de The Washington Post.

Según el artículo, una mujer casada que mantiene su nombre bajo anonimato, pidió consejo espiritual al P. McCloskey para afrontar una crisis matrimonial y una profunda depresión. En ese entonces el sacerdote era conocido en varios medios católicos y fue invitado en oportunidades a programas de EWTN.

El P. John McCloskey en una de sus varias apariciones en televisión.

“La mujer que presentó la queja es una católica del área de DC que estaba entre las muchas que recibieron orientación espiritual de McCloskey a través del Centro de Información Católica (…). Ella dijo a The Washington Post que McCloskey la buscó a tientas varias veces mientras iba a una consejería pastoral para hablar sobre problemas conyugales y una seria depresión”, informó el medio.

El sacerdote era director del Centro de Información Católica (CIC) en el centro de Washington DC y tuvo un alto perfil público durante su estadía en la capital de Estados Unidos, preparando a varios políticos de alto nivel para su ingreso en la Iglesia Católica, incluido el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich. Además sirvió al embajador de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa, Sam Brownback.

En un comunicado publicado por Mons. Thomas Bohlin, Vicario del Opus Dei en los Estados Unidos, la prelatura expresó su pesar y calificó de "abominable" cualquier caso de hostigamiento o abuso.

"Lo que sucedió fue profundamente doloroso para la mujer, y lamentamos mucho todo lo que sufrió", escribió Mons. Bohlin. "Lamento mucho el sufrimiento causado a cualquier mujer por las acciones del P. McCloskey y oro para que Dios pueda curarla".

“Soy dolorosamente consciente de todo lo que la Iglesia está sufriendo, y lamento mucho que nosotros en el Opus Dei lo hayamos agregado. Pidámosle a Dios que nos muestre misericordia a todos en la Iglesia en este momento difícil", expresó.

Según el artículo de The Washington Post, la mujer se quedó con sentimientos de culpa y vergüenza y luchó contra la depresión. El medio informó que la mujer llevó sus preocupaciones a P. McCloskey en el confesionario, donde la absolvió.

Mons. Bohlin dijo que el Opus Dei había actuado rápidamente cuando se presentó la queja, y le dijo al sacerdote que no tuviera más contacto con la mujer y que ofreciera orientación espiritual a las mujeres solo a través de una pantalla en un confesionario tradicional, algo que el vicario señaló que ya era una regla para los sacerdotes del Opus Dei.

"Después de investigar la queja en los meses posteriores, encontramos que era creíble, y en diciembre de 2003, el padre McCloskey fue destituido de su cargo en el CIC", dijo Mons. Bohlin en el comunicado.

Después de dejar Washington, el P. McCloskey fue enviado por primera vez al Reino Unido antes de ser asignado en diferentes regiones de los Estados Unidos. El sacerdote McCloskey ha regresado al área de Washington debido a su salud en decadencia.

En el comunicado explicó que al P. McCloskey se le restringió su ministerio desde que salió de Washington y que su contacto con las mujeres se limitaba al confesionario. "A lo largo de los años, tuvimos cuidado de asegurarnos de que no tuviera ninguna oportunidad de participar en el tipo de acciones que llevaron a la queja".

El Opus Dei es una prelatura personal fundada en España por San José María Escrivá en 1928 y aprobada por el Vaticano en 1950.

Según el Opus Dei, el sacerdote actualmente padece la enfermedad de Alzheimer en etapa avanzada y no puede decir Misa, ni siquiera en privado, ya que está "en gran medida incapacitado".

La prelatura dio a conocer los detalles de la queja a solicitud de la mujer involucrada en el acuerdo, en un esfuerzo por alentar a otras posibles víctimas a presentarse.

Brian Finnerty, portavoz del Opus Dei, dijo a CNA que no estaba al tanto de la mujer que presentó la denuncia o que la sociedad se había comunicado con la policía.

El Opus Dei dijo que cree que podría haber al menos otras dos mujeres maltratadas por el P. McCloskey en Washington, y que el grupo ha intentado ponerse en contacto con una de ellas. En su declaración, Mons. Bohlin dijo que la prelatura no había recibido quejas sobre el P. McCloskey con respecto a su tiempo en el ministerio, ni antes ni después de su mandato como director del CIC.

De acuerdo con la declaración de Mons. Bohlin, la mujer que presentó la queja original sigue en contacto con el ministerio del Opus Dei en Washington. Ella le dijo a The Washington Post esta semana que está "muy feliz con la forma en que se está manejando en este momento. Ellos escucharon".

Traducido y adaptado por Eduardo Berdejo. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets