Una esvástica pintada en las puertas de la Catedral

El número de grupos neonazis en Estados Unidos ha crecido hasta llegar a 121 organizaciones que operan en todo el país.

Este fin de semana, alguna célula –al amparo del supremacismo blanco– no tuvo mejor ocurrencia que pintar una esvástica (el icono más reconocible de la propaganda nazi) a las puertas de la Catedral de San Agustín, en Bridgeport, Connecticut.

Mientras la policía investiga el acto de vandalismo, el obispo de Bridgeport, Frank J. Caggiano, aseguró, en una declaración a los medios, estar “horrorizado e indignado por este acto de vandalismo contra la Iglesia madre de nuestra diócesis”.

Al lado de la comunidad judía

Monseñor Caggiano reconoció en este graffiti una muestra “descarada y repugnante de antisemitismo, que es moralmente aborrecible y una afrenta para nuestra La fe católica”. Añadió: “Estoy profundamente perturbado e indignado porque alguien violaría la santidad de nuestra iglesia”.

Caggiano también se acercó a los judíos en el área de Bridgeport. “Mis pensamientos y oraciones están con nuestros hermanos y hermanas judíos en la ciudad de Bridgeport y más allá”, dijo. “Estamos a su lado y condenamos todas las formas de antisemitismo, racismo e intolerancia dondequiera que se encuentre”.

El prelado agregó: “Usar un símbolo claramente antisemita es participar en un mal indecible”. Hablando en nombre de todos los fieles católicos de la diócesis, condenó el acto y lo que significa “y esperamos que se encuentre a quien lo perpetró”.

Reconoció que es “profundamente angustioso ver una muestra de odio en un momento en que necesitamos fortalecer nuestros esfuerzos para unirnos como una comunidad de respeto y apoyo mutuos”.

Ya son muchas las denuncias

El periódico Connecticut Post informó que en los últimos años han aparecido en Connecticut actos y símbolos antisemitas. En noviembre, los estudiantes de Amity Regional High School en Woodbridge informaron que se sentían inseguros por el discurso de odio y los símbolos antisemitas que aparecían allí.

En 2017, el director de Greenwich Country Day School encontró dos esvásticas en un pasillo y en un salón escolar.

En 2014, dos niños de 14 años fueron arrestados por presuntamente pintar esvásticas en una casa vacía, un árbol y varios letreros públicos en Putnam, en la parte noreste del Estado.

Las escuelas en Stratford, Danbury, Greenwich, Ridgefield y Wilton también han visto dibujos de esvásticas a lo largo de los años.

Aumentan los casos

En una entrevista para el canal de televisión News 12 Connecticut, el jefe de la policía de Bridgeport AJ Perez dijo que estar alarmado “porque este tipo de mensaje de odio no pueden ser tolerados en ningún lugar y mucho menos en esta ciudad” a la que calificó de “multicultural”.

De acuerdo con el último dato de 2017, el primero de la era Trump, de la Liga de Antidifamación Judía, los incidentes antisemitas en Estados Unidos aumentaron 57 por ciento contra 2016.

En octubre de 2018 se vivió la peor experiencia de antisemitismo cuando un hombre armado penetró en la sinagoga de Pittsburgh (Pensilvania) y disparó sobre los fieles que estaban celebrando el servicio de Sabbat, matando a once e hiriendo a muchos más.

Casos de antisemitismo se han reportado en todos los estados de la Unión Americana en 2017, por vez primera desde 2010. A lo largo del país, ese año se reportaron 2.000 incidentes antisemitas. No se tiene todavía el dato de 2018, y 2019 comienza muy mal.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets