Arzobispo da esta propuesta desde la fe para responder a la crisis de nuestro tiempo

REDACCIÓN CENTRAL, 09 Feb. 19 (ACI Prensa).- El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez, dictó la conferencia “Innovadores hispanos de la fe” en la Universidad Católica de América en la que dio esta propuesta desde la fe para la crisis de estos tiempos.

Al comenzar su ponencia, el Prelado recordó el legado de los dominicos Antonio de Montesinos y Bartolomé de las Casas, y del franciscano San Junípero Serra, que defendieron “la humanidad y los derechos de los pueblos indígenas de estas tierras” y que “profundizaron nuestra comprensión de la Encarnación y sus implicaciones, ayudándonos a ver la santidad y el destino trascendente de toda vida humana hecha a la imagen de Dios y redimida en Jesucristo”.

“Cada uno de ellos enfrentó un desafío histórico en cuanto a la definición y el significado de la persona humana” dijo el Prelado y refirió que “enfrentamos un desafío similar en nuestros días”.

“Estamos perdiendo nuestra dimensión religiosa de la persona humana, del carácter sagrado de nuestra personalidad, es decir, de la verdad de que somos criaturas espirituales creadas a imagen de Dios, nacidas con un deseo interno de buscar la verdad y la trascendencia, un deseo que solo Dios puede satisfacer”, lamentó.

“A mi modo de ver, la crisis de la persona humana es una crisis referente a la Encarnación. Hemos olvidado la hermosa verdad de que Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo unigénito para salvarnos y revelarnos sus propósitos”, resaltó el Arzobispo de Los Ángeles.

La propuesta ante la crisis

Mons. Gomez explicó que “en Jesucristo, descubrimos que la vida humana tiene una vocación divina, que nuestra humanidad fue hecha para ser ‘divinizada’, que fue creada para compartir la propia naturaleza de Dios. En Jesucristo descubrimos que nacemos para ‘renacer’, como hijos de Dios, como sus hijos e hijas amados”.

Por ello, subrayó el Arzobispo, la propuesta es entonces imitar a Cristo, que es “darse cuenta de la plenitud de nuestra humanidad, es conocer la perfección humana, es seguir sus pasos, vivir los misterios de su vida, tomarlo realmente como el camino y la verdad de nuestras vidas”.

“El objetivo de imitar a Cristo es ‘volvernos como Jesús’, ser conscientes de su presencia dentro de nosotros. ‘Ya no soy yo quien vive, sino Cristo quien vive en mí’, dijo San Pablo”.

El Arzobispo de Los Ángeles resaltó que “en su amor, Dios nos llama ahora a caminar con Jesús y a compartir su misión, es decir, nos llama a servir en el amor a nuestros hermanos y hermanas, a transformar la ciudad terrenal en el reino de Dios, a darle gloria a Dios con nuestra vida. Esta es la hermosa imagen de persona humana que estamos llamados a proclamar en nuestro tiempo”.

“Pidámosle a nuestra Santísima Madre María que nos muestre el poder de la Encarnación de una manera nueva. Que ella nos ayude a darle a Jesucristo la llave de nuestros corazones, y a llegar a transformarnos en los santos que estamos llamados a ser”, concluyó.

Puede leer la reflexión completa de Mons. Gomez AQUÍ.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets