Obispos de Estados Unidos se solidarizan con Iglesia en Venezuela

CARACAS, 08 Feb. 19 (ACI Prensa).- El Presidente del Comité de Justicia Internacional y Paz de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Timothy P. Broglio emitió un comunicado para expresar su solidaridad con los Obispos de Venezuela.

“En nombre de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU, expresó nuestra solidaridad con los Obispos de Venezuela y con todos aquellos que están trabajando por una justa y pacífica solución a la crisis en esa nación.”, expresó el también Arzobispo para los Servicios Militares de Estados Unidos.

Agrega que “la situación humanitaria es grave. La severa malnutrición y la muerte por enfermedades tratables afectan a un creciente número de venezolanos.”

Frente a esta situación, Mons. Broglio ruega a la “Administración (de Donald Trump) a ayudar a facilitar la provisión de asistencia humanitaria y, cuando sea necesario, a coordinar las opciones de migración segura para evitar más sufrimiento.”

De igual manera, enfatiza que la labor de la Iglesia en Venezuela, “tal como sus Obispos lo declararon el 4 de febrero, actúa ‘de acuerdo con los principios de independencia, imparcialidad y humanidad’, y está dispuesta a ayudar a distribuir la asistencia de manera justa y equitativa.”

El Prelado finaliza su comunicado encomendando el futuro del país a “Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela” y pide oraciones para que “cuide a todos los venezolanos mientras luchan por la paz y la prosperidad en su país”.

Este jueves llegó a Cúcuta (Colombia) el primer cargamento de ayuda internacional ofrecida por Estados Unidos a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido por unos 40 países como presidente encargado de Venezuela.

Eso causó que el presidente Nicolás Maduro bloquee el puente fronterizo “Tienditas”, que une Cúcuta con Ureña, para impedir la entrada de cualquiera ayuda internacional. Además lo ha resguardado con efectivos militares.

La situación se hizo cada vez más tensa por la toma de posesión de Maduro el 10 de enero para un segundo periodo presidencial, el cual no ha sido reconocido por la comunidad internacional al señalar que este se basa en unas elecciones controvertidas.

El 23 de enero Guaidó se proclamó “presidente encargado de Venezuela” y acusó a Maduro de usurpar el poder.

El 4 de febrero Maduro dijo que envió una carta al Papa Francisco para que medie en la crisis.

Esto a pesar de que el incumplimiento del régimen de unos acuerdos alcanzados en octubre de 2016 llevaron al fracaso al diálogo con la oposición, en el que el Vaticano participó como facilitador.

El 7 de febrero, Juan Guaidó hizo “un llamamiento a todos aquellos que pueden ayudarnos, como el Santo Padre y todas las diplomacias, a que puedan colaborar para el fin de la usurpación, para un gobierno de transición y que lleve a elecciones verdaderamente libres”.

Ese mismo día, sobre una posible mediación del Vaticano para solucionar la crisis en Venezuela, el Director interino de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, dijo que el Pontífice “se ha siempre reservado y por tanto se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes determinando si existan las condiciones para seguir este camino”.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets