abril 2019
3D 40 días por la vida 52 Jornada de las comunicacione sociales Aborto Abusos de ministros ACI América ACI España ACI Perfiles ACI Prensa Mundo ACI Prensa Vaticano ACI Vida y Familia ACIPrensa Adoracion Noctura Diocesana Adoración Nocturna Mexicana Adviento Agencia Zenit Agustinianos Aleteia Animacion Aniversario Aniversarios Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1937 Año 1942 Año 1947 Año 1949 Año 1950 Año 1956 Año 1961 Año 1962 Año 1966 Año 1981 Año 1984 Año 1994 Año 1995 Año 1997 Año 1999 Año 2000 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2006 Año 2007 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2014 Año 2016 Año 2017 Año de la Misericordia Año nuevo 2019 Años 20 Años 30 Apaseo el Grande Aplicaciones Android Arquidiocesis de Morelia Articulos Asamblea Diocesana de Pastoral Asamblea Diocesana de Pastoral 2017 Asamblea Diocesana de Pastoral 2018 Asesinatos de sacerdotes Atletismo Audio Aventuras Avisos Urgentes Bajío Basado en hechos reales Bautismo del Señor Bazar de la Fe Beatos de la Diocesis Belico Biblia Bien Común Biografico Boletín Caballeros de Colón Campamentos Capilla del Barrio de Santiaguito Cara a cara Cardenal Cáritas Carmelitas Casa "El Buen Pastor" Casa de Ejercicios de Atotonilco Casa de Oficios Casa de Oracion Silencio y Paz Catedral de Celaya Catequesis Celaya Celebraciones CEM Centro de Tanatologia y Psicologia de Vida AC Centro Humanitario Caminemos Juntos CEPCOM Cine epico Cine Familiar Cine religioso Cineforum Circulares CODIPAC codipaccya Colectas Colegio Mexico Colombia Columna Comedia Comisaria de Tierra Santa Comision de Medios Digitales Comonfort Comunicación Comunicado Conciertos Conferencias Congresos Congresos Eucarísticos Conoce las sectas Conociendo el Seminario Conozca Primero su Fe Conservatorio de Musica Construyendo ciudadanía para el bien común Consultoria Familiar Convivencia Coral La Purísima Cortazar Cortazar. Cristianas de hoy Cristo Cristo te llama Radio Cuaresma Cuasi-Parroquia Fray Elías del Socorro Nieves Cuasi-Parroquia San Juan Pablo II Cuentos Curia Curso Introductorio Cursos Custodia de Tierra Santa Decanato I-San Antonio Decanato II-Sagrario Catedral Decanato III-San Miguel Decanato IV-Divina Providencia Decanato IX - Dolores Hidalgo Decanato V-Apaseo el Grande Decanato VI- Juventino Rosas Decanato VII-Comonfort Decanato VIII_San Miguel Allende Decanato X-San Luis de la Paz Defensa de la Familia Deporte Desastres Naturales Descargables Devociones Día del maestro Dibujos Animados Dimension Apostolado para Laicos Dimension Cine Radio y Television Dimension Prensa Escrita Dimension Vida Diocesis de Celaya Diócesis de Celaya Diocesis de Querétaro Diocesis de Tabasco Divina Misericordia Divorciados en Nueva Unión Documental Dolores Hidalgo Domingo de adviento Dominicas de Maria Domund Drama Edad Media Editorial El Espacio del Padre Carlitos El Evangelio de hoy El Papa El Papa en México El Papel de la Mujer en la Sociedad Actual El Sol del Bajio Elecciones Elecciones 2018 Entrevista Escolapios Evangelio del domingo Evangelio meditado Evangelio. Eventos Fake News Fallecimientos Familia Fantastico Festejos Festivales Festividades Fiestas Patronales Formación Permanente Franciscanos Francisco Eduardo Tresguerras Fray Arturo Ríos Lara OFM Fray Elias del Socorro Nieves Frayñero Gaudete et exultate Guanajuato Guerra Civil Española Hermano Asno Historia Historias cruzadas Historico Homilías Hora Santa Horarios de Misas Ideologia de genero Iglesia Imagenes Imagenes de la Diocesis Indulgencias Infantil Inquietud Nueva Instagram Instituto Misioneras Guadalupanas de Jesús Evangelizador Intenciones de Oración Intenciones para la Santa Misa Interseminarios Intriga Invitación Irapuato ITES Jesus cada Domingo JMJ JMJ 2019 Jornada de las comunicaciones Jóvenes Juegos Olimpicos Jueves Santo Juntos por Mexico Juventino Rosas La Hora de la Misericordia La Hora del Padre Edgar Larrea La Retama La verdad os hará libres La Voz del Pastor Laicos Las Catequesis del Papa Legionarios de Cristo León Libros Liturgia Liturgia de las Horas Madres al Frente de una Familia Mayo mes de la Virgen María MCM Mensaje del Obispo Mensajes Merkabá Mi Nueva Catedral Miercoles de Ceniza Miniserie de TV Minutos para Dios Misa Crismal Misa de Niños Misioneras Guadalupanas de Jesus Evangelizador Movimiento Familiar Cristiano Catolico Musica Catolica Musical Navidad no al aborto No Fake News Nombramientos Noticias Novenas Obispado Obispo Obispo de Apatzingán Obispo Emerito Obispos Obituario Obras Obras de Misericordia OFM OFS Oraciones Oratorianos Ordenaciones Padre Angel Espinoza de los Monteros Padre Carlos Sandoval Padre Dante Gabriel Jiménez Muñozledo Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Samuel Damian Pascual Padre Vidal Rodriguez Turrubiate Panamá Panegírico papa Francisco Párroco Parroquia Cristo Salvador Parroquia Divina Providencia Parroquia El Sagrario-Catedral - Celaya Parroquia Espiritu Santo - Celaya Parroquia Jesus Nazareno Parroquia La Asuncion - Dolores Hidalgo Parroquia La Asunción de María - Celaya Parroquia La Divina Providencia Parroquia La Inmaculada Concepción - Villagrán Parroquia La Resurreccion - Celaya Parroquia La Sagrada Familia - Celaya Parroquia La Santa Cruz Parroquia La Santísima Trinidad Parroquia Ntra Sra de Guadalupe - Cortazar Parroquia Ntra Sra de Guadalupe - Los Rodriguez - San Miguel Allende Parroquia Ntra Sra de los Dolores - Cañada de Caracheo Parroquia Ntra Sra de los Dolores - Dolores Hidalgo Parroquia Nuestra Señora de Fátima - Celaya Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe - Mexicanos Parroquia Nuestra Señora de la Salud - Celaya Parroquia Nuestra Señora del Carmen - Celaya Parroquia Sagrado Corazón - Celaya Parroquia Sagrado Corazón de Jesús y San Andres - Apaseo el Alto Parroquia San Antonio de Padua - Celaya Parroquia San Antonio de Padua - Dolores Hidalgo Parroquia San Felipe de Jesús - Celaya Parroquia San Francisco de Asis - Comonfort Parroquia San Francisco de Asís - Comonfort Parroquia San José - Celaya Parroquia San Jose - Cortazar Parroquia San José - Xoconoxtle - Dolores Hidalgo Parroquia San Juan Bautista - Apaseo el Grande Parroquia San Judas Tadeo Parroquia San Luis Rey Parroquia San Martín de Porres Parroquia San Miguel Arcángel - Celaya Parroquia San Miguel Arcángel - San Miguel Allende Parroquia San Pedro Apostol - Mineral de Pozos Parroquia San Pedro y San Pablo Parroquia Virgen de las Tres Ave Marías - San Luis de la Paz Parroquia Virgen de los Pobres Parroquia Virgen de los Pobres - Celaya Parroquias Parroquias Ciudad Episcopal Parroquias Foráneas Partituras Pascua Pasionistas Pastoral Campesina Pastoral de la Cultura Pastoral de la Familia Juventud Laicos y Vida Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral del Turismo Pastoral Familiar Pastoral Juvenil Pastoral Liturgica Pastoral para la Comunicación Pastoral Profetica Pastoral Social Pastoral Vocacional Paz y Bien para los Hermanos de Hoy Peliculas Peregrinacion Anual a la Montaña de Cristo Rey Peregrinaciones Periodico Redes Persecucion Religiosa Platicas Cuaresmales Poesia religiosa Politica Posada Sacerdotal 2018 Presbiterio Preseminario Procesiones Profanaciones Promocion Vocacional Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Eclesiástica del Bajío Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacan Proyecto Familia Unida Purisima Concepcion Quienes somos Radiovaticano Rectoría Cristo Rey - Apaseo el Grande Rectoria San Martin de Terreros Rectoria Santa Ana Rectoria Santa Teresita - Dolores Hidalgo Rectoria Santuario de Guadalupe - Celaya Rectoria Templo de El Carmen Rectoría Templo de San Francisco-Celaya Rectoria Tercera Orden - Dolores Hidalgo Rectorias Rectorias Ciudad Episcopal Rectorias Foráneas Reflexion del Domingo Regnum Christi Religion Religión Reportajes Representación Via Crucis Resurreción Retiros Rosa Guadalupana Rosario Viviente Sábado Santo Sacerdotes Sacerdotes Operarios Diocesanos Sacrilegios Sagrado Corazón de Jesús San Luis de la Paz San Miguel de Allende Sanación y Liberación Santa Misa en vivo vía TV Santuario de La Villita - Apaseo el Grande Sector Matrimonios Semana Santa Semillas para la Vida Seminario de Celaya Seminario Diocesano Seminario San Felipi Benizi Seminaristas Serie de TV Servidoras de la Palabra Servidores de la Palabra Servitas Siervos de María Siglo XIII Siglo XIX Siglo XVI Siglo XVII Siglo XX Sistema de Información del Vaticano Sitio de Jericó Slider Talleres Tarimoro Telefilm Television Catolica Templo de la Cruz - Rectoria - Celaya Templo de La Piedad - Rectoría - Celaya Templo de Los Remedios - Comonfort Templo de Maria Auxiliadora - Rectoria - Celaya Templo de San Francisco - Salvatierra Templo Tierras Negras - Celaya Toluca Toma de posesion Ubicacion Universitarios Vía Crucis Viacrucis Vicaria de Pastoral Vida Vida Consagrada Vidas de Santos Video Viernes Santo Virgen de Guadalupe Virgen Maria Visita del Papa Francisco Visitas Pastorales Celaya Vocación Vocero de la Diocesis Voto Yeshua Zona Norte Zona Sur







Mensaje de Pascua 2019
Excmo. Sr. Mons. Benjamín Castillo Plasencia
Obispo de la Diócesis de Celaya.

“Luz para los demás en los momentos de densa oscuridad.”

Mensaje que dirige a todo el Pueblo de Dios que peregrina en esta Diócesis de Celaya y a todo hombre de buena voluntad.

        Es un día de fiesta, celebramos el triunfo del Señor, el día del cumplimiento del proyecto amoroso de Dios para con nosotros, es el triunfo en que Cristo el Hijo de Dios hecho hombre se convierte en motivo de salvación para nosotros, el Hijo de Dios se encarnó en la virgen María para tener un cuerpo que ofrecer por nosotros; el hombre que desde el principio había roto con Dios vuelve a ser reconciliado.
 Nosotros al participar en la Pascua nos unimos a Cristo a través del Bautismo para participar de ese triunfo, celebramos en este día el Bautismo que es el sí que damos desde nuestra fe, el sí que damos a Cristo nos unimos a él y nos hacemos con él creaturas nuevas.
 “No está muerto ha resucitado” y cuando se presentó ante los Apóstoles y los saludo llevándoles la paz y dándoles el envío “Como el Padre me envió así los envío Yo a ustedes”. Nos invita a ser mensajeros de ese triunfo de Dios, de ese triunfo de Cristo que nos ha reconciliado. La Buena Noticia fue para aquellos hombres en las circunstancias que vivían, ahora es para nuestras circunstancias, circunstancias de una sociedad rota que tenemos que reconstruir, si somos creaturas nuevas hemos de trabajar por una familia nueva, una sociedad nueva eso significa la resurrección.
El Cirio Pascual que hemos bendecido, celebra nuestra adhesión a Cristo, es vivir como él siendo luz para los demás. Cristo luz del mundo viene a iluminarnos y que también nos hace participes para significar que estamos llamados a ser luz para los demás en estos momentos de densa oscuridad: la pobreza, el crimen, etc. Son tinieblas en nuestro mundo, tenemos los cristianos como luz a Cristo mismo que se encarna en nosotros a través de su Espíritu para que vayamos reconstruyendo todo este tejido comenzando por nuestro corazón, nuestra familia, nuestro barrio; No se va a dar una verdadera Pascua sino la vivimos nosotros con una renovación si no nos consideramos a partir de nuestro Bautismo, la vivencia actual de nuestro bautismo como creaturas nuevas que queremos renovar nuestra vida, renovar  nuestra familia, renovar nuestra comunidad.


“Vivamos deberás llenos de  fiesta una fiesta en el corazón que salga y se exprese en nuestras obras, que seamos luz para nuestra familia, nuestra Sociedad, que no nos quedemos solo en buenos propósitos es necesario trabajar y trabajar comprometidamente. Nuestra Pascua pasa por la cruz por la entrega como Cristo se entregó para poder vivir una vida nueva.”

¡Que vivamos estos cincuenta días llenos de alegría. Y que la acción del Espíritu Santo transforme sus vidas! 

¡Felicidades, Aleluya!

Comisión Diocesana de Pastoral Para La Comunicación



Redacción Central, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- El Domingo de Resurrección y la Vigilia Pascual son el aniversario del triunfo de Jesucristo, la feliz conclusión de su Pasión y la alegría que sigue al dolor: la redención y liberación del pecado de la humanidad.

El P. Donato Jiménez, miembro y colaborador de la Enciclopedia Católica, explicó a ACI Prensa que la diferencia entre ambos radica en la fecha.

En el Domingo de Resurrección la liturgia “es prácticamente igual a la que celebramos en la vigilia del Sábado Santo. Lo que pasa es que en la vigilia del Sábado Santo se hace de noche y la mayor parte de los fieles no puede asistir”.

Al día siguiente indicó que ocurre "lo mismo, pero como cada domingo, para todos los fieles se celebra la Eucaristía de la Resurrección. La hemos celebrado en la Vigilia, pero como en ella no han estado todos los cristianos del mundo, entonces en el domingo tienen la oportunidad y la necesidad de participar gozosamente del hecho de la Resurrección”.

En la Vigilia Pascual se participa del júbilo por la Resurrección de Jesucristo, escuchando las 7 lecturas y con una ceremonia litúrgica extendida; mientras que en el domingo se oficia la Eucaristía de la Resurrección con el mismo gozo que en la Vigilia, aunque en Misa dominical.

La Pascua de Resurrección durará 50 días hasta la celebración de Pentecostés.

“Todos los días se celebrará con el mismo gozo y se serán como la prolongación de un solo día”, dijo el P. Jiménez.

No te pierdas nuestro especial de Pascua.

REDACCIÓN CENTRAL, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- Hoy es el día que la Iglesia Católica celebra el sentido de la Fe, porque festeja el Domingo de la Resurrección de Jesús o de Pascua, cuando Cristo triunfante sobre la muerte abre las puertas del cielo.

Durante la celebración eucarística se enciende el Cirio Pascual que permanecerá encendido hasta el día que se conmemora la Ascensión de Jesús al cielo.

Esta fiesta celebra la derrota del pecado y de la muerte, con la resurrección del todo sufrimiento temporal adquiere sentido con la vida eterna.

Es un día de fiesta de gozo, Cristo ha Resucitado, la Tumba está vacía, la humanidad está salvada, ahora es momento de abrazar esa salvación testificando una verdadera vida cristiana.

Más información:

Citas bíblicas para el tiempo de Pascua El Cirio Pascual ¿Que es la Pascua? El triduo pascual Etimología Pascual Pregón Pascual Catecismo de la Iglesia Católica Así vivían la Pascua en los primeros siglos Familia y Pascua ¿Verdaderamente resucitó Jesucristo? Especial de Pascua

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- Mientras la Iglesia Católica celebra la Semana Santa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que existen dudas sobre que las Bienaventuranzas, presentadas en el Sermón de la Montaña del Evangelio según San Mateo, hayan sido pronunciadas en verdad por Jesús.

A través de Twitter, López Obrador escribió que “dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón, que si acaso es la suma —inconexa y heterogénea— de sentencias orales expuestas a lo largo de la historia cívica y religiosa”.

“Alegan que fue estructurado por sus seguidores para aleccionar y conseguir feligreses”, añadió.

Dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón, que si acaso es la suma —inconexa y heterogénea— de sentencias orales expuestas a lo largo de la historia cívica y religiosa. Alegan que fue estructurado por sus seguidores para aleccionar y conseguir feligreses.

— Andrés Manuel (@lopezobrador_) 19 de abril de 2019

“Pero qué bello es parafrasearlo: bienaventurados los pobres, los humildes, los que lloran, los que padecen de persecución, los que tienen hambre y sed de justicia, y los de buen corazón”, finalizó.

La publicación del Presidente de México causó polémica en redes sociales, e incluso su predecesor, Felipe Calderón, le exigió que respete la ley mexicana–que defiende la laicidad del Estado– y citó el Evangelio de Mateo: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Art. 87 Const: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen...” México votó por un Presidente, que cumpla la ley. No mezclar: Mateo 22,21: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.” https://t.co/7oCHqoizCv

— Felipe Calderón (@FelipeCalderon) 19 de abril de 2019

En diálogo con ACI Prensa, el P. Hugo Valdemar, que durante 15 años fue director de Comunicación de la Arquidiócesis Primada de México, señaló que “esta afirmación del señor presidente me recordó las grandes diputas bíblicas que se dieron el siglo pasado entre biblistas alemanes que negaban la historicidad de los Evangelios y trataban de descubrir, haciendo pedazos los Evangelios, la ‘ipsisima verba Iesu’, es decir, las mismísimas palabras de Jesús, quitando lo que según ellos fueron añadidos de las primeras comunidades cristianas”.

Esto, indicó, “es un enorme despropósito”.

El P. Valdemar, hoy canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, subrayó que “la Iglesia tiene por auténticas palabras de Jesús. Las Bienaventuranzas no están a discusión ni a la opinión sin fundamento de quien ignora los Evangelios”.

“Francamente no sé cuál sea la intención del señor Presidente, pero la centralidad de estos días no está en interpretaciones particulares de algún pasaje bíblico que tenga connotaciones sociales, sino en algo tan fundamental que es el centro de nuestra fe, cómo lo es la pasión, muerte y resurrección del Señor. Lo demás es irrelevante”.

Para el sacerdote mexicano, el comentario de López Obrador está “fuera de lugar, porque el centro de estos días es muy simple: que Jesús murió por nuestros pecados y resucitó para darnos nueva vida, la vida eterna al lado de Dios. Todo lo demás, es intrascendente”.

VATICANO, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- Al presidir este Sábado Santo la Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco alentó a los fieles a “volver a un amor vivo” con Jesús y no tener “una fe de museo”.

En su homilía, el Santo Padre aseguró que “la fe necesita ir de nuevo a Galilea, reavivar el primer amor con Jesús, su llamada: recordarlo, es decir, literalmente volver a Él con el corazón”.

“Es esencial volver a un amor vivo con el Señor, de lo contrario se tiene una fe de museo, no la fe de pascua. Pero Jesús no es un personaje del pasado, es una persona que vive hoy; no se le conoce en los libros de historia, se le encuentra en la vida”.

“Recordemos hoy cuando Jesús nos llamó, cuando venció nuestra oscuridad, nuestra resistencia, nuestros pecados, cómo tocó nuestros corazones con su Palabra”, alentó.

Al recordar cómo las mujeres llevaron aromas al sepulcro de Jesús muy temprano el domingo, pero temen que no puedan mover la piedra que lo sella, el Papa señaló que ese camino “se asemeja al camino de la salvación que hemos recorrido esta noche. Da la impresión de que todo en él acabe estrellándose contra una piedra: la belleza de la creación contra el drama del pecado; la liberación de la esclavitud contra la infidelidad a la Alianza; las promesas de los profetas contra la triste indiferencia del pueblo”.

“Ocurre lo mismo en la historia de la Iglesia y en la de cada uno de nosotros: parece que el camino que se recorre nunca llega a la meta. De esta manera se puede ir deslizando la idea de que la frustración de la esperanza es la oscura ley de la vida”.

“Hoy, sin embargo, descubrimos que nuestro camino no es en vano, que no termina delante de una piedra funeraria. Una frase sacude a las mujeres y cambia la historia: ‘¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?’”.

“Esta noche cada uno de nosotros está llamado a descubrir en el que está Vivo a aquél que remueve las piedras más pesadas del corazón. Preguntémonos, antes de nada: ¿cuál es la piedra que tengo que remover en mí, cómo se llama?”, señaló.

El Papa indicó que “a menudo la esperanza se ve obstaculizada por la piedra de la desconfianza. Cuando se afianza la idea de que todo va mal y de que, en el peor de los casos, no termina nunca, llegamos a creer con resignación que la muerte es más fuerte que la vida y nos convertimos en personas cínicas y burlonas, portadoras de un nocivo desaliento”.

Sin embargo, precisó que “el Señor no vive en la resignación. Ha resucitado, no está allí; no lo busquéis donde nunca lo encontraréis: no es Dios de muertos, sino de vivos. ¡No enterréis la esperanza!”.

Una segunda piedra “que a menudo sella el corazón”, advirtió, es “la piedra del pecado. El pecado seduce, promete cosas fáciles e inmediatas, bienestar y éxito, pero luego deja dentro soledad y muerte. El pecado es buscar la vida entre los muertos, el sentido de la vida en las cosas que pasan”.

“¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? ¿Por qué no te decides a dejar ese pecado que, como una piedra en la entrada del corazón, impide que la luz divina entre? ¿Por qué no pones a Jesús, luz verdadera, por encima de los destellos brillantes del dinero, de la carrera, del orgullo y del placer? ¿Por qué no le dices a las vanidades mundanas que no vives para ellas, sino para el Señor de la vida?”, cuestionó.

Luego el Santo Padre recordó que las mujeres que fueron al sepulcro “ante la piedra removida, se quedan asombradas; viendo a los ángeles, dice el Evangelio, quedaron ‘despavoridas’ y con ‘las caras mirando al suelo’”.

“No tienen el valor de levantar la mirada. Cuántas veces nos sucede también a nosotros: preferimos permanecer encogidos en nuestros límites, encerrados en nuestros miedos”, lamentó.

Sin embargo, dijo, “el Señor nos llama a alzarnos, a levantarnos de nuevo con su Palabra, a mirar hacia arriba y a creer que estamos hechos para el Cielo, no para la tierra; para las alturas de la vida, no para las bajezas de la muerte: ¿por qué buscáis entre los muertos al que vive?”.

El Papa aseguró que “Dios nos pide que miremos la vida como Él la mira, que siempre ve en cada uno de nosotros un núcleo de belleza imborrable. En el pecado, él ve hijos que hay que elevar de nuevo; en la muerte, hermanos para resucitar; en la desolación, corazones para consolar”.

“No tengas miedo, por tanto: el Señor ama tu vida, incluso cuando tienes miedo de mirarla y vivirla. En Pascua te muestra cuánto te ama: hasta el punto de atravesarla toda, de experimentar la angustia, el abandono, la muerte y los infiernos para salir victorioso y decirte: ‘No estás solo, confía en mí’”.

Al finalizar su homilía, el Santo Padre alentó a los fieles a pedir “la gracia de no dejarnos llevar por la corriente, por el mar de los problemas; de no ir a golpearnos con las piedras del pecado y los escollos de la desconfianza y el miedo”.

“Busquémoslo a Él, en todo y por encima de todo. Con Él resurgiremos”, concluyó.

ROMA, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- El sacerdote dominico Thomas Petri, doctor en Teología Moral y docente de la Facultad Pontificia de la Inmaculada Concepción en la Casa Dominicana de Estudios en Washington D.C. (Estados Unidos), explicó por qué el Papa Francisco no usó su anillo del Pescador en la liturgia de la Pasión del Señor en Viernes Santo.

El P. Petri es también conocido por conducir el programa radial “The Church Alive” en EWTN.

A través de su cuenta en Twitter, el P. Petri señaló que el Santo Padre no usó este “símbolo de su autoridad papal” porque en la liturgia de Viernes Santo “se espera que todo obispo deje los símbolos de su cargo (su anillo y báculo) para conmemorar la Pasión del Señor”.

Notice @Pontifex doesn’t wear the Fisherman’s Ring—symbol of his papal authority—at the Good Friday liturgy. It’s because every bishop is expected to lay down the signs of his office (his ring & pastoral staff) to commemorate the Lord’s Passion. All authority yields to the Cross. pic.twitter.com/M75XLZEq84

— Fr. Thomas Petri, OP (@PetriOP) 20 de abril de 2019

“Toda la autoridad se rinde a la Cruz”, añadió.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- El Obispo de Cuernavaca (México), Mons. Ramón Castro Castro, lamentó recientemente la “ola de violencia y crueldad que sacude a nuestro amado Estado de Morelos”, e hizo un llamado para que “todas las personas a ser constructores de paz”.

“Oramos a Dios para que estos días del Triduo Pascual sean el motivo para recuperar el respeto por la vida”, dijo, en un comunicado publicado el 18 de abril.

Mons. Castro Castro señaló que el problema de la violencia “es de fondo y se requieren acciones más concretas y una estrategia de paz que responda a este problema de ‘salud pública’”.

“Son ya 453 ejecutados en 3 meses y medio. La inseguridad que vive Morelos es fuerte, la más grave de su historia; nunca antes tantas personas habían sido asesinadas en tan poco tiempo”, dijo.

Para el Prelado mexicano, “estos días santos son una buena oportunidad para recapacitar y volver nuestro corazón al camino del bien”.

“No más violencia, no más asesinatos, no más feminicidios, no más violaciones, robos, secuestros, extorsiones”, pidió.

La violencia en México no ha dejado de crecer este año. En los dos primeros meses de 2019 se registraron 5.649 homicidios, un 13,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

De acuerdo al Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C., 15 de las 50 ciudades más violentas del mundo durante 2018 fueron mexicanas.

Entre 2012 y 2018 han sido asesinados 26 sacerdotes en México. El 11 de abril de este año fue encontrado con vida, pero con signos de tortura –quemado de pies y manos–, el P. Ambrosio Arellano Espinoza, de 78 años, en la Arquidiócesis de Puebla.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- El Arzobispo de Yucatán (México), Mons. Gustavo Rodríguez Vega, denunció recientemente que en la actualidad “se vive un feminismo rabioso”, que equivocadamente busca que la mujer “sea como un hombre, con los mismos comportamientos equivocados del varón”.

En su homilía al celebrar la Misa de la Cena del Señor en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Mérida, el Jueves Santo, Mons. Rodríguez Vega señaló que la propuesta de la Iglesia apunta a un “reconocimiento de la mujer en su dignidad, el lugar que debe ocupar en la sociedad y en la Iglesia, conservando lo propio de ella como mujer y que el hombre conserve lo propio de él como hombre”.

El Prelado destacó que “las mujeres se han ganado un lugar primordial en la Iglesia, se lo ganado desde el principio porque mientras los apóstoles, uno traiciona, otro niega y otros corren, son las mujeres las que siguen a Jesús en su pasión, y están al pie de la Cruz, además del apóstol más joven, son las mujeres acompañando junto a la madre del Señor”.

“Siguen siendo las mujeres las que nos sacan un pie adelante en capacidad para sufrir, y para acompañar, como son las madres”, añadió.



Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo: "Verdaderamente, comprendo que Dios no hace acepción de personas, "Ustedes ya saben qué ha ocurrido en toda Judea, comenzando por Galilea, después del bautismo que predicaba Juan: cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo, llenándolo de poder. El pasó haciendo el bien y curando a todos los que habían caído en poder del demonio, porque Dios estaba con él. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en el país de los judíos y en Jerusalén. Y ellos lo mataron, suspendiéndolo de un patíbulo. Pero Dios lo resucitó al tercer día y le concedió que se manifestara, no a todo el pueblo, sino a testigos elegidos de antemano por Dios: a nosotros, que comimos y bebimos con él, después de su resurrección. Y nos envió a predicar al pueblo, y atestiguar que él fue constituido por Dios Juez de vivos y muertos. Todos los profetas dan testimonio de él, declarando que los que creen en él reciben el perdón de los pecados, en virtud de su Nombre".



¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor! Que lo diga el pueblo de Israel: ¡es eterno su amor! La mano del Señor es sublime, la mano del Señor hace proezas.» La mano del Señor es sublime, la mano del Señor hace proezas. No, no moriré: viviré para publicar lo que hizo el Señor. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. Esto ha sido hecho por el Señor y es admirable a nuestros ojos.



Hermanos: Ya que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bienes del cielo donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Tengan el pensamiento puesto en las cosas celestiales y no en las de la tierra. Porque ustedes están muertos, y su vida está desde ahora oculta con Cristo en Dios. Cuando se manifieste Cristo, que es nuestra vida, entonces ustedes también aparecerán con él, llenos de gloria.



El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: "Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto". Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes. Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró. Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo, y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él también vio y creyó. Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos.



“¡Éste es el día que hizo el Señor, exultemos y gocémonos en él!” (Sal117, 24) ¿Por qué? Porque el sol ya no está obscurecido, sino más bien todo se ilumina; el velo del Templo ya no está rasgado, sino que la Iglesia ha sido revelada; ya no tenemos en nuestras manos ramos de palmeras, sino que rodeamos a los nuevos bautizados. “Éste es el día que hizo el Señor”… Éste día en el sentido propio, el día triunfal, el día consagrado para festejar la resurrección, día en el que nos vestimos de gracia, día en el que compartimos el Cordero Espiritual, día en el que damos de beber leche a los que acaban de nacer, día en el que se realiza el plan de la Providencia a favor de los pobres. “Pasemos este día con gozo y con alegría”… En éste día en el que Adán ha sido liberado, en el que Eva fue liberada de su pena, en el que la salvaje muerte se estremeció, en el que el poder de las piedras de rompió, en el que los cerrojos de las tumbas fueron arrancados…, en el que las inmutables leyes de las potencias del infierno fueron revocadas, en el que los cielos se abrieron cuando Cristo, nuestro Maestro, resucitó. Este es el día en el que, para el bien de los hombres, la plata verde y fértil de la resurrección multiplicó sus vástagos en todo el universo como en un jardín, en el que los lirios de los nuevos bautizados han florecido…, en el que las multitudes de los creyentes se regocijan, en el que las coronas de los mártires se reverdecen. “Éste es el día que hizo el Señor; pasémoslo con gozo y con alegría.

BUENOS AIRES, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- El Arzobispo Emérito de La Plata (Argentina), Mons. Héctor Aguer, explicó por qué para la Iglesia el Sábado Santo, tras la muerte de Jesús en el Viernes Santo, “es un día de silencio absoluto”.

En su reflexión sobre el Triduo Pascual, este 20 de abril en el programa “Claves para un Mundo Mejor” de Canal 9, Mons. Aguer señaló que “no pasa nada el Sábado Santo, no hay ninguna celebración litúrgica, porque es el día en que Dios estuvo muerto”.

“¡Dios estuvo muerto! ¿Se dan cuenta de lo que significa eso? Dios estuvo muerto en su humanidad, porque la divinidad no puede morir. La persona que muere es la persona eterna del Hijo de Dios hecho hombre. Jesús muere en la Cruz, en el desamparo de la Cruz y el sábado es sepultado. Allí, en el sepulcro, lo que hay es soledad y silencio. Por eso todo el sábado pasa sin que ocurriera nada”.

El día siguiente, el Domingo de Resurrección, “es el gran día de la alegría de la Iglesia, de la Gran Misa de Gloria donde se vuelve a cantar el Gloria que se había silenciado durante la Cuaresma y todos nos ponemos contentos porque estamos seguros de que Jesús Resucitó”.

“Esta es la verdad central de nuestra fe, si nosotros no creemos que Jesús resucitó estamos fritos, no somos nada porque además la resurrección de Jesús va unida a la nuestra. Jesús nos ha prometido que vamos a resucitar como Él”, destacó.

Mons. Aguer subrayó que “la Pascua es la fiesta de la gran alegría de la Iglesia y del cristiano. La Pascua es la que ilumina toda nuestra vida, todo nuestro año”.

“La Pascua es la que se celebra presente en cada misa porque en cada misa se hace presente el sacrificio pascual de Cristo, su Muerte y su Resurrección. Cuando le adoramos bajo las especies del Pan y el Vino estamos adorando al Resucitado”.

“Cuando comulgamos el Pan y el Vino cambiados en el Cuerpo y la Sangre de Jesús estamos alimentando este pobre cuerpo nuestro para el día de la resurrección. ¡Feliz Pascua para todos!”, finalizó.

REDACCION CENTRAL, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- La celebración de la Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo, es la más importante de todas las celebraciones cristianas, porque conmemora la Resurrección de Jesucristo.  

La Vigilia, que significa pasar “una noche en vela”, cobra un sentido especial en la víspera pascual porque recuerda el pasaje bíblico (Mc 16:01) en el que un grupo de mujeres llegan al sepulcro para terminar de embalsamar a Jesús, pero no encuentran su cuerpo. Luego, un ángel se aparece y les dice: “¿Buscan a Jesús el Nazareno? No está aquí. Ha resucitado. Decidles a sus discípulos que vayan a Galilea y allí lo verán” (Mt 28, 6).

En la Vigilia Pascual se celebra la Resurrección que está adornada por el cumplimiento de todas las profecías y la recuperación vital de la vida de Jesús para no morir jamás, indicó en diálogo con ACI Prensa el P. Donato Jiménez. 

“Esta resurrección es la que nos enseña a nosotros, más claramente que nada, el cumplimiento de las palabras de Jesús en nuestra vida. Así como Jesucristo murió y al tercer día resucitó, así el cristiano que muere en Cristo también resucitará al fin de los tiempos.”, indicó el sacerdote.

Al inicio de la vigilia, luego de encenderse el cirio y proclamarse la Resurrección, se recita el “Pregón Pascual”.

En él se relata brevemente la historia de la salvación desde la creación, la prueba y caída de Adán, la espera y liberación del pueblo de Israel, hasta la entrega de Jesucristo, quien murió por nuestros pecados y nos lleva a la salvación.

El Pregón está dirigido a toda la humanidad pero especialmente para los cristianos. San Agustín nos invita a recordarlo constantemente porque es un mensaje de esperanza y nos transmite la victoria de la luz sobre la oscuridad.

Luego de las lecturas, continúa la Liturgia Bautismal o, por lo menos, la bendición del agua y la renovación de las promesas bautismales.

Finalmente, en la celebración eucarística se entonan los cantos del aleluya y se grita de júbilo. Se vive un ambiente festivo y de alabanza porque se cumplieron las promesas de Dios, especialmente, por haber restaurado su amistad con la humanidad y otorgar la salvación.

No te pierdas nuestro especial de Pascua.

REDACCIÓN CENTRAL, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- Hoy es Sábado Santo, día en que la Iglesia Católica medita la pasión y muerte del Señor, así como su descenso a los infiernos y su Resurrección.

En Sábado Santo se realiza la Vigilia Pascual que concluye con la Liturgia Eucarística y se acompaña a la Santísima Virgen María, que vela en soledad junto a la tumba de su amado Hijo.

Durante la Vigilia Pascual se realizan tres actos importantes que inician con la celebración del fuego en donde el sacerdote bendice el fuego y enciende el cirio pascual. En este acto se entona el Pregón Pascual que es un poema escrito cerca del año 300 que proclama que Jesús es el fuego nuevo.

Se da también la liturgia de la Palabra donde se leen siete lecturas, desde la Creación hasta la Resurrección. En este momento, la lectura del libro del Éxodo es la más importante, porque narra el paso de los israelitas por el Mar Rojo cuando ellos huían de las tropas egipcias y fueron salvados por Dios.

De la misma manera recuerda que Dios esta noche nos salva por su Hijo.

El tercer acto es cuando la Iglesia entera renueva sus promesas bautismales renunciando a Satanás a sus seducciones y a sus obras, se bendice la pila bautismal o un recipiente en representación, y se recita la letanía de los Santos que nos une en oración con la Iglesia militante y triunfante.

Para más información ingrese AQUÍ

REDACCIÓN CENTRAL, 20 Abr. 19 (ACI Prensa).- Hoy es Sábado Santo y es un día de espera. Jesús se encuentra en el sepulcro y es María quien acompaña a la Iglesia.

María es la madre de la paciente espera, aunque está dolida por la  muerte de su hijo. Ella fue la única que mantuvo viva la llama de la fe cuando Cristo fue sepultado.

Según el P. Paniagua en una reflexión sobre el Sábado Santo, muchos de los seguidores de Jesús se desilusionaron porque creían que él iba a ser el Gran Mesías de Israel.

Ellos esperaban a un guerrero que los liberara del dominio romano con puño de hierro y un ejército numeroso. Sin embargo, cuando vieron que Cristo se dejó crucificar y murió, quedaron tristes y desilusionados. “Jesús fracasó, volvamos a nuestras tareas ordinarias”, dijeron los discípulos de Emaús. También  los apóstoles estaban con miedo, y se mantenían escondidos.

Incluso las mujeres que estuvieron al pie de la Cruz, van a embalsamar el cuerpo del Señor porque ya lo consideran como a un muerto. Ellas no habían creído en la resurrección de Cristo, y cuando encontraron el sepulcro vacío se llenaron de terror. Y no entienden por qué no está el cuerpo de Jesús y comienzan a dudar de lo que él les había dicho sobre la resurrección. Al aparecerse el ángel , una de ellas le pregunta : ¿ Adónde se han llevado al Señor? Sólo cuando Cristo se les aparece, creen.

María, en cambio, no fue al sepulcro porque había acogido la palabra de Dios en su corazón. Y por ser una mujer de fe profunda, había creído. Por lo tanto, ella no estaba desilusionada, ni asustada, ni desconfiaba. Sino que espera plenamente en la resurrección de su hijo.

Pese de haber visto todo el dolor del día anterior, su fe y su esperanza son mucho más grandes aún. Se mantuvo firme al pie de la cruz, aunque profundamente dolida. En esos momentos lo único que la sostuvo fue la fe. Y también la esperanza de que se cumplirían las promesas de Dios.

Más información:

Sábado Santo Vigilia Pascual Pregón Pascual El Cirio Pascual Especial de Semana Santa

LIMA, 19 Abr. 19 (ACI Prensa).- El próximo 28 de abril, Segundo Domingo de Pascua, la Iglesia celebrará la Fiesta de la Divina Misericordia, la cual tiene como objetivo principal hacer llegar a los corazones de las personas el mensaje de que Dios es Misericordioso y ama a todos: "y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia" (Diario, 723).

A pocos días de esta gran festividad, aquí una novena en su honor:

Primer día de la Novena a la Divina Misericordia Segundo día de la Novena a la Divina Misericordia Tercer día de la Novena a la Divina Misericordia Cuarto día de la Novena a la Divina Misericordia Quinto día de la Novena a la Divina Misericordia Sexto día de la Novena a la Divina Misericordia Séptimo día de la Novena a la Divina Misericordia Octavo día de la Novena a la Divina Misericordia Noveno día de la Novena a la Divina Misericordia

Por: . | Fuente: Archidiócesis de Madrid

XI Papa

Martirologio Romano: En Roma, san Aniceto, papa, que recibió fraternalmente como huésped insigne a san Policarpo, para tratar juntos acerca de la fecha de la Pascua ( c. 166).

Etimológicamente: Aniceto = Aquel hombre de gran fuerza, es de origen griego.

Breve Biografía

Las noticias que tenemos sobre su vida son pocas. Es el décimo sucesor de San Pedro; fue Papa entre San Pío I y San Sotero; rigió a la Iglesia por el tiempo que duran once años- desde el 155 al 166- y era originario de Emesa, en Siria.

Las circunstancias en las que trabajó vienen dadas por la situación social, política, económica y cultural de la época. En el siglo II se utilizaba el griego como lengua cultual; los Papas suelen ser provenientes de familias humildes del pueblo; ser elegido para ese servicio era elección para el martirio (hasta el siglo IV todos los Papas dieron su vida por la fe).

El cuidado o servicio a los hermanos tenía que ser intenso, sacrificado, valiente, generoso y muy exigente pero lleno de bondad. Los discípulos de Jesús que aumentaban cada día llevaban aún una existencia precaria aún en los períodos de paz. Incluso con los Antoninos, la muerte para el cristiano podía estar detrás de cualquier acusación o acontecimiento; hasta el estoico Marco Aurelio pensó que la paciencia de los mártires cristianos era fanatismo.

Había que esforzarse en llevar a los paganos el misterio, porque el Reino era también para darlo a ellos. Fué preciso contrarrestar a los pensantes paganos listos que, con sarcasmo, ironía y calumnia, ridiculizaban el espíritu y vida de los cristianos. Por eso la fe se hizo, además, apología.

A los cuidados hacia fuera hay que añadir la atención primaria de la grey con los problemas que surgen desde dentro. Ya pululaban por doquier versiones cristianas de fe que no coincidían con el genuino modelo y era preciso mantener a cualquier precio la pureza de la fe recibida. Esa era la situación del complejo sistema que luego se llamó gnosticismo -se tienen por cristianos y enseñan el secreto conocimiento de lo divino, reciben influencias platónicas y de religiones dualistas persas, forman grupos cerrados, niegan la muerte expiatoria de Jesús y rechazan la resurrección del cuerpo terrenal-.

Marción era gnóstico, vivió en Roma y en tiempo del Papa Aniceto; decía que había dos principios: el bueno era Dios y el espíritu maléfico creó el mundo, la materia y el cuerpo; se hizo rico con negocios navieros; hacía estrago entre los cristianos sembrando confusión y negando el valor del cuerpo con su rigorismo extremo.

En estos cuidados discurrió la vida de Aniceto.

Hubo un asunto peculiar que merece comentario. Policarpo viene a Roma para tratar con el Papa un tema serio. Él fue en su tiempo discípulo directo de San Juan, el apóstol joven, y ahora es el obispo de Esmirna. Con sus ochenta y cinco años quiere dejar acordada la fecha de la principal fiesta cristiana. Los de Oriente siguen la tradición joánica, mientras que los de Occidente siguen la tradición de Pedro. No llegaron a ponerse de acuerdo. Es una cuestión -la de la Pascua- que tardará en resolverse hasta el concilio de Nicea. Pero se despiden en comunión sin romper la unidad ni quebrantar la caridad ¡Todo un ejemplo!

No hay datos explícitos y concluyentes sobre el lugar y modo de su tránsito. El Liber Pontificalis -aunque empleando una expresión extraña por lo inusual- lo coloca entre los mártires; luego, la tradición constante de los martirologios habla de martirio y señala la fecha del 17 de abril, aunque no es unánime. En lo referente al lugar de su enterramiento, se señala en cementerio de san Calixto, donde con frecuencia se enterró a los Papas.

La reliquia de su cabeza fue entregada al arzobispo de Munich, Minucio, en el año 1590, y se venera en la iglesia que rigen los jesuitas en la ciudad. Los restos reposan en el sarcófago que soporta el altar Mayor -el que consagró el cardenal Merry del Val en 1910- de la capilla del Pontificio Colegio Español de Roma; fueron traslados al que entonces era palacio renacentista de los duques de Altemps, en el año 1604. Por eso, en la bóveda está pintada, entre guirnaldas barrocas y múltiples amorcillos, la apoteosis de San Aniceto, con capa desplegada y ascendiendo al cielo.


Let's block ads! (Why?)

Por: . | Fuente: paxtv.org || Hijas de Santa María de la Providencia

Fundadora

Martirologio Romano: En Pianello Lario, en Italia, beata Clara (Dina) Bosatta, virgen, que, con la ayuda del beato Luis Guanella, fundó la Pequeña Casa de la Divina Providencia ( 1887).

Etimológicamente: Clara = Aquella que esta limpia de culpa. Es de origen latino.

Breve Biografía


Pianello Lario es un pequeño pueblo a orillas del lago de Como, al norte de Italia. Rosa y Alejandro están felices porque ha nacido su hija Dina, una más para aumentar la ya numerosa familia. Son muy buenas personas y también buenos cristianos. La llevan enseguida a bautizar.

Cuando Dina tiene tres años, Alejandro muere. ¡Rosa está desolada con tanta familia! ¿Qué hará para sacarlos adelante? Le dice a Marcelina, una de sus hijas mayores, que se encargue ella misma de Dina. Marcelina entonces decide llevarla a un colegio de monjas Ursulinas cercano a Pianello. Allí estudiará y trabajará al mismo tiempo.

Las monjas la aceptan muy bien. Pronto descubren su gran corazón, su espíritu de sacrificio, su deseo de agradar a Jesús en todo.

Quiere ser religiosa y pide la entrada, pero es rechazada. Sufre mucho por esto y vuelve a Pianello. Su hermana Marcelina la acoge con los brazos abiertos y la consuela. El Párroco de Pianello, don Carlos Coppini, ha reunido a un grupo de chicas, entre las que está Marcelina, con el fin de colaborar con él en las obras de la Parroquia: la catequesis, visitar a los enfermos, etc. Marcelina, que es la responsable, propone a Clara integrarse en el grupo.

Finalmente después de algunas dudas, se decide. Lo único que tiene claro es que quiere consagrar su vida al Señor y vivir el Evangelio. Hace la profesión religiosa y se entrega totalmente a Dios.

Tras la muerte de Don Carlos Coppini parece como si todo se acabase. Pero llega a Pianello Don Guanella que soñaba desde hace mucho con fundar una Congregación y se encuentra con unas jóvenes deseosas de servir a Dios y de ayudar a los pobres. Marcelina, se va a visitar al nuevo cura del que había oído de todo y se queda maravillada de su sencillez y su pobreza. “ Este debe ser un santo, dice a las demás compañeras, desde ahora será nuestra guía”.

Dina, se llama ahora Sor Clara. Sabe que puede confiar en Don Guanella y le abre su corazón. Don Guanella se da cuenta que está tratando con alguien muy especial. La ayuda a recorrer el camino de la santidad.

La ve a la cabecera de los enfermos sin contar el tiempo, cuidándoles con inmensa ternura. La ve hablando con Dios largo tiempo. Viviendo sencillamente con muchos sacrificios. Tiene una gran devoción a Jesús Crucificado. Le duele todo lo que ha tenido que sufrir por nosotros. Quiere consolarle de alguna manera.

El corazón grande de Jesús, le atrae y le anima a tener también ella un corazón abierto y disponible para los demás. Intenta amar con todas sus fuerzas. Sabe que el Amor es el más grande de los mandamientos, la esencia del Evangelio.

Don Guanella viendo su madurez y su santidad la manda a fundar una casa a la ciudad de Como. Allí llegará tras una larga noche en barca rezando e invocando la Providencia de Dios.

Pero después de unos meses enferma gravemente y la mandan a Pianello. Durará poco tiempo más, murió el 20 de abril de 1887.

Ofrece su vida por la Congregación que está naciendo.

Juan Pablo II, la beatificó el 21 de abril de 1991 poniéndola de modelo para toda la familia guaneliana y para la Iglesia.

Let's block ads! (Why?)

Por: . | Fuente: Franciscanos.org

Presbítero y Mártir

Martirologio Romano: En el lugar de Hartheim, cerca de Linz, en Austria, mientras era conducido al campo de concentración de Dachau, beato Anastasio Pankiewicz, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores y mártir, que hasta la muerte dio testimonio de su fe contra un régimen que oprimía la dignidad cristiana ( 1942).

Etimológicamente: Anastasio = Aquel que resucita, es de origen griego.

Breve Biografía

Durante la II Guerra Mundial, en Polonia fueron numerosas las víctimas de la encarnizada persecución nazi contra la Iglesia. También otros muchísimos ciudadanos fueron perseguidos y asesinados en aquellas terribles circunstancias. Pero los 108 beatificados por el Papa fueron todos ellos asesinados por odio a la fe cristiana en diversas circunstancias o lugares, o murieron como consecuencia de los sufrimientos infligidos por el mismo motivo en las cárceles y campos de concentración. La mayoría de los sacerdotes murieron por no dejar de ejercer su ministerio, a pesar de las amenazas; muchos de estos mártires perdieron la vida por defender a judíos; las religiosas, por su parte, en su servicio amoroso y silencioso, aceptaron con espíritu de fe los sufrimientos y la muerte. Todos fueron en sentido estricto testigos de la fe de Cristo.

Beato Anastasio Pankiewicz (1882-1942). Sacerdote profeso, que había ingresado en la Orden a los diecisiete años de edad. Heroico pastor de almas, organizó el centro pastoral y escolar del Barrio Doly en Lodz, y fue fundador de las Hermanas Antonianas de Cristo Rey. Arrestado el 10 de octubre de 1941 y deportado al campo de Dachau, permaneció allí hasta su muerte; asignado al «reparto de inválidos», murió en la cámara de gas el 20 de mayo de 1942. Consciente de la inminencia de su muerte, se confesó y luego dijo a un amigo: «Estoy tranquilo y listo para morir».

Para ver más sobre los 108 mártires Polacos durante la segunda guerra mundial haz "click" AQUI

Let's block ads! (Why?)


Eugenio Amézquita Velasco

Miles de comonforenses salieron a las calles a vivir el Vía Crucis del Viernes Santo, en compañía de su párroco, el Pbro. Felipe Vázquez, para reiterar el amor y la espiritualidad de esta ciudad y municipio, que tiene en su mente y corazón, la Pasión, Crucifixión y Muerte de Jesucristo, tal como fueron evangelizados desde hace siglos.

Las calles principales de la ciudad fueron recorridas por carros alegóricos escenificando las 14 estaciones del Viacrucis:

1ª Estación: Jesús sentenciado a muerte
2ª Estación: Jesús cargado con la cruz
3ª Estación: Jesús cae, por primera vez, bajo el paso de la cruz
4ª Estación: Encuentro con la Virgen
5ª Estación: el Cirineo ayuda al Señor a llevar la Cruz
6ª Estación: la Verónica enjuga el rostro de Jesús
7ª Estación: Segunda caída en el camino de la Cruz
8ª Estación: Jesús consuela a las hijas de Jerusalén
9ª Estación: Jesús cae por tercera vez
10ª Estación: Jesús despojado de sus vestiduras
11ª Estación: Jesús es clavado en la Cruz
12ª Estación: Jesús muere en la Cruz
13ª Estación: Jesús en brazos de su madre
14ª Estación: el cadáver de Jesús puesto en el Sepulcro

Se emplearon personas para representar a cada uno de los personajes del Evangelio que intervienen en las escenas del "Camino de la Cruz" así como imágenes, algunas o no articuladas, pero donde el buen gusto, las flores y los colores se sumaron para ambientar dichas escenas.

Compartimos las imágenes de esta devoción vivida este Viernes Santo 2019, en Comonfort.



















Alepo, 19 Abr. 19 (ACI Prensa).- En una reciente entrevista con Ayuda a la Iglesia Necesitada, el Arzobispo Maronita de Alepo (Siria), Mons. Joseph Tobji, advirtió que la emigración “se ha convertido en nuestra herida sangrante”, y que el factor económico es preocupante en la ciudad, a pesar de que el Gobierno retomó el control del país hace dos años.

“Hemos perdido muchos recursos y muchos trabajadores calificados. Incluso aquellos que todavía están aquí están en algún otro lugar en sus corazones. La gente sueña con el paraíso del mundo occidental. Sin embargo, cuando llegan allí, encuentran una realidad diferente de la que esperaban”. Al respecto, precisó que muchos caen en la desesperación debido a la “decepción y desilusión”.

Mons. Tobji, quien es pastor de una pequeña comunidad conformada por 400 familias, comentó que “el conflicto aún no ha terminado”, pues “si bien la seguridad ha mejorado, aún continúan cayendo bombas en las afueras de Alepo en las últimas semanas”.

“Debemos fortalecer la fe de las personas, anclarlas en este país y animarlas a ser testigos de Cristo, a ser la sal de la tierra y la luz del mundo: no podemos permitir que nuestra presencia aquí se vuelva insignificante”, enfatizó el Arzobispo.

Recordó que a fines del 2016 se pensó que todos volverían a encontrar trabajo y podrían participar en la reconstrucción de la ciudad. “Nos sorprendió el impacto del bloqueo y las sanciones, que nos afectan aún más. Todos los días estamos plagados de fallas eléctricas (16 horas al día). La economía no está funcionando y la inflación se está disparando”, indicó.

Expresó que “la corrupción en el país ha alcanzado niveles récord”. Dijo que es “fácil imaginar la situación de los habitantes de Alepo”, y que hoy día “las personas están desmotivadas”.

“Hemos vivido un período particularmente doloroso de la historia, vivimos en circunstancias extraordinarias. Ahora tenemos que tratar con ellos adecuadamente. Con este fin, recientemente organizamos el primer Sínodo de los obispos católicos en Alepo la semana pasada”, explicó.

El Arzobispo mencionó que el 40% de la comunidad cristiana está formada por personas mayores, donde solo hay dos o tres albergues para ancianos en Alepo. “Tratamos de apoyarlos tanto socialmente como a través de la atención pastoral, asegurándonos de que tengan acceso a medicamentos, apoyo psicosocial, alimentos, educación y vivienda”, afirmó.

El número de cristianos en Alepo disminuyó dramáticamente durante la guerra civil de Siria. Antes del conflicto el número ascendía a 180.000, mientras que en la actualidad son 32.000.

Traducido y adaptado por Carla Marquina. Publicado originalmente en CNA.



Eugenio Amézquita Velasco

Con nutrida asistencia, los vecinos de diversas colonias y de la Latino vivieron el Viacrucis del Viernes Santo, recorriendo diversas calles y altares que representaron las 14 estaciones de esta devoción y que fue presidido por el Pbro. Martín Fríaz Torres, párroco de la Parroquia Nuestra Señora de la Salud, en la colonia Latinoamericana.

El Viacrucis fue viviente, interpretando los personajes diversos vecinos y feligreses de la parroquia, además de ser montadas las estaciones por los mismos vecinos y equipos de apoyo parroquial, escenificando los diversos momentos del camino al Gólgota.

















Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets