11 hechos asombrosos sobre la infancia de Benedicto XVI

Redacción Central, 16 Abr. 19 (ACI Prensa).- Este 16 de abril, en que celebramos un cumpleaños más de Joseph Ratzinger, es bueno recordar el libro publicado en 2018 “Benedicto XVI: su vida y pensamiento”, que detalla 11 hechos asombrosos sobre la infancia del Papa Emérito, muchos de ellos contados por él mismo y que son presentados en la siguiente lista.

1. Su padre publicó un anuncio para encontrar esposa

Su padre esperó hasta los cuarenta años para encontrar una mujer y formar una familia. No tenía una vida social típica y, por ello, publicó en el periódico local católico Liebfrauenbote una descripción simple de sí mismo: “Empleado del Estado, soltero, católico, 43 años. Busca el matrimonio lo antes posible con una muchacha católica que esté en la capacidad”.

2. Uno de sus recuerdos más antiguos se relaciona con su amor por Baviera

En 2006, mientras se preparaba para visitar Baviera (Alemania) por primera vez en su pontificado, comentó: “Me encanta la belleza de nuestra tierra y me gusta dar largos paseos. Soy un patriota bávaro; en particular me gusta Baviera, nuestra historia. Y, por supuesto, nuestro arte”.

3. Sus padres oraban frecuentemente en familia

La familia Ratzinger era muy devota: “Todos los días orábamos juntos, y de hecho antes y después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena). El tiempo de oración más importante era después de la cena del mediodía, cuando las preocupaciones de la familia se compartían”, cuenta Benedicto XVI.

4. Su segundo nombre tiene relación con San Luis Gonzaga

Su biógrafo dice que “en las primeras horas del 16 de abril de 1927, nació el tercer hijo, que se llamaba Joseph Aloisius. El primer nombre, como era la costumbre de la familia, era el de su padre, mientras que el segundo, el equivalente a Louis, se le entregó en honor a un tío que se había convertido en sacerdote y había tomado el nombre del joven santo jesuita italiano”.

5. Fue bautizado a las pocas horas de nacido

A las pocas horas de que Joseph nació, su padre quiso aprovechar la oportunidad mientras su madre descansaba de un parto difícil. Su padre lo envolvió y lo llevó a ser bautizado. El Cardenal Ratzinger comentó más tarde en sus memorias: “Siempre me he sentido agradecido por haber tenido mi vida inmersa en el misterio de la Pascua, ya que esto solo podría ser un signo de bendición”.

6. Su padre predijo la Segunda Guerra Mundial

Poco tiempo le tomó al nazismo para infectar a la población del sur de Alemania y Adolfo Hitler tuvo una fuerte influencia en muchos alemanes importantes de Baviera. El padre de Joseph le escribió a sus familiares en 1932 (7 años antes de la guerra): “La guerra va a estallar pronto; necesitamos una casa”.

7. Algunos de sus profesores nazis querían retornar al paganismo

Uno de los instructores, señala el biógrafo de Benedicto XVI, organizó un festival para el mes mayo que supuestamente era el comienzo de la renovación de la religión germánica en la zona. El maestro instaló un maypole (alto poste de madera) con salchichas colgando de la parte superior, y luego leyó una oración para dar inicio a la festividad.

El maypole originalmente tuvo cierta importancia en el paganismo germánico de la Edad del Hierro y las culturas medievales tempranas.

8. Se enamoró de la Santa Misa desde muy niño

Se le entregó un Schott, un libro de instrucciones básicas para la Misa con imágenes de gestos y movimientos para cada parte de la celebración. Lo utilizó para jugar como sacerdote con sus hermanos y amigos. Cuando recibió la Primera Comunión, le dieron un Schott más avanzado que explicaba la Misa a más detalle, por lo que le dio un sentido más pleno a lo que ya conocía.

9. Continuó jugando a la Misa durante años

“Fue una aventura fascinante avanzar gradualmente hacia el misterioso mundo de la liturgia, que se estaba ejecutando ante nosotros allí, en el altar”, dijo el Papa Emérito. Finalmente, consiguió pequeños cálices de juguete, velas y otros objetos para reunir la plenitud de la liturgia eucarística.

10. Vio a sus hermanos ser obligados a participar en las actividades de la Juventud Hitleriana

Su hermana María, recordó Benedicto XVI, se vio obligada junto con su hermano mayor a participar en varios eventos juveniles de Hitler. Una vez se vieron obligados a usar el uniforme de la juventud y marchar en las calles como una unidad organizada para la “gloria de Alemania”. Su padre estaba profundamente preocupado por el impacto que esto podría tener en las conciencias jóvenes, no solo en las de sus hijos.

11. Recibió la Primera Comunión de la misma manera que San Luis Gonzága

Así como San Luis Gonzaga recibió la Primera Comunión de un cardenal, el Cardenal Carlos Borromeo; Benedicto XVI experimentó lo propio de la mano del Cardenal Von Faulhaber.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en National Catholic Register.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets