lunes 22 Abril 2019 : Commentary San Nersès Snorhali



Tú que has estado llorando hasta el amanecer por las mujeres portadoras de aromas, concédele también a mi corazón derramar abundantes lágrimas a causa de tu ardiente amor. Y gracias a la buena noticia del ángel que clamaba desde lo alto de la peña (Mt 28,2), déjame oír el sonido de la trompeta final que anuncia la resurrección. De la tumba nueva y virgen resucitas con tu cuerpo nacido de la Virgen; te hiciste para nosotros primicia y primogénito de entre los muertos. Y yo al que el Enemigo ató con dolor del pecado corporal, dígnate librarme de nuevo, como lo hiciste por las almas en prisión de los muertos (1P 3,19). Te manifestaste en el jardín a a María Magdalena, pero no le permitiste acercarse al que todavía era de la raza caída. Manifiéstateme el octavo día en la grande y última alborada; y en aquel momento, por favor, permítele a mi alma indigna acercársete.
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets