Notre Dame: Impactante relato del sacerdote que salvó el Santísimo y la Corona de Espinas

REDACCIÓN CENTRAL, 17 Abr. 19 (ACI Prensa).- El P. Jean-Marc Fournier, capellán de los bomberos de París, relató cómo fue que rescató de las llamas la Santa Corona de Espinas y el Santísimo Sacramento en la Catedral de Notre Dame.

“Me llamaron y llegamos rápido. Dos cosas me parecieron esenciales por cumplir. La primera era salvar el tesoro inestimable que es la Corona de Espinas y, claro que sí, a Jesús presente en el Santísimo Sacramento”, dijo el sacerdote el 17 de abril a la televisora francesa KTO.

Comment l'aumônier des pompiers a sauvé les trésors de Notre-Dame https://t.co/AGtU9FalQb

— 20 Minutes (@20Minutes) 17 de abril de 2019

Como se recuerda, el lunes 15 de abril un incendio destruyó gran parte de la Catedral de Notre Dame de París. Para la reconstrucción, ofrecida por el presidente Emmanuel Macron para dentro de cinco años, ya se cuenta con más de 600 millones de euros ofrecidos por varias de las familias más ricas de Francia.

“Al llegar a la catedral había mucho humo pero no estaba muy caliente. Había una especie de cascada de fuego, que se originó por la caída de la aguja” de más de 90 metros que colapsó sobre el techo del templo, relató el sacerdote.

“Acompañado de un oficial superior, la dificultad para nosotros era encontrar a alguien que nos diera la combinación para abrir la caja fuerte o cofre donde se preserva las santas reliquias”, añadió.

Tras unos momentos y “para preservar las reliquias un equipo de bomberos se vio obligado a romper el relicario, pulverizándolo lamentablemente”. A continuación “las santas reliquias pudieron ser retiradas y preservadas en un espacio seguro bajo la protección de las fuerzas del orden, en este caso los funcionarios de la prefectura de policía”.

El sacerdote explicó que en todos los trabajos participaron unos 400 bomberos, a quienes agradeció su labor; y explicó que cuando salvó el Santísimo Sacramento, le hizo un pedido especial al Señor.

“Cuando el fuego llegó a la torre norte, yo salía con el Santísimo Sacramento. No quise solamente salir con Jesús sino que aproveché para hacer una bendición con Él. Yo estaba completamente solo en la catedral, en medio del fuego, las llamas, de las cosas que caían. Al hacer esta bendición, le pedí a Jesús que nos ayudara a preservar el templo”, narró el capellán.

El P. Fournier resaltó que, al final, “no solo el fuego se detuvo sino que se preservó la torre norte, y al preservarla todo lo demás se pudo salvar”.

El sacerdote también se refirió a la importancia de los objetos sagrados que rescató de entre las llamas.

“Todos comprenden que la Santa Corona es una reliquia extraordinaria y única; y el Santísimo Sacramento es nuestro Señor presente realmente, su cuerpo, su alma, su divinidad y su humanidad. Ustedes pueden comprender que fue delicado ver esto entre las llamas. Al acompañar a los bomberos con frecuencia en su labor, veo los efectos del fuego, por lo cual decidí resguardar prontamente la presencia real de nuestro Señor Jesucristo”, subrayó.

Para concluir, el sacerdote comentó que “la catedral no desapareció completamente para los cristianos y va a renacer más bella y más fuerte después de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo”.

El sacerdote también conversó con el diario francés La Croix, al que relató que “una vez que Jesús (el Santísimo Sacramento) estaba a buen recaudo, seguí participando con otros diez bomberos, salvando objetos de valor de todas las capillas laterales”.

“La sacristía no estaba en peligro y el tesoro estaba protegido. No fueron evacuados sino hasta después en la noche por personal de ministerio de Cultura y la policía”, agregó.

Después, concluyó, “pasé a saludar a todos en sus vehículos y volví a mi casa a las 3:00 a.m. Sentí que, para todos, este incendio no fue como los otros. La acción se hizo oración”.

No es la primera vez que el P. Fournier auxilia a quienes lo necesitan. En noviembre del 2015 el sacerdote acudió a la sala de espectáculos “Bataclan” en París, donde el Estado Islámico (ISIS) asesinó a 89 personas. "Di la absolución colectiva, como la Iglesia Católica me autoriza", manifestó en aquel momento.

Este miércoles el Gobierno francés lanzó un concurso internacional para reconstruir la aguja de la catedral, como parte de los trabajos para recuperar el emblemático templo que tiene más de 800 años de historia.

La estructura de la catedral, en la que ya se hacían algunos trabajos de restauración desde mediados de 2018, se mantuvo finalmente en pie gracias al trabajo de los bomberos.

Aunque aún no se sabe la causa del incendio, algunos señalan que podría haber sido un accidente.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets