Los males del WhatsApp mientras se conduce

Es tiempo de vacaciones de verano en el hemisferio norte. Miles de familias se mueven por carretera hacia destinos de playa, de ciudad, a visitar a familiares, a descansar. El teléfono móvil puede ser una gran ayuda, solamente si quien conduce no lo utiliza.

En todos los casos existe un peligro inherente a conducir estando pendiente de un teléfono móvil. Y aquí entra no solo el conductor, sino aquellos que les mandan mensajes por WhatsApp, por ejemplo sus papás o sus amigos, a sabiendas que conducen.

Si sabes que va al volante, déjalo en paz

En ese sentido, una campaña de Orange, en conjunto con el periódico español EL PAÍS, ha intentado dar las claves para que lleguemos a salvo al destino que nos hemos trazado enmarcada bajo un solo título: “Si está conduciendo, no le escribas”.

Un estudio de la Universidad de Granada (2018) indica que el uso de WhatsApp mientras se conduce aumenta 134 por ciento el riesgo de accidentes entres mayores de 55 años de edad, evidentemente por los reflejos de los mayores, que van disminuyendo.

Y hay que remarcar que cuatro de cada diez padres utilizan el móvil mientras conducen con sus hijos de acuerdo con el estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” (Midas, 2018).

Aumento extraordinario

Las estadísticas de la Dirección General de Tráfico española son contundentes (y, repito, funcionan para cualquier otro país del mundo, como México o Estados Unidos; como Honduras y Canadá): usar el celular mientras se conduce aumenta en 23 veces el riesgo de accidente.

Un minuto y medio de charla por el teléfono móvil, aún sea en la opción “manos libres” implica no percatarse de cuarenta por ciento de las señales de vialidad. Además, las distracciones al volante provocan 33 por ciento de las víctimas mortales de los accidentes de tráfico.

Se trata de buscar –sigue la campaña diciendo—“el uso amable de la tecnología”. En otras palabras, se trata estar conscientes que “llamar o enviar un mensaje a alguien mientras conduce puede provocar un accidente mortal, especialmente entre la población más acostumbrada a consultar sus móviles: los jóvenes”.

Tres recomendaciones de vida

En este último renglón se debe poner mucho más énfasis (ojo a los padres de familia). La campaña de Orange-EL PAÍS es perfectamente explícita al decir que el WhatsApp que más muerte podría provocar este verano carretera es uno muy simple, y muy recurrente: “¿Has llegado ya?”

Como familiares de los conductores, el psicólogo especializado en seguridad vial Vicente Prieto recomienda estas previsiones:

1. Debemos generar tolerancia a la frustración si vemos que alguien no contesta las llamadas. Y hacer siempre un uso razonable de los móviles

2. No se quiere más a un hijo por mandarle un mensaje aun a sabiendas de que está conduciendo. Tenemos que ser respetuosos con los demás

3. La mejor solución pasa por la educación vial desde niños, aunque en demasiadas ocasiones los poderes públicos no creen en ello

“Cuando mandas un mensaje a tu hijo para ver si ha llegado a su punto de destino, por muy buena intención que tengas, le estás haciendo un mal”, subraya Prieto. Y está muy bien subrayado.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets