Quería matar a mi papá pero descubrí el amor de Dios

Tim Guénard fue abandonado por su mamá a los dos años. El papá, alcohólico, a menudo perdía el control y le pegaba.

En el orfanato fue peor: “¿Qué hacemos con este niño? De tal padre, tal hijo”. Tim crece en el rencor y la violencia, quiere matar a su papá: “El odio fue la gasolina de mi vida”. Logra escapar y se topa viviendo en las calles de París.

Conoce gente que le enseña a leer y a robar, que abusa de él. La vida de Tim está destinada al fracaso, hasta que se topa con una mirada de amor. Una jueza le ofrece una oportunidad de redención. Luego, encuentra personas discapacitadas, el “detonante” que cambia su vida. Una de ellas, Vianney, es el primero que doma su violencia y le presenta aJesús, el “Big Boss”.

Un sacerdote le muestra el amor de Dios por él, le dona el perdón de Dios, y la vida de Tim se eleva como un globo de aire caliente. Se libera del peso de la violencia, se perdona, aprende a amar. Se casa con Martine y juntos tienen 4 hijos, perdona a su papá. “Hoy digo que Dios no se equivocó. ¿Por qué? Porque soy un hombre feliz”.

Búscanos en FB, Instagram y Youtube.

Suscríbete a nuestra mailing list en la página http://www.aleteia.org/lookup para que te avisemos de la publicación de los nuevos capítulos.

Y si tú también tienes o conoces una historia “Look Up”, escríbenos a lookup@aleteia.org

¡La contaremos!

Por Marinella Bandini y Anna Raisa Favale

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets