El Papa responde a cuestionamientos sobre las finanzas del Vaticano

, 26 Nov. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco respondió a varias preguntas sobre el manejo de las finanzas en el Vaticano, durante la rueda de prensa realizada a bordo del avión que lo llevó de Japón a Roma.

Una de las preguntas que contestó el Papa se refiere al escándalo que podría haberse generado entre los fieles por una inversión inmobiliaria de 200 millones de dólares en Londres (Inglaterra), una operación que estaría vinculada al Óbolo de San Pedro y en la que estuvo de por medio el Cardenal Angelo Becciu cuando era Sustituto de la Secretaría de Estado en 2014.

En octubre de este año el Cardenal Becciu, que ahora es prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, dijo a la agencia italiana ANSA que no había irregularidades en la inversión en Londres y que actuó “según los intereses de la Santa Sede”.

El Purpurado dijo que su “conciencia está limpia y sé que siempre he actuado según los intereses de la Santa Sede y nunca por mi propio beneficio. Los que me conocen bien pueden dar fe de eso”.

Los detalles de la inversión fueron reportados por primera vez por el Financial Times, según el cual el dinero se tomó de cuentas bancarias suizas bajo el control de la Secretaría de Estado y se mantuvo por separado de otras cuentas corrientes del Vaticano.

La inversión en Londres, junto con otros casi 50 millones de dólares invertidos en 2018 en la misma propiedad, ha planteado preguntas sobre el control interno del dinero del Vaticano en bancos internacionales y vehículos de inversión, especialmente después de repetidos esfuerzos para alinear las prácticas financieras con las prácticas y estándares internacionales.

El Cardenal Becciu también está involucrado en una operación de 50 millones de euros con los cuales se amortizó una deuda de un hospital italiano en bancarrota, una operación de la cual el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, se dijo personalmente responsable.

El Cardenal Parolin dijo en octubre que la inversión inmobiliaria en Londres fue única y que el fondo en cuestión parecía estar “bien administrado”. “Estamos trabajando para aclarar todo. Este acuerdo fue bastante opaco y ahora estamos tratando de aclararlo”, dijo el Purpurado a Reuters.

Ante la pregunta que le hicieron en el avión, el Papa Francisco dijo este martes 26 de noviembre que es importante invertir el dinero que se recibe “siempre a lo seguro y dentro de la moral”, y no “meterlo en el cajón porque esa es una mala administración”.

“Si haces una inversión con el Óbolo de San Pedro en una fábrica de armamento, el Óbolo entonces no es Óbolo. Si haces una inversión durante años sin tocar el capital, entonces no funciona. El Óbolo se debe gastar en un año o año y medio, hasta que llegue otra colecta que se hace mundialmente y esa es una buena administración, sobre seguro, y sí, se puede también comprar una propiedad, alquilarla, y luego venderla, pero sobre seguro, con todas las seguridades por el bien de la gente del Óbolo”, continuó.

El Papa se refirió luego a una redada en las oficinas de la Secretaría de Estado el 1 de octubre, tras lo cual se procedió a suspender a varios funcionarios como Mons. Mauro Carlino, que supervisa la documentación en la Secretaría de Estado, junto con el laico Tomasso Di Ruzza, de la Autoridad de Inteligencia Financiera (AIF).

“Luego pasó aquello que pasó, un escándalo y han hecho cosas que no parecían limpias. Pero la denuncia no vino de fuera. Aquella reforma de la metodología económica que ya había iniciado Benedicto XVI”, dijo el Papa Francisco.

El Santo Padre explicó que fue el revisor de cuentas quien, con su autorización, procedió a investigar las denuncias. “Y en eso quedé contento porque se ve que la administración vaticana tiene recursos para aclarar las cosas feas que suceden dentro, como en este caso, que si no es el caso del inmueble de Londres, porque todavía esto no está claro, pero ahí había casos de corrupción”, dijo.

“Creo que en menos de un mes iniciaremos los interrogatorios de las cinco personas que han sido bloqueadas porque había indicios de corrupción. Usted podrá decirme, ‘¿entonces estos cinco son corruptos?’. No, la presunción de inocencia es una garantía para todos, un derecho humano, pero hay corrupción y se ve. Con la investigación se verá si son culpables o no. Es una cosa fea y no es bonito que sucedan estas cosas en el Vaticano”, prosiguió.

“Pero ha salido a la luz por medio de mecanismos internos que comienzan a funcionar cuando el Papa Benedicto los puso en marcha. Por esto, yo doy gracias a Dios, no de que salga la corrupción, sino de que el sistema de control del Vaticano funcione bien”, indicó el Papa.

La Autoridad de Inteligencia Financiera (AIF)

Tras la respuesta del Papa en el avión, otro periodista también preguntó sobre las finanzas del Vaticano, incidiendo en la situación actual de la AIF, que fue creada por el Papa Benedicto XVI en enero de 2011 con el objetivo de prevenir cualquier actividad financiera ilegal como el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo.

El Papa Francisco dijo que “el director del AIF ha sido suspendido porque había sospecha de mala administración”, en el sentido “de un mal control. Fue la AIF la que, parece, no controló los delitos de los demás. Su deber era controlar. Espero que se pruebe que no es así, porque todavía hay presunción de inocencia. Pero por el momento, el magistrado (encargado del caso) es soberano porque debe estudiar cómo ha ido”.

Hablando luego sobre el cambio del presidente de la AIF, el Papa dijo que su mandato “concluía el 19. Lo llamé algunos días antes y él no se dio cuenta de que lo estaba llamando, y anuncié que el 19 dejaba el puesto. Ya he encontrado al sucesor (René Bruelhart), un magistrado de altísimo nivel jurídico, económico, nacional e internacional, y a mi regreso tomará cargo del AIF y continuará así”.

El Pontífice explicó que la institución Moneyval, el grupo de expertos del Consejo de Europa que supervisan que no haya lavado de dinero ni financiamiento del terrorismo, “estudiará los números, los procedimientos, cómo ha actuado el promotor de justicia” o fiscal en estos casos.

“Sé que en estos días comenzará, o ya ha comenzado, el interrogatorio de cinco que han sido suspendidos. No es fácil, pero no debemos ser ingenuos, no debemos ser esclavos. Alguno me ha dicho que con esto hemos tocado al grupo Egmont, la gente se asusta, hacemos un poco de terrorismo… Dejémoslo de parte. Nosotros vamos adelante con la ley, con Moneyval, con el nuevo presidente del AIF. Y el director ha sido suspendido, quizás fuese inocente. Yo lo quisiera así porque es bueno que si una persona es inocente y no es culpable. Pero se ha hecho un poco de ruido con este grupo que no quería que se tocasen los papeles que pertenecían al grupo”, continuó el Santo Padre.

El grupo Egmont reúne a 164 autoridades de inteligencia financiera en el mundo y coordina el trabajo en conjunto.

“Es la primera vez que en el Vaticano el caso se descubre desde dentro, no desde fuera. Desde fuera, muchas veces. Pero en esto el Papa Benedicto fue sabio, comenzó un proceso que ha madurado y ahora las instituciones…, está funcionando el revisor. De verdad, no quiero ofender al grupo Egmont, que hace mucho bien y ayuda, pero en este caso la soberanía pertenece al Estado, también la justicia es más soberana que el poder ejecutivo. No es fácil comprenderlo, pero les pido que comprendan esta dificultad”, concluyó el Pontífice.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets