“Esperamos al Papa como constructor de paz”, señala sacerdote en Japón

, 11 Nov. 19 (ACI Prensa).- Cerca del inicio de un nuevo viaje apostólico del Papa Francisco, el exprovincial de la Compañía de Jesús en Japón y actual delegado para el Apostolado Social, P. Yoshio Kajiyama, afirmó que la expectativa es que el Santo Padre llegue al país como un “constructor de paz”, en torno a las armas nucleares.

En declaraciones a Vatican News, el sacerdote señaló que “los católicos en esta nación asiática son casi medio millón”, una minoría en un país con más de 126 millones de personas.

Según los datos disponibles más recientes, aproximadamente el 35% de los japoneses afirman ser budistas, mientras que entre el 3 y 4% reconocen ser parte del sintoísmo o de las religiones populares japonesas asociadas. Solo entre el 1 y 2% de los japoneses se identifican como cristianos, y de estos la mitad son católicos.

El sacerdote comentó que la principal expectativa que genera el viaje del Papa a Japón es su discurso, que se espera sea “un mensaje como constructor de paz”, en torno a las armas nucleares.

“La Iglesia Católica en Japón es pequeña, pero su mensaje tuvo un eco en el pueblo japonés” señaló el sacerdote, refiriéndose a la visita de San Juan Pablo II al país asiático del 24 al 26 de febrero de 1981. Añadió que se espera con ansias “el mensaje del Papa Francisco en Nagasaki”.

Situación de los Jesuitas en Japón

El sacerdote comentó que una de las misiones de los jesuitas en este país “es enseñar teología y filosofía en la Universidad de Sofía”, una de las universidades privadas más importantes del país, además de tener a cargo escuelas secundarias. “Allí vienen estudiantes católicos, a los que podemos contactar y con quienes tenemos una relación muy especial” afirmó.

Sin embargo, el P. Kajiyama señala que la mayoría de los estudiantes de las universidades no son católicos, la población creyente será “quizá un dos o tres por ciento”. “A ellos les gusta estudiar y vivir de acuerdo a una buena conciencia. Es muy difícil atenderlos religiosamente y más difícil, bautizarlos. La religión no es su mayor preocupación” comentó.

Los jesuitas tienen un centro social en la ciudad de Osaka, donde atienden a personas que viven en las calles. Sobre esta realidad, dijo que “las autoridades no cuidan de estas personas”. “En Japón hay pobreza y personas viviendo en las calles”, afirmó el P. Kajiyama.

“Tenemos muchos católicos procedentes de Filipinas y de Latinoamérica”, señaló el sacerdote. Indicó que muchos de estos niños migrantes no reciben la atención adecuada en las escuelas públicas, planteándose “crear un colegio que atienda a los hijos de los migrantes y donde puedan aprender japonés”.

Como señaló el Arzobispo de Tokio, Mons. Isao Kikuchi, en una reciente entrevista a CNA – agencia en inglés del Grupo ACI – “la Iglesia da prioridad a presenciar el Evangelio de manera visible a través de estas firmes obras de misericordia. Ciertamente, estas actividades pueden no conducir inmediatamente a la recepción del bautismo, pero existe la esperanza de que muchas personas que fueron tocadas por el espíritu del Evangelio sean conducidas a la Iglesia”.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets