EEUU: Legisladores aprueban veto a cirugías de “cambio de sexo” a menores

Dakota del Sur, 31 Ene. 20 (ACI Prensa).- Un proyecto de ley destinado a prohibir la cirugía de “cambio de sexo” (también llamada de reasignación de género) y los bloqueadores hormonales de pubertad para menores en Dakota del Sur (Estados Unidos) fue aprobado por la Cámara de Representantes con una votación de 46 votos a favor y 23 en contra el miércoles 29 de enero.

Solo unos pocos republicanos votaron en contra del proyecto de ley, informó Associated Press. La legislación ahora será discutida en el Senado.

Christopher Motz, director ejecutivo de la South Dakota Catholic Conference (Conferencia Católica de Dakota del Sur), elogió la votación.

“Dadas las cuestiones morales y éticas en juego, que son fundamentales para el bien integral de la persona humana, es genial ver un voto tan fuerte en la Cámara”, dijo el jueves 30 de enero.

“Las voces de ciudadanos fieles que alientan a sus líderes electos sin duda contribuyeron a este resultado positivo. A medida que el proyecto de ley avance hacia el Senado, las voces de los ciudadanos fieles serán cruciales para asegurar otro voto fuerte”, agregó.

El proyecto HB 1057 convertiría en un delito menor de Clase 1 que los médicos dispensen medicamentos bloqueadores de la pubertad a menores de 16 años con el propósito de cambiar o afirmar la percepción de su sexo. Asimismo, enumera una serie de procedimientos quirúrgicos que no se les permitiría realizar en menores, como la castración, vasectomía e histerectomía.

Los obispos de Dakota del Sur anunciaron su apoyo a la medida el 16 de enero. Indicaron que “el HB 1057 protegería a los niños y niñas de la medicalización nociva con consecuencias desconocidas y potencialmente de por vida”.

“Con una profunda compasión por la experiencia del sufrimiento que marca a las personas con disforia de género, la Iglesia insiste firmemente en la dignidad de todas las personas humanas creadas y amadas por Dios, y expresa un afecto especial por los marginados y los que sufren”, señalaron.

Finalmente, concluyeron que el “HB 1057 garantizaría que los niños, especialmente aquellos que sufren angustia por su sexo, tengan la oportunidad de desarrollarse y crecer en la comprensión del don de su naturaleza creada sin presiones hacia la medicalización perjudicial”.

Las disposiciones del proyecto de ley no se aplican a “la decisión médica de buena fe de un padre o tutor de un menor nacido con un trastorno genético del desarrollo sexual médicamente verificable”.

El proyecto de ley de Dakota del Sur se produce tras la decisión de un juez federal, en octubre de 2019,  para que los médicos de todo el país ya no estén obligados a realizar cirugías de “transición de género” o “cambio de sexo” si estas atentan contra su conciencia o creencias religiosas.

El reglamento surgió de la Sección 1557 de la “Affordable Care Act” (Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio), que prohíbe la discriminación en la atención médica por motivos de raza, color, nacionalidad, sexo, edad o discapacidad. El Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) interpretó que la “discriminación sexual” bajo esta regla incluye la identidad de género, lo que obliga a la provisión de cirugías de “transición de género”.

En respuesta a la regla, una alianza de más de 19 mil profesionales de la salud, nueve estados y varias organizaciones religiosas se combinaron en dos demandas contra el mandato, diciendo que ilegalmente requería que los médicos, en casos de objeción, violaran sus creencias religiosas o juramento hipocrático de no dañar al paciente. Becket representó a los demandantes.

Proyectos de ley similares al propuesto en Dakota del Sur están siendo considerados en otros estados, incluidos los presentados durante la sesión 2020 en Florida y Colorado que, como el proyecto de ley de Dakota del Sur, impondría sanciones penales por “cirugía transgénero” realizada en menores.

En otros estados, como Illinois, Oklahoma y Carolina del Sur, se están considerando multas, como la pérdida de la licencia médica de un médico, si realizan una “cirugía transgénero” en un menor.

Un proyecto de ley en estudio en Missouri, HB 1721, revocaría la licencia de un médico si administra un tratamiento de reasignación de género, y los padres que consientan dicho tratamiento serían denunciados a los funcionarios de bienestar infantil por abuso infantil, informó Associated Press.

Los legisladores estatales en Kentucky y Texas también han anunciado planes para presentar proyectos de ley similares, informó el Washington Post.

Un representante del estado en Georgia durante noviembre de 2019 propuso una ley que convertiría en un delito grave que los profesionales médicos intenten cambiar el “género” de un menor ya sea mediante cirugía o medicamentos. 

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets