La moral es un camino de libertad, aseguran en seminario internacional sobre familia

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Ene. 20 (ACI Prensa).- En el marco del seminario internacional “El sujeto moral cristiano: ley, camino de libertad y amor”, Alejandro Landero Gutiérrez, director del Pontificio Instituto Juan Pablo II para la Familia en México, subrayó que “la moral es un camino de libertad”.

El seminario de realiza del 20 al 23 de enero en el Campus Norte de la Universidad Anáhuac, en el Estado de México, y es impartido por el P. Juan José Pérez-Soba, doctor en Teología.

En diálogo con ACI Prensa, Alejandro Landero Gutiérrez subrayó que “la moral es la brújula que nos permite orientarnos en un mar turbulento, en una sociedad cada vez más compleja”.

“La moral ayuda a estructurar el sentido de vida, para que la existencia se constituya en una biografía y no termine siendo un cúmulo de fragmentos, de deseos inconexos”, señaló.

Además, destacó, “la Teología Moral que nos ofrece la Iglesia tiene como centro, no un conjunto de normas, sino una amistad que cambia la vida. En el cristianismo, la moral no es un simple código. Cristo se presenta como el camino, la verdad y la vida”.

“Lo que mueve la acción moral no es el deber estoico, sino la gratitud con Dios, el amor al prójimo y la solidaridad en la sociedad”, precisó.

“Por todo ello, podemos decir que la moral custodia la libertad, la hace posible y la expande. Cuando no hay moral se termina perdiendo la libertad”, añadió.

Landero Gutiérrez indicó que en la actualidad “hay dos problemas claves que generan esta aparente contradicción entre moral y libertad. Por un lado, hay una cultura relativista que afirma que cada quien tiene ‘su verdad’”.

“Bajo el relativismo se vuelve imposible conocer el bien objetivo; se vive atrapado en una subjetividad autónoma donde no hay forma de verificar la verdad y el bien de la propia acción”, dijo.

“Por otra parte, estamos ante el sujeto emotivo. Lo que hoy conduce la vida de muchas personas son las emociones; no un sentido de vida, ni unos valores. El objetivo es sentirse bien; lo que importa hoy es la buena vida y no la vida buena. En un marco cultural así, la moral es vista como una ayuda para dirigir la vida”, explicó.

El director del Pontificio Instituto Juan Pablo II para la Familia en México subrayó que “el relativismo y el emotivismo no tienen solo un impacto personal, sino también social. Por ello hoy la sociedad parece una Torre de Babel donde es imposible ponernos de acuerdo. Hemos entrado en la era de posverdad, no porque la verdad haya muerto, sino porque las personas viven de espaldas a la verdad”.

Landero Gutiérrez destacó que “el P. Pérez-Soba ha preparado un programa espectacular, que nos hará adentrarnos, con conceptos y a la vez, con ejemplos muy prácticos, en el corazón del debate actual”.

“El P. Pérez-Soba es uno de los principales teólogos morales del mundo. Con su sabiduría nos llevará de la mano para asimilar el gran plan que Dios ofrece al hombre”, aseguró.

“Un seminario de estas características es único en México. Ojalá nos acompañen, ya sea de forma presencial o en forma remota. Les aseguro, que les dará un enorme gozo y esperanza escucharlo”, indicó.

Para participar en línea del seminario “El sujeto moral cristiano: ley, camino de libertad y amor” puede ingresar al Facebook oficial del Pontificio Instituto Juan Pablo II para la Familia en México, AQUÍ.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets