Clínicas abortistas no deben usar los recursos necesitados para combatir el coronavirus

, 24 Mar. 20 (ACI Prensa).- Planned Parenthood y otras clínicas abortistas incumplen en Estados Unidos órdenes estatales y utilizan los recursos necesitados para proteger a los trabajadores de salud que luchan contra el coronavirus.

El 20 de marzo, el fiscal general adjunto de Ohio, Jonathan Fukerson, envió una carta a Planned Parenthood y a otras clínicas abortistas para que detengan todos los abortos quirúrgicos “no esenciales o electivos”; y afirmó que las clínicas abortistas están utilizando erróneamente recursos que deberían conservarse para los trabajadores de la salud que luchan contra el nuevo coronavirus.

El 17 de marzo, el Departamento de Salud de Ohio ordenó cancelar “todas las cirugías electivas o no esenciales” que utilicen equipos de protección personal antes de las 5:00 p.m. del 18 de marzo, para “preservar” estos recursos o equipos “destinados a los proveedores de atención médica que están luchando contra la pandemia COVID-19 que se está extendiendo en nuestro estado y también, para preservar la capacidad y los recursos críticos del hospital”.

“Este es un tiempo sin precedentes en la historia del estado y todos deben hacer su parte para ayudar a detener la expansión de esta enfermedad”, dijo Fukerson en una carta dirigida al centro de cirugía del suroeste de Ohio de Planned Parenthood.

“Si tú o tu centro no dejan inmediatamente de realizar abortos quirúrgicos electivos o no esenciales, de conformidad con la orden adjunta, el Departamento de Salud tomará todas las medidas correspondientes”, añadió. Sin embargo, los afiliados de Planned Parenthood de Ohio sugirieron que creían que la orden del departamento de salud no se aplicaba a su trabajo.

Según informa el despacho de informes de Columbus, Iris Harvey, presidenta y CEO de Planned Parenthood de Gran Ohio y Kersha Deibel, presidenta y CEO de Planned Parenthood de la región suroeste de Ohio declararon en un comunicado que no acatarían la orden al suponer que ésta no afecta a los abortos quirúrgicos que ellos realizan.

“Según esa orden, Planned Parenthood puede continuar brindando procedimientos esenciales, incluido el aborto quirúrgico; y nuestros centros de salud continúan ofreciendo otros servicios de atención médica de los que dependen nuestros pacientes. Nuestras puertas permanecen abiertas para esta atención”, dijeron las presidentas y CEO de Planned Parenthood.

Pocos estados se han pronunciado sobre si los abortos quirúrgicos electivos deben seguir realizándose cuando existe la necesidad de conservar los suministros médicos para afrontar la pandemia del coronavirus. Mientras que los estados que sí se han pronunciado, están divididos.

El diario de noticias The Washington Post dijo que en Washington y Massachusetts, donde el apoyo a los “derechos” a favor del aborto es fuerte, las autoridades han dicho que las órdenes de suspender las cirugías electivas no se aplican a los abortos. Sin embargo, luego de que el gobernador de Texas ordenó detener las cirugías no esenciales el domingo 22 de marzo, el fiscal general de Texas dijo que la orden se aplicaría a la mayoría de los abortos.

Hasta el sábado, más de 320 estadounidenses fallecieron a causa del coronavirus, y el estado de Washington sufrió la mayoría de las muertes. Los casos confirmados hasta el lunes 23 suman más de 25 mil, según CNN.

Bethany McCorkle, portavoz de la oficina del fiscal general de Ohio Dave Yost, le dijo a CNN que los proveedores de aborto de Planned Parenthood son una muestra de los muchos que recibirán esa carta con la orden.

“Este no es un problema relacionado al aborto”, dijo McCorkle, y señaló que también se envió “una carta a un grupo de urología que supuestamente estaba realizando cirugías electivas”.

Si bien las autoridades dijeron que la medida no estaba dirigida solo a las clínicas de aborto, Ohio Right to Life acogió positivamente la medida. “Agradecemos al fiscal general Yost por proteger a las poblaciones más vulnerables de Ohio y hacer que las clínicas abortistas sean responsables ante la ley”, dijo la organización el 21 de marzo.

Asimismo, Ohio Right to Life, grupo provida, había escrito anteriormente a Planned Parenthood de Greater Ohio para quejarse de lo que consideró una violación a la orden.

“Así como innumerables clínicas en todo el estado cumplen con esta orden de salud y priorizan las vidas de sus conciudadanos de Ohio, Planned Parenthood continúa poniendo las ganancias y el aborto por encima de la seguridad de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad: los niños y los ancianos”, dijo el presidente de Ohio Right to Life, Michael Gonidakis, el 21 de marzo.

Por su parte, McCorkle dijo que si el Departamento de Salud de Ohio encuentra que su orden fue violada por algún centro quirúrgico en el estado, “pueden remitirla a nuestra oficina para emprender acciones legales en nombre del Departamento de Salud de Ohio”.

En Texas, el fiscal general Ken Paxton dijo que la orden estatal del gobernador Greg Abbott prohibía las cirugías no esenciales, por lo que es aplicable a las clínicas abortistas.

“Debemos trabajar juntos como los ciudadanos de Texas para detener la propagación del Covid-19 y asegurar que nuestros profesionales e instalaciones de atención médica tengan todos los recursos que necesitan para combatir el virus en este momento”, dijo Paxton.

“Nadie está exento de la orden ejecutiva del gobernador sobre cirugías y procedimientos médicamente innecesarios, incluidos los proveedores de aborto. Aquellos que violen la orden del gobernador serán recibidos con toda la fuerza de la ley”, añadió.

El incumplimiento de la orden ejecutiva de Texas podría significar multas de hasta 1.000 dólares o 180 días en la cárcel.

Ohio envió cartas solo a los centros que habían sido objeto de quejas por el Departamento de Salud, señaló Washington Post. Además de Planned Parenthood de la Región del suroeste de Ohio, otras clínicas abortistas que recibieron estas cartas fueron el Centro Médico para Mujeres en Dayton y el Centro para Prematuros en Cleveland.

“El Departamento de Salud de Ohio ha recibido una queja de que su instalación ha estado o continúa realizando abortos quirúrgicos, lo que necesariamente implica el uso de equipo de protección personal”, dijo la carta de Fulkerson a la filial de Planned Parenthood.

“Los abortos quirúrgicos no esenciales son aquellos que pueden retrasarse sin un riesgo indebido para la salud actual o futura de un paciente”, dijo Fulkerson, refiriéndose a los criterios del Departamento de Salud.

Los criterios para calificar a los procedimientos como “esenciales” incluyen la amenaza a la vida de un paciente, la “amenaza de la disfunción permanente de una extremidad o sistema de órganos”, y el “riesgo de un empeoramiento rápido de síntomas graves”.

Fulkerson dijo que esperaba escuchar la confirmación de que Planned Parenthood del Suroeste de Ohio y sus instalaciones estén cumpliendo con la orden.

A pesar de esto, la organización pro-aborto NARAL Pro-Choice Ohio dijo que el aborto es “una situación médica urgente que no se puede retrasar significativamente sin consecuencias profundas”. Además, según CNN, acusó al fiscal general y al presidente de Ohio Right to Life de “explotar la crisis de Covid-19 para promover su agenda de cerrar las clínicas de aborto de Ohio”.

Del mismo modo, el 18 de marzo ocho grupos médicos, incluida la Junta Americana de Obstetricia y Ginecología y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, que tienden a adoptar posiciones pro abortistas, afirmaron que el aborto es “un componente esencial de la atención médica integral”.

También, a pesar del contexto de urgencia sanitaria ocasionada por la pandemia, argumentaron que el aborto es “un servicio urgente por el cual un retraso de varias semanas, o en algunos casos, días, puede aumentar los riesgos o puede hacer que potencialmente sea completamente inaccesible”.

Asimismo, dijeron que “las consecuencias de no poder acceder a un aborto impactan profundamente la vida, la salud y el bienestar de una persona”, y alentaron a que sean los mismos médicos comunitarios y hospitalarios los que colaboren entre sí para “garantizar que el acceso al aborto no se vea comprometido durante este tiempo”.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente por CNA.

 

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets