EN VIVO: Apocalipsis de Esperanza, capitulo 8 de 12



BREVE RESUMEN DEL TEMA 8 El telón de fondo de la fase de preparación a la confrontación es la predicación de los profetas sobre el Día de Yahveh. Se trata del gran juicio, y por eso conviene delinear el sentido de la justicia en la Biblia. Una palabra que ayuda a acercarnos al concepto semita de justicia es el verbo "ajustar." Hacer justicia, que también se traduce por ajusticiar, justificar, e incluso "vengarse," es ante todo "ajustar" o reajustar las cosas para que no se aparten del plan de Dios. Ser "justificado" o recibir la "justificación" es entonces devolver los pasos del pecado y retornar a la casa del Padre, "a paz y salvo" con Él. El mundo se ha "desajustado" por el pecado. El reloj que marca el día del "ajuste" y de la "justicia" no es externo al actuar humano, sino que debe entenderse la "ira" de Dios como fruto de las consecuencias objetivas de los pecados humanos. Ni Dios ni la historia humana están sujetos a fechas predeterminadas, sino que el ejercicio de la libertad produce distintos frutos y acumula distintos efectos. Y, sin embargo, sabemos con certeza que sí habrá confrontación, en razón de aquello que dijo Cristo, y que se aplica a lo bueno y a lo malo: "al que tiene se le dará; al que no tiene se le quitará." Unos bienes atraen otros, y unos pecados a otros, de modo que es inevitable el crecimiento del trigo tanto como de la cizaña. En Apocalipsis 4 está una visión del trono de Dios, que coincide en muchos elementos con el estilo de Ezequiel. 24 ancianos, representantes de lo más venerable del antiguo y del nuevo Israel, adoran sin cesar a Dios, haciendo eco a los ángeles (en figura de toro, león, hombre y águila) que representan el dominio universal del Creador. ¿Cómo entender la eternidad? La eternidad, propia del Cielo de Dios, no cabe en nuestra imaginación; pero hay tres figuras usuales para describir a qué puede parecerse: el punto, la flecha y el ciclo. El punto representa el asombro, y nos habla del éxtasis; la flecha representa la intensidad infinita; el ciclo habla de la estabilidad y duración. En Apocalipsis 5 aparece el libro de los designios de Dios, sellado con siete sellos; luego aparece el Cordero Degollado, el único que puede desentrañar el sentido de la historia. Al abrirse los sellos se van cumpliendo las grandes imágenes proféticas sobre lo terrible del Día de Yahveh: guerra, muerte, hambre y peste. El séptimo sello abre una nueva etapa, la de las trompetas. MATERIAL COMPLEMENTARIO Te invitamos leer y meditar esta reflexión del papa Juan Pablo II http://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/2004/documents/hf_jp-ii_aud_20041103.html * * * Más predicación en: http://fraynelson.com/blog ADEMÁS: Suscríbete gratuitamente a mi boletín diario de evangelización: http://fraynelson.com/suscripciones.html Página de los DOMINICOS en Colombia: http://opcolombia.org


Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets