Gobierno de Brasil pide que “Cuties” se retire de Netflix y se abra una investigación

Brasilia, 22 Sep. 20 (ACI Prensa).- El Gobierno de Brasil pidió suspender la transmisión de la película “Cuties” a través de Netflix y que se abra una investigación que determine “la responsabilidad de la provisión y distribución de contenido pornográfico que involucra niños”.

La solicitud del Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, liderado por Damares Alves, fue enviada el 21 de septiembre a la Coordinación de la Comisión Permanente de la Niñez y la Juventud de la Fiscalía General del Estado de Rio Grande do Sul. La carta fue firmada por el Secretario Nacional de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, Maurício Cunha.

“Teniendo en cuenta la debida plena protección a los niños, niñas y adolescentes bajo la responsabilidad de la familia, la sociedad y el Estado (CF - art. 227), es indispensable la actuación del Estado en proponer medidas judiciales para: 1) suspender inmediatamente la oferta de la película a los suscriptores de Netflix Brasil y, 2) determinar la responsabilidad de la provisión y distribución de contenido pornográfico involucrando a los niños”, precisa la misiva. 

Al inicio del texto, se informa de la “preocupación” del gobierno con referencia a “Cuties”, una “película protagonizada por una niña de 11 años, que tiene como telón de fondo la fascinación por la danza, la búsqueda de la libertad, el desarrollo de la identidad sexual y el conflicto en relación con la tradición religiosa de su familia”.

“Ocurre que para abordar tales asuntos, la película presenta escenas de pornografía infantil, entendida como: ‘cualquier situación que involucre a un niño, niña o adolescente en actividades sexuales explícitas, reales o simuladas, o exhibición de los órganos genitales de un niño o adolescente con fines primordialmente sexuales’ (ECA - art. 241-E)”, precisó Cunha.

También se indica que el film contiene “múltiples escenas con primeros planos de las partes internas de las chicas, mientras reproducen movimientos eróticos durante el baile, se retuercen y simulan prácticas sexuales; todo ello conduciendo a la normalización de la hipersexualidad de los niños”.

“Hay una escena, en el minuto 68 de la película, que sugiere, incluso, el ‘ofrecimiento sexual de la niña’ a un hombre adulto, a cambio de un teléfono celular, hecho que obviamente supera el límite de la libertad de expresión para incitar a la pedofilia y la explotación sexual de niños”, denuncia el Secretario Nacional de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia.

La carta subraya que “no hay forma de dejar de repudiar el largometraje”, sobre todo “en un momento en que las representaciones nacionales e internacionales de protección de la niñez y adolescencia se unen para abordar la pedofilia y la sexualización temprana”.

“Esto se debe a que, además de la conducta delictiva (a la luz del ordenamiento jurídico brasileño), existe una evidente retroalimentación de la lujuria de las personas que se sienten atraídas sexualmente por niños y adolescentes, además de la clara oferta de la industria de la pornografía infantil”, añade el texto.

Cunha resaltó que en el artículo 241 del Estatuto de la Niñez y la Adolescencia, se encuentra el delito de “vender o exhibir para la venta, video u otro registro que contenga una escena pornográfica que involucre a niños, niñas y adolescentes”, el cual está sancionado con prisión de 4 a 8 años y una multa.

En el marco de ley estatal, la misiva recordó que los delitos relacionados con la pornografía y la explotación sexual de niños y adolescentes “son el resultado de tratados internacionales, en particular, del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño, elaborado por la ONU y ratificado por Brasil por mediante el Decreto Nº 5.007 / 2004”.

Al final de la carta, se explica que la Secretaría Nacional de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia “ve con extrema preocupación, la perpetuación de los contenidos antes mencionados, que lejos de ser entretenimiento o libertad de expresión, de hecho, atenta en contra y debilita la norma nacional de protección a la niñez y adolescencia, además de ser una apología al delito de pornografía infantil, en cuyo caso requiere la acción de esta Comisión Permanente de Niñez y Juventud”.

La ministra de la Mujer, Familia y Derechos Humanos de Brasil añadió en una declaración que el “gobierno del presidente Jair Bolsonaro no se detendrá en esta lucha” y que se tomarán “todas las medidas legales apropiadas” por “los derechos humanos de todos los niños de Brasil”.

“Los niños, niñas y adolescentes son el bien más preciado de la nación y el más vulnerable. A todos nos interesa frenar los contenidos que ponen en riesgo a los niños o los exponen a una erotización temprana”, añadió.

Polémica por Cuties

Cuties es una película escrita y dirigida por la franco-senegalesa Maïmouna Doucouré. Se estrenó originalmente en el Festival de Cine de Sundance 2020 en enero de este año, y desde el 9 de septiembre se puede ver en Netflix.

Previo a su estreno, miles de usuarios de las redes sociales se manifestaron en contra de la película. Se criticó especialmente a Netflix por promover con la cinta una “cultura de la pedofilia”, pues en la descripción –modificada posteriormente– se decía que era la historia de un grupo de niñas de once años que “bailan sensualmente”.

“Amy tiene once y quiere pertenecer a un grupo de chicas de su edad que bailan sensualmente, entonces empieza a explotar la feminidad y desafiar a su familia religiosa”, indicaba la sinopsis.

Asimismo, se criticó la imagen promocional que acompañaba el texto, la cual fue calificada como inapropiada por innumerables usuarios. En la imagen se ve a cuatro niñas con escasa ropa de color azul y en poses de baile erótico.

Netflix se disculpó públicamente por la sinopsis como por la imagen promocional, que consideró “ilustraciones inapropiadas”, pero no retiró la película.

 El 11 de septiembre, el senador del Partido Republicano por el Estado de Texas, Ted Cruz, pidió al Fiscal General de Estados Unidos que investigue si Netflix y Cuties “violaron alguna ley federal contra la producción y distribución de pornografía infantil”.

El fin de semana del 12 de septiembre la cancelación de suscripciones de Netflix en Estados Unidos batió el récord de los últimos años, luego de la polémica. Según los datos de la firma YipitData compartidos a la revista Variety, “el sábado 12 de septiembre, la tasa de cancelación de Netflix en los EE.UU. saltó a casi ocho veces más que los niveles diarios promedio registrados en agosto de 2020, alcanzando un máximo de varios años”.

Una campaña lanzada en la plataforma CitizenGO ha recogido hasta la fecha más de 240 mil firmas en rechazo de Cuties, exigiendo a Netflix que “retire esta producción altamente ofensiva”.

Para sumarse a la campaña de firmas de CitizenGO exigiendo a Netflix que retire “Cuties” de su servicio, puede ingresar AQUÍ.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets