Escuelas católicas deben abrazar la fe y no arriesgarla, recuerda Obispo

, 18 Nov. 20 (ACI Prensa).- El nuevo presidente del comité de educación de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Thomas Daly, afirmó que las escuelas católicas deben abrazar la fe, defenderla y anunciarla, y no arriesgarla por agendas contrarias a los valores fundamentales.

En una sociedad cada vez más secular, en la que a veces la vida de la gente parece no tener sentido, “nuestras escuelas nos recuerdan el amor de Cristo, la dignidad de la persona humana que está más allá de la mentalidad del momento presente o la última moda educativa”, dijo a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, el también Obispo de Spokane el 17 de noviembre.

El comité que ahora dirige Mons. Daly proporciona una guía para la misión educativa de las escuelas católicas de primaria y secundaria, así como universidades y atención en los campus en Estados Unidos.

Mons. Daly, elegido para el cargo durante la presente asamblea plenaria de los obispos de Estados Unidos, trabajó antes de ser obispo y durante 19 años como profesor y presidente de la Marin Catholic High School, cerca de San Francisco.

La “primera misión” de cualquier escuela católica debe ser la salvación de las almas pero con frecuencia estos colegios se enfocan exclusivamente en lo académico, algo que socava su misión católica, explicó el Prelado.

Una escuela católica debe ser académicamente excelente, cuidando siempre la razón de su existencia que es fortalecer la fe, dijo.

En vez de operar simplemente como una escuela privada con “algo de sabor religioso”, una escuela católica debe alentar y guiar a sus estudiantes para “buscar al Señor con un corazón sincero”.

“No necesitamos más ‘escuelas privadas’. Necesitamos que los colegios que son católicos enseñen y proclamen el Evangelio con la aplicación del rigor académico”, continuó.

Tras resaltar el ejemplo de una escuela en donde el director era un hombre de fe y de la que ahora están saliendo diversas vocaciones, el Prelado explicó que uno de los desafíos actuales es la pandemia del coronavirus que ha ocasionado el cierre de unas 140 escuelas católicas en el país.

Mons. Daly indicó asimismo que la educación católica es importante como lo fue hace dos siglos “cuando la Iglesia y nuestra misión era atacada”.

La razón de esto está en parte en que actualmente las leyes de varios estados en las escuelas públicas las orientan hacia una educación que no considera los valores católicos.

Por ejemplo, dijo el Obispo de Spokane, en las pasadas elecciones del 3 de noviembre los votantes de Washington aprobaron una medida que requerirá “una educación sexual integral” en las escuelas públicas, algo que “mina las creencias esenciales de nuestra fe” al obviar los lazos con la recta sexualidad humana y no tratar estos temas en el contexto del matrimonio.

El Obispo ha servido como sacerdote y educador en San Francisco, una ciudad bastante secular y liberal actualmente, lo que le ha permitido observar de primera mano la indiferencia y luego la hostilidad ante el mensaje de la Iglesia.

Mons. Daly explicó que la educación católica no puede tener una dicotomía entre “la justicia social” y la “piedad”. Como ejemplo de esto puso la vida y el servicio de Santa Teresa de Calcuta que se dedicó a servir a los demás.

En su opinión las escuelas católicas deben ser lugares de aprendizaje donde se aprenden distintos puntos de vista e ideas, respetando la libertad religiosa pero sin comprometer las creencias católicas.

“Hoy en día muchas instituciones de enseñanza superior y educación católica han comprometido su misión y eso no va a ser efectivo”, comentó el Obispo.

“La educación con humildad lleva a la sabiduría, sin humildad lleva a la arrogancia”.

En febrero de 2020, la Gonzaga University (GU), un centro católico de los jesuitas en la Diócesis de Spokane, anunció la creación de una clínica legal que se centra principalmente en la defensa de la agenda LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

“Mientras la tradición católica defiende la dignidad de todo ser humano, la clínica de derechos LGBT pueden llevar a la Escuela de Leyes de la GU a estar en conflicto con la libertad religiosa de los individuos y las organizaciones cristianos”, dijo Mons. Daly a CNA en aquella ocasión.

El Obispo de Spokane detalló que le escribió al presidente de la universidad en febrero, solicitándole le hable sobre la clínica, pero nunca recibió respuesta, probablemente por la situación que se suscitó ante la pandemia del coronavirus.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets