Obispos señalan que la situación es grave en islas colombianas afectadas por huracán Iota

, 18 Nov. 20 (ACI Prensa).- El paso del huracán Iota por las islas colombianas de San Andrés y Providencia ha dejado a miles de personas sin hogar, sobre todo en la segunda isla, donde se estima que el 90% ha sido destruido, informaron los obispos que se encuentran en la zona y que reiteraron el pedido de ayuda a la comunidad internacional y personas de buena voluntad.

Iota, el primer huracán de categoría 5 en golpear Colombia, llegó a ambas islas la madrugada del lunes. El presidente del país, Iván Duque, indicó que se han reportado dos personas fallecidas y una desaparecida, y más de mil viviendas parcialmente destruidas.

En declaraciones a ACI Prensa, el director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Héctor Fabio Henao Gaviri, indicó que ambas islas han sufrido graves daños a nivel de infraestructura y muchas personas han quedado sin hogar.

Mons. Henao indicó que aún se está evaluando la magnitud de los daños, pero se estima que más del 90% de Providencia está destruida. “El hospital fue destruido por el impacto del huracán y prácticamente la infraestructura toda ha sido derribada”, relató.

“Quedaron en pie los albergues que fueron construidos por Cáritas en el año 2005 cuando pasó por esta misma zona el huracán Beta”, indicó Mons. Henao.

Mons. Henao indicó que estos albergues en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen y en el Centro Juvenil Padre Martín Taylor están recibiendo a los heridos y alojando a las personas que se han quedado sin hogar.

“Así estamos brindando un servicio muy grande en medio de una destrucción enorme de estas islas”, indicó.

El director de la Pastoral Social de la CEC dijo que el acceso y la comunicación con Providencia son limitados. Indicó que el primer avión que ha podido aterrizar es el de la Presidencia de la República y “los barcos no pueden llegar a la misma isla por el oleaje tan alto que hay”.

“La isla ya tiene más de un día sin comunicación, solamente hay un teléfono satelital, que lo utiliza la Oficina de Gestión del Riesgo y la alcaldía, pero no hay ningún otro medio, es un solo teléfono el que está habilitado y funcionando”, agregó.

Por ello, pidió que quienes puedan ayudar, envíen sus donaciones a la Pastoral Social Cáritas Colombiana que, junto a la CEC, está recaudando dinero para las víctimas de los huracanes y la ola invernal que golpea al país.

#TiendeTuMano |🤝"Tiende la mano a quienes lo necesitan"🤝
Campaña de solidaridad para ayudar a los damnificados de la ola invernal y el paso de huracanes
También puede desarrollar su donación electrónica en el siguiente enlace: https://t.co/fEJd9tOdKr pic.twitter.com/5TY30Hr3oA

— Cáritas Colombiana (@pastoralsocialc) November 17, 2020

Los daños en San Andrés

Por su parte, el Vicario Apostólico de San Andrés y Providencia, Mons. Jaime Uriel Sanabria Arias, indicó que Iota provocó daños especialmente en el norte de la isla de San Andrés, por donde cruzó directamente el huracán, con casas destruidas y vías afectadas por la caída de árboles y postes de luz.

“El oleaje fue muy fuerte, unas olas demasiado altas, que alcanzaban una distancia larga, afectaron grandemente a las familias”, agregó.

Mons. Sanabria indicó que no hay hogar que no haya sido golpeado por el huracán y señaló que las parroquias y colegios también se han visto afectados por los árboles y el agua.

“En San Andrés son 9 parroquias y en Providencia son dos, tenemos también un ancianato, está en la parte alta de la isla, pues allá el agua se metió por todos lados, pero bueno, afortunadamente no hay daños mayores”, informó.

Mons. Sanabria resaltó que por la pandemia se ha logrado organizar bancos de alimentos para los más necesitados, y gracias a ello, se ha podido distribuir ayuda entre los damnificados por el huracán.

Además, indicó que actualmente lo que más se necesita es ayuda monetaria; dado que, al encontrarse en una isla, los materiales para reparar la infraestructura son muy caros.

“Estamos en una isla pequeña y la traída de materiales de construcción es sumamente costoso, vale más por el tema del transporte”, indicó. “Una tejita vale el triple de lo que vale en el interior del país”, agregó.

Las personas que deseen apoyar con donaciones pueden realizarlas a la cuenta 860050947 del Vicariato Apostólico de San Andrés y Providencia.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets