Juez asesinado por la mafia invitaba a vivir la justicia como camino para amar a Dios

VATICANO, 08 Ene. 21 (ACI Prensa).- Rosario Livatino, juez asesinado por la mafia en 1990, alentaba a practicar la justicia como “un camino hacia el amor a Dios”, así lo relató el presidente del Centro de estudios Livatino, Mauro Ronco, en declaraciones a ACI Stampa (agencia en italiano del Grupo ACI).

“El propósito del magistrado es practicar la justicia no como un objetivo cerrado en sí mismo, sino como un camino hacia el fin mayor del amor a Dios y a toda la humanidad, especialmente el que navega en las sombras del crimen, también es capaz de recuperarse hacia una vida nuevamente plena y feliz si escapa del veneno del egoísmo” afirmó Livatino en una conferencia el 30 de abril de 1986.

El 22 de diciembre el Vaticano informó que el Papa Francisco reconoció el martirio de este juez, asesinado por la mafia hace 30 años cuando trabajaba en un juzgado de Sicilia.

El Centro de estudios Livatino fue creado en 2015 y está compuesto por un grupo de juristas, magistrados, abogados, notarios y docentes universitarios que buscan tener vivo el testimonio de Livatino y abordan temas como el derecho de la vida, la familia y la libertad religiosa.

En esta línea, el presidente de dicha institución describió que el objetivo del Centro de estudios “es la profundización, la elaboración y la promoción de estudios científicos y jurídicos relacionados al derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte y la familia natural fundada por un hombre y una mujer”.

Además, Mauro Ronco destacó “el ejemplo de coherencia entre la fe, la ética y el derecho que el magistrado siciliano dio hasta el sacrificio de la vida”.

Por ello, el presidente del Centro de Estudios Livatino destacó a ACI Stampa la alta personalidad moral de Rosario Livatino y el sentimiento de alegría que suscitó el anuncio de la próxima beatificación “por el reconocimiento público de que Rosario Livatino ha sido testigo de la fe y de la justicia hasta la efusión de la sangre”.

Finalmente, Mauro Ronco expresó agradecimiento a Iglesia y al Santo Padre “por haber tomado una decisión de gran importancia en la vida de la Iglesia” hecho que es “un estímulo para la continuación del compromiso del Centro de estudios a favor de la vida y la familia en el contexto del resurgimiento del derecho natural como criterio de vigencia del derecho”.

Traducido y adaptado por Mercedes De La Torre. Publicado originalmente en ACI Stampa

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets