Papa Francisco invita a no tener miedo a dedicar tiempo a la oración en esta Cuaresma

VATICANO, 21 Feb. 21 (ACI Prensa).- Antes de dirigir el rezo del Ángelus este 21 de febrero, primer Domingo de Cuaresma, el Papa Francisco alentó a no tener miedo de dedicar momentos a la oración en silencio para escuchar la Palabra de Dios.

Al reflexionar en el pasaje del Evangelio de San Marcos que relata las tentaciones de Jesús en el desierto, el Santo Padre señaló que “la Palabra de Dios nos indica el camino para vivir fructuosamente los cuarenta días que conducen a la celebración anual de la Pascua” y alentó a pensar en el desierto, “en este entorno, natural y simbólico, tan importante en la Biblia”.

“El desierto es el lugar donde Dios habla al corazón del hombre, y donde brota la respuesta de la oración, es decir, el desierto de la soledad, el corazón apartado de otras cosas, solo en esa solitud se abre a la Palabra de Dios”.

Además, el Santo Padre explicó que el desierto también es “el lugar de la prueba y la tentación, donde el tentador, aprovechando la fragilidad y las necesidades humanas, insinúa su voz engañosa, una voz alternativa a la de Dios, alternativa que te hace ver otro camino, de engaño” porque “el tentador seduce”.

En esta línea, el Papa reconoció que “durante los cuarenta días vividos por Jesús en el desierto, comienza el ‘duelo’ entre Jesús y el diablo, que terminará con la Pasión y la Cruz” y añadió que “todo el ministerio de Cristo es una lucha contra el maligno en sus múltiples manifestaciones: curaciones de enfermedades, exorcismos de los endemoniados, perdón de los pecados, es una lucha”.

Incluso, el Santo Padre advirtió que en un momento de la vida de Jesús “parece que el diablo prevalezca cuando el Hijo de Dios es rechazado, abandonado y finalmente capturado y condenado a muerte, parece que venció el diablo, parece que el vencedor es él, pero en realidad, la muerte era el último ‘desierto’ a atravesar para derrotar definitivamente a Satanás y liberarnos a todos de su poder” y agregó que “y así Jesús venció en el desierto de la muerte, para vencer en la Resurrección”.

Por ello, el Santo Padre alentó a estar atentos en la presencia del diablo en nuestras vidas para defendernos de él con la Palabra de Dios y nunca dialogando con él. 

En este sentido, el Papa dijo que “en el tiempo de Cuaresma, el Espíritu Santo nos empuja también a nosotros, como a Jesús, a entrar en el desierto” y añadió que “no se trata -como hemos visto- de un lugar físico, sino de una dimensión existencial en la que hacer silencio y ponernos a la escucha de la palabra de Dios, para que se cumpla en nosotros la verdadera conversión”.

“No tengan miedo al desierto, busquen momentos de más oración, de silencio, para entrar en si mismos, no tengan miedo”, invitó el Papa quien invitó a encomendarse “a la intercesión maternal de la Virgen María”.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets