Obispos de EEUU debaten ampliamente moción para un documento sobre la Eucaristía

, 18 Jun. 21 (ACI Prensa).- En el marco de su asamblea plenaria esta semana, los obispos de Estados Unidos sostuvieron un amplio debate ayer 17 de junio antes de votar sobre si elaborar un borrador de un documento sobre la Eucaristía.

Aunque no hay aún un borrador del documento, el comité de doctrina de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) sí ha elaborado un esbozo para ser analizado en la asamblea episcopal.

Si se aprueba el documento, este explicaría la enseñanza de la Iglesia sobre la Eucaristía sobre varios puntos como la presencia real de Cristo en el sacramento, la importancia del domingo como día del Señor, y la necesidad de que los católicos vivan la enseñanza de la Iglesia en sus vidas luego de recibir la Comunión.

Los obispos participaron en el debate como usualmente lo hacen, cada uno con un máximo de cinco minutos, luego de que el 59% rechazó el miércoles una iniciativa que proponía que no hubiera límite de tiempo para las intervenciones.

Los obispos a favor de elaborar un borrador de un documento sobre la Eucaristía expresaron la necesidad de dar claridad y catequesis sobre el tema, recordando encuestas que muestran que entre los católicos hay quienes no creen en la presencia real de Cristo en el sacramento.

También dijeron que todos los católicos –incluyendo los políticos católicos– tienen que ser conscientes de las enseñanzas de la Iglesia para recibir la Comunión.

Mons. Kevin Rhoades, Obispo de Fort Wayne-South Bend y jefe del comité de doctrina que propuso hacer un borrador del documento, explicó sus motivaciones el 17 de junio.

Tras señalar que el documento ha sido “sujeto de malos entendidos e incluso de mala comprensión”, el Prelado dijo que los obispos están preocupados por una “tendencia decreciente” en la asistencia a Misa y una baja en la fe entre católicos, que va de la mano con un movimiento masivo hacia la “comunión espiritual” y las misas virtuales durante la pandemia.

“Todos estamos preocupados por la ausencia de los fieles en la vida de la parroquia”, agregó. Alertó que muchos católicos podrían no volver a Misa en los próximos meses. 

Mons. Rhoades se refirió a varias encuestas al respecto. De acuerdo a un estudio de 2019 del Pew Research Center, solo el 31% de los católicos cree en la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

El Obispo dijo que si bien el documento podría referirse a la dignidad para recibir la Comunión, esto no se refiere a un individuo específico o a alguna acción mala concreta, sino a “subrayar” la conciencia de la necesidad de que los católicos se conformen a la Eucaristía.

Otros obispos se opusieron a elaborar el documento. Algunos dijeron que si se trata el tema de la dignidad para recibir la Comunión –especialmente entre políticos católicos proaborto– los prelados podrían ser vistos como actores partidarios.

Refiriéndose al actual “rencor político”, Mons. Jaime Soto, Obispo de Sacramento, se expresó en contra de elaborar un documento donde se incluya una sección sobre la dignidad para recibir la Comunión.

El Arzobispo de Seattle, Mons. Paul Etienne, expresó su preocupación de que la Eucaristía, “fuente de la vida, la caridad y la unidad se haya enredado ahora en una conversación sobre política y ese es un lugar muy difícil para nosotros”.

El Cardenal Wilton Gregory, Arzobispo de Washington y por lo tanto líder de la arquidiócesis en la que está el presidente Joe Biden, se manifestó a favor de la unidad y del diálogo personal.

“La opción ante nosotros en este momento es seguir un camino de fortalecimiento de la unidad entre nosotros o decidirnos a crear un documento que podría no traer unidad, sino que podría dañarla”, dijo el Cardenal.

El Cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago, indicó a su turno que sería obvio que el documento se referiría a algunos políticos católicos y su dignidad para recibir la Comunión. “No sabría cómo podríamos lidiar con eso, si es que aprobamos este documento”, aseguró.

Mons. Robert McElroy, Obispo de San Diego, señaló que un documento así sería divisivo porque sería visto como algo político al señalar la enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad para recibir la Comunión, especialmente entre los católicos en la vida pública.

"Invitaremos a todas las animosidades políticas que tan trágicamente dividen a nuestra nación" a Misa, algo que luego se convertiría en un "signo de división", agregó.

Sin embargo, algunos obispos rebatieron el argumento de que un documento que resalte la enseñanza de la Iglesia generaría desunión.

El Arzobispo de Kansas, Mons. Joseph Naumann, comentó que estaba “algo divertido” por algunos obispos que advierten que la conferencia se “apresura” en un debate así.

El Prelado resaltó que la dignidad para recibir la Comunión no se refiere solo al aborto ya que hay políticos que apoyan otros males graves como el tráfico humano y el racismo.

“En realidad son algunos funcionarios públicos” los que suscitaron el debate sobre la Comunión, al acercarse al altar mientras apoyan políticas contrarias a la enseñanza de la Iglesia, no los obispos.

Mons. Naumann dijo además que “los que defienden el aborto ya no hablan de él como una opción, ahora hablan de esto como un derecho”, en referencia al apoyo de Biden al aborto financiado por los contribuyentes.

“Estamos llamando a todo el mundo a la integridad, incluyendo a los que están en la esfera pública”, añadió el Arzobispo.

Mons. Thomas Daly, Obispo de Spokane, dijo por su parte que “no podemos tener unidad si no estamos enraizados en la verdad”.

El Prelado respondió a los pedidos de los obispos a esperar o a considerar el documento solo una vez que hayan dialogado con los políticos. “Me pregunto si a veces este llamado al diálogo es realmente para escuchar o para demorar esto”, dijo.

“Todos nosotros queremos lo mejor para la gente que servimos”, continuó y eso es “la salvación de las almas”.

Mons. James Wall, Obispo de Gallup, destacó la necesidad de claridad de parte de los obispos sobre la enseñanza de la Iglesia respecto a la Eucaristía.

“Solo hago un pedido a nombre de una diócesis pobre”, dijo. “Confiamos en el trabajo de la conferencia” destacando que un documento “sería muy útil para mí, mis sacerdotes, los religiosos y los fieles”.

El Prelado dijo finalmente que “si el mundo realmente entendiera” la presencia real, los obispos podrían duplicar las misas en las parroquias y aún así no alcanzaría para recibir a todos los asistentes.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets