Ex atea y madre católica de 6 hijos da “un salto de fe” y triunfa en Amazon Prime

, 19 Jul. 21 (ACI Prensa).- Jennifer Fulwiler, ex bloguera atea y hoy madre católica de seis hijos dedicada por entero al “stand-up comedy”, tipo de comedia donde el actor interactúa directamente con el público, relató cómo la decisión de dar “un salto de fe” en Dios la llevó a triunfar en Amazon Prime. 

Jennifer Fulwiler es una madre de seis hijos, escritora y locutora que hoy trabaja a tiempo completo como comediante y que pronto será la estrella de su propio especial de comedia titulado “Jen Fulwiler: The Naughty Corner”, en la plataforma de videos “Amazon Prime”.

Fulwiler relató a National Catholic Register que su carrera como comediante inició tras dejar el ateísmo por el catolicismo, y que escribió su historia de conversión en su libro “Something other than God: How I Passionately Sought Happiness and Accidentally Found It” (Algo diferente a Dios: Cómo busqué apasionadamente la felicidad y la hallé accidentalmente).

Relató que su conversión fue forjándose tras “escribir en blogs en el National Catholic Register” y en su propio blog llamado “Conversion Diary”; y trabajar en la radio católica Sirius XM, en un programa de entrevistas diarias.

Fulwiler dijo que la experiencia en la radio le hizo darse cuenta que tenía talento para el humor. “A la gente le gustaba [mi programa radial] sobre todo por el humor. Les gustaba cuando utilizaba el humor”. Tras publicar uno de sus libros, Fulwiler se sintió inquieta por la idea de que tenía que hacer algo, así que se puso a rezar y por inspiración de Dios descubrió su vocación como comediante.

“Le dije a Dios: ‘Quítame esta falta de paz en mi vida o dime qué se supone que debo hacer’. Y la idea simplemente se me ocurrió. Estaba sentada en mi escritorio después de terminar mi programa de radio. Y de pronto tuve una inspiración muy repentina y muy fuerte para hacer stand-up” y “desde ese día, nunca he mirado atrás”.

Tras dejar sus otros trabajos para dedicarse por entero a la comedia, Fulwiler comenzó a crecer rápidamente en su carrera. Al día siguiente de discernir en oración, se atrevió a hacer su primer “open mic”, show de stand-up comedy para aficionados, donde conoció a su actual compañera de escritura de comedia que la acompaña a todas sus giras.

“Dios comenzó a abrir puertas muy rápidamente una vez que seguí ese camino”, afirmó, y dijo que tomó el arte del stand-up comedy “muy en serio”. Recordó que hizo gráficos en hojas de cálculo de Excel para calificar cada broma según las multitudes respuestas del público, hasta que obtuvo una hora de material que empezó a ofrecer en los teatros en “un acto de fe”.

“Si no hubiera podido vender boletos, nos habríamos enfrentado a la bancarrota”, pero las entradas se agotaron y “de allí salió mi especial de comedia” The Naughty Corner, que luego fue filmado por Spirit Juice “a ocho cámaras y en 4k”, en una “mayor calidad” que si lo hubiera hecho Netflix, que solo usa tres cámaras.

Tener 6 hijos no fue un obstáculo, sino una ventaja

Dijo que ser madre de seis hijos fue una gran “ventaja” en el mundo de la comedia, pese a que muchos le decían que sería una “desventaja” o algo “muy difícil para ti”. Explicó que como su familia es numerosa, siempre hay mucha gente que los visita que se vuelve en su audiencia, y le permite crear rápido sus especiales de comedia.

“Realmente ayudó estar en esta cultura católica de tener una familia numerosa, donde hice lo que llamo ‘comedia de garaje’”. Explicó que llevaba a sus hijos, amigos y vecinos al garaje para leerles su comedia, y luego les entregaba encuestas y les pedía que calificaran con honestidad sus bromas y le dieran comentarios.

Dijo que la gente de la industria “se sorprendió” porque lanzará The Naughty Corner en Amazon en menos de un año. “Eso es muy inusual”, pues incluso cómicos “con décadas de experiencia, les lleva al menos un año crear material”.

La comediante dijo que en su reciente libro titulado “Your Blue Flame: Drop the Guilt and Do What Makes You Come Alive” (Tu llama azul: suelta la culpa y haz lo que te haga revivir), anima a las mujeres con hijos a no abandonar la “llama azul” que Dios le dio, que es el modo único en que puede “agregar amor al mundo”.

En el libro critica la idea de que “las mujeres deben poner sus vidas en espera”, y dejar de usar sus talentos “cuando tienen hijos pequeños”. Aseguró que “eso funciona solo si estás en una cultura que cree que es irresponsable tener más de un hijo y tomas medidas para asegurarte de que no lo tengas. Pero para mi gente, para muchos de ellos, fue la decisión correcta tener una familia más grande”.

Dijo que esa “llama azul” puede ser “cualquier cosa, desde monólogos hasta simplemente cocinar en casa. No tiene por qué implicar ganar dinero. No tiene por qué implicar el éxito mundano o ser glamoroso. Es algo que te fortalece, cuando retribuyes de alguna manera, como pasar por tu hogar de ancianos local para charlar con la gente de allí; algo como eso”.

Para ella, su llama azul fue tener 6 bebés en 8 años y cuando se involucró “no solo no le quitó mérito a mi vocación como esposa y madre, sino que la realzó; me dio más energía, más vida y más amor para compartir con mi familia. Ese era el mensaje que quería transmitir en este libro: que cuando busque su llama azul, la descubra y la use, su familia se beneficiará realmente. Es un favor para su cónyuge y sus hijos hacer eso”.  

La comedia es buena para la vida espiritual

Fulwiler dijo que hacer comedia es su vocación, pues es “una especie de ministerio que ayuda a quitar las cargas de las personas que están abrumadas por los problemas que viven” y que eso es lo que la motiva a seguir dedicándose al stand-up comedy, incluso en momentos muy difíciles como lo fue el fallecimiento de su padre.

Relató que recibió la trágica noticia a pocas horas de un show en Atlanta y que no lo canceló. Recordó que en ese momento pensó: “Esto es más grande que yo. Sí, me ha pasado algo malo. Pero apuesto a que a mucha gente en la audiencia les ha pasado algo malo, y necesito dejar de lado mi propia tristeza y mi propio dolor y hacer lo que Dios me ha enviado aquí esta noche”. 

“Creo que esa es una de esas cosas en las que tienes que creer que si Dios quiere que hagas algo, y está en su plan, te dará la gracia para hacerlo. Eso fue lo único que me ayudó a superar el show en Atlanta”, dijo y relató que luego planificó el funeral y filmó su especial.

“Si no tuviera esa creencia de que estaba destinado a hacer esto, y que el [stand-up comedy] es una especie de ministerio para levantar las cargas de otras personas y ayudarlas, no sé cómo habría llegado a hacer ese espectáculo”, agregó. 

Fulwiler afirmó que “la comedia es muy buena para la vida espiritual, porque se basa en la humildad” y esta “es una virtud crucial”. Explicó que “el orgullo es lo más peligroso para la vida espiritual, pus nos hace pensar que no necesitamos a Dios, que somos tan grandes, que nuestro ego es fundamental para todo”.

“Si lo piensas bien, cuando estás en un estado muy orgulloso, no puedes reír; estás muy lleno de ti mismo como para reír. La risa nos recuerda que podemos reírnos, porque [somos pequeños], y Dios está a cargo y tiene las cosas bajo control. Y si Dios no existiera y el peso del mundo cayera sobre nuestros hombros, entonces nada sería gracioso: el mundo sería demasiado terrible y serio; y allí no hay esperanza”, señaló.

Dijo que la comedia le ayudó a afrontar situaciones difíciles, como cuando casi muere junto a su sexto bebé. “Fue una forma en que alivié esas cargas y me sentí un poco mejor con la vida”, dijo y afirmó que es un ministerio donde alivia las cargas de otros, en especial, de los católicos

Sobre ello, criticó que “gran parte del entretenimiento del stand-up comedy era un insulto directo” para los creyentes, pues hace bromas constantes a “expensas de la Iglesia Católica” y retrata a las personas de fe “como si fueran estúpidas”. “Cuando estás en este mundo católico, en la cultura de la vida, no es una vida fácil. La vida cristiana nunca es fácil”, afirmó.

Recordó a sus amigos que son “voluntarios en el hogar de ancianos, crían niños con discapacidades, trabajan con los pobres, están agotados, y no tienen un especial de comedia que puedan ver al final del día para relajarse y reír” y si hubiera, “será absolutamente sucio e insultará todo lo que representan”.

Un reto para los católicos: apegarse a lo mundano

Además de su especial de comedia en Amazon Prime, Fulwiler está a punto de iniciar una gira de stand-up comedy titulada “The Minivan Fabulous Tour”, cuyas fechas estarán disponibles en su sitio web. La popularidad de la comediante creció tras volverse viral en Tik Tok al poco tiempo de iniciarse en esta red social, donde hoy tiene más de 90 mil seguidores.

Fulwiler dijo que ha visto católicos que tras alcanzar la fama sufren crisis espirituales, y que eso pasa “cuando te apegas demasiado a los resultados mundanos”, entre otras causas.

“Eso realmente puede empezar a volverte loco y ser muy perjudicial para tu vida espiritual. Así que tienes que dejar ir todo eso y dejar que los resultados dependan de Dios”, pero, “primero, comienza siendo humilde y viendo todo lo que haces como un servicio”, dijo y confesó que todos los días le dice a Dios que su carrera y resultados “dependen de Él”.

Dijo que en su caso algo que empezó a afectar su vida espiritual fue su trabajo en los medios católicos, que dejarlo fue “por el bien de mi propia fe personal” y que pasar al stand-up comedy le ayudó mucho. Explicó que como en todo lugar, “ciertamente escuchas y ves cosas que pueden ser desalentadoras”, al punto que ya no era “saludable para mí estar tan profundamente involucrado en el día a día de trabajo en ese mundo”.

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets