Liberan a sacerdote después de 24 horas secuestrado

Redacción Central, 16 Sep. 21 (ACI Prensa).- Un sacerdote católico nigeriano, P. Benson Bulus Luka, que había sido secuestrado de su residencia parroquial en la Diócesis de Kafanchan el día lunes, ha sido finalmente liberado.

La noticia fue anunciada el 15 de septiembre por el P. Emmanuel Uchechukwu, canciller de la Diócesis de Kafanchan, en el norte de Nigeria. Así lo informó a ACI África, agencia del Grupo ACI.

“Con el corazón lleno de alegría, alzamos la voz en una sinfonía de alabanzas al anunciar el regreso de nuestro sacerdote, el P. Benson Bulus Luka”, dijo el P. Uchechukwu.

“El P. Benson fue secuestrado por personas armadas en su residencia en la parroquia de St. Matthew Anchuna, en el área del gobierno local de Zango Kataf, estado de Kaduna, el lunes 13 de septiembre de 2021. Apenas 24 horas después de su secuestro, nuestro amado hermano sacerdote fue liberado por sus secuestradores”, informó.

El P. Uchechukwu agradeció a quienes rezaron por la liberación del sacerdote.

“Queremos agradecer a todos aquellos que han ofrecido oraciones y ruegos por la rápida liberación de nuestro hermano sacerdote y otros que todavía están en las guaridas de sus secuestradores”, dijo.

“Rogamos a Dios que acelere la liberación de aquellos que todavía están en manos de sus captores”, agregó el P. Uchechukwu, quien además animó a los sacerdotes a celebrar Misas de acción de gracias después de la liberación del P. Luka.

“Que Nuestra Señora de Guadalupe interceda por nosotros y por todos los que todavía están en cautiverio”, agregó.

En Nigeria hay un clima de inseguridad desde 2009, cuando comenzó la insurgencia del grupo terrorista Boko Haram con el objetivo de convertir al país en un estado islámico.

Desde entonces, el grupo, una de las organizaciones islamistas más grandes de África, ha cometido ataques terroristas indiscriminados contra objetivos religiosos, políticos y civiles.

La inseguridad ha aumentado por la participación de los pastores fulani, predominantemente musulmanes, también conocidos como la milicia fulani, que se han enfrentado frecuentemente con agricultores cristianos por las tierras de pastoreo.

En su declaración del 14 de septiembre, el canciller de la diócesis de Kafanchan imploró: “Que Jesús crucificado en la cruz, escuche nuestras oraciones y acelere la liberación incondicional de su sacerdote y de todas las demás personas secuestradas”.

El secuestro del P. Benson Bulus Luka sigue a una serie de otros secuestros de miembros del clero nigeriano.

En abril, hombres armados secuestraron al P. Izu Marcel Onyeocha, miembro de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos). Más tarde fue liberado.

En mayo, la parroquia católica St. Vincent Ferrer Malunfashi de la Diócesis de Sokoto fue atacada y dos sacerdotes fueron secuestrados. Uno de ellos, el P. Alphonsus Bello, de 33 años, fue asesinado; el otro sacerdote, el P. Joe Keke, de 75 años, fue liberado.

En julio fue secuestrado el P. Elijah Juma Wada, de la Diócesis de Maiduguri. El sacerdote escapó después de estar nueve días raptado.

En agosto los obispos católicos de Nigeria condenaron el aumento de los secuestros, asesinatos y destrucción de propiedades, y pidieron al gobierno que “asuma la plena responsabilidad de la actual cultura de violencia”.

“Las muertes en manos de secuestradores, pastores asesinos, bandidos, grupos terroristas han convertido a Nigeria en uno de los países más aterrorizados del mundo”, indicó la Conferencia de Obispos Católicos de Nigeria (CBCN) en su comunicado del 26 de agosto.

Si bien reconocieron los esfuerzos de las autoridades para abordar la inseguridad en la nación de África Occidental, los líderes de la Iglesia Católica subrayaron la necesidad de que el gobierno de Muhammadu Buhari “muestre un compromiso más estratégico y sinceridad en esta lucha y asuma la plena responsabilidad de la cultura actual de violencia e impunidad en el país”.

“El Gobierno debe ser equilibrado y verse así en su respuesta a los desafíos de la inseguridad en todos los segmentos de la ciudadanía”, dijeron los obispos en su comunicado tras la segunda Asamblea Plenaria celebrada del 19 al 27 de agosto en la Diócesis de Enugu.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en ACI África.

 

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets