Papa Francisco: Si queremos fraternidad en la Tierra no podemos perder de vista el Cielo

VATICANO, 11 Sep. 21 (ACI Prensa).- El Papa Francisco se sumó este 11 de septiembre al Foro Interreligioso G20 2021, y subrayó que “si queremos preservar la fraternidad en la Tierra, ‘no podemos perder de vista el Cielo’”.

En su mensaje a los participantes del foro, que este año se realiza en Bolonia, Italia, el Santo Padre destacó que “es bueno que os hayáis reunido precisamente con la intención de superar los particularismos y compartir ideas y esperanzas”.

“Juntos, autoridades religiosas, líderes políticos y representantes del mundo de la cultura, dialogáis para promover el acceso a los derechos fundamentales, sobre todo a la libertad religiosa, y para cultivar fermentos de unidad y reconciliación allí donde la guerra y el odio han sembrado la muerte y la mentira”, expresó.

El Foro Interreligioso G20 es un evento anual que se realiza en el país que acoge también la cumbre del G20, el evento que reúne a los países con las economías más desarrolladas del mundo.

De acuerdo a su sitio web, el propósito del encuentro interreligioso es “contribuir con conocimientos y recomendaciones significativas que respondan y ayuden a dar forma al G20 y, por lo tanto, a las agendas de políticas globales”.

En su mensaje, el Santo Padre dijo que los participantes deben ayudarse entre sí “a liberar el horizonte de lo sagrado de las nubes oscuras de la violencia y el fundamentalismo, fortaleciéndonos en la convicción de que ‘el Más allá de Dios nos remite al más acá del hermano’”.

“Sí, la verdadera religiosidad consiste en adorar a Dios y amar al prójimo. Y los creyentes no podemos eximirnos de estas decisiones religiosas esenciales: más que demostrar algo, estamos llamados a mostrar la presencia paternal del Dios del cielo a través de nuestra concordia en la tierra”, indicó.

El Papa lamentó que “hoy en día esto suena, por desgracia, como un sueño lejano”, y lamentó que “en los últimos 40 años se han producido casi 3.000 atentados y unos 5.000 asesinatos en diversos lugares de culto, es decir, en aquellos espacios que deberían ser protegidos como oasis de sacralidad y fraternidad”.

“Los que blasfeman el santo nombre de Dios persiguiendo a sus hermanos encuentran financiación con demasiada facilidad”, criticó.

“Una vez más, se difunden, a menudo incontroladamente, las prédicas incendiarias de quienes, en nombre de un falso dios, incitan al odio”, añadió.

Frente a los fundamentalismos que persiguen con violencia a personas de otros credos, continuó, “como líderes religiosos, creo que en primer lugar debemos servir a la verdad y declarar sin miedo ni ambajes el mal cuando es mal”.

“También y sobre todo cuando lo cometen quienes se profesan seguidores de nuestro mismo credo”, subrayó.

El Papa Francisco alentó además a “ayudarnos, todos juntos, a combatir el analfabetismo religioso que atraviesa todas las culturas”.

“Es una ignorancia generalizada que reduce la experiencia de la creencia a dimensiones rudimentarias de lo humano y seduce a las almas vulnerables para que se adhieran a eslóganes fundamentalistas”, advirtió.

Sin embargo, subrayó, “no es suficiente combatirlo: sobre todo hay que educar, promoviendo un desarrollo equitativo, solidario e integral que aumente las oportunidades de escolarización y educación, porque donde reinan la pobreza y la ignorancia, la violencia fundamentalista arraiga más fácilmente”.

El Papa resaltó que “la auténtica respuesta religiosa al fratricidio es la búsqueda del hermano”, por lo que animó a custodiar “juntos la memoria común de nuestros hermanos y hermanas que han sufrido la violencia, ayudémonos mutuamente con palabras y gestos concretos a contrastar el odio que quiere dividir a la familia humana”.

Los líderes religiosos, dijo el Santo Padre, son los primeros que tiene que dar “testimonio de que la capacidad de combatir el mal no reside en las proclamaciones, sino en la oración; no en la venganza, sino en la concordia; no en los atajos que dicta el uso de la fuerza, sino en la fuerza paciente y constructiva de la solidaridad”.

“Porque sólo esto es verdaderamente digno del hombre. Y porque Dios no es el Dios de la guerra, sino de la paz”, aseguró.

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets