Papa Francisco nombra Administrador para sede de Cardenal exonerado de encubrir abusos

, 12 Oct. 21 (ACI Prensa).- El Papa Francisco nombró como Administrador Apostólico sede plena de la Arquidiócesis de Colonia (Alemania) a Mons. Rolf Steinhäuser, Obispo Auxiliar de la misma jurisdicción, con lo que el actual Arzobispo de Colonia, Cardenal Rainer María Woelki, se mantiene en el cargo.

Así lo informó la Oficina de Prensa del Vaticano en un breve comunicado publicado este 12 de octubre.

Esta sería la segunda vez, en lo que va del pontificado del Papa Francisco, en que se nombra un Administrador Apostólico sede plena. 

El primero se nombró en la Arquidiócesis de Lyon (Francia), en junio de 2019, jurisdicción que entonces era liderada por el Cardenal Philippe Barbarin, a quien la justicia civil halló inocente de las acusaciones de encubrir abusos que se hicieron en su contra.

Por lo general, el nombramiento del Administrador Apostólico ocurre cuando la sede queda vacante por el traslado, la renuncia o la muerte del obispo a cargo de una diócesis.

El Administrador Apostólico ejerce en la práctica las funciones del obispo de manera temporal, hasta que el Papa nombre al obispo sucesor.

El 24 de septiembre la Santa Sede confirmó en su cargo de Arzobispo de Colonia al Cardenal Woelki, pero a pedido suyo tomará un tiempo “sabático espiritual” hasta marzo de 2022.

Ese mismo día también se informó que el Vaticano no aceptará las renuncias de dos obispos auxiliares de Colonia: Mons. Ansgar Puff y Mons. Dominik Schwaderlapp.

Mons. Puff volverá al servicio de la Archidiócesis, mientras que el Papa aceptó la petición de Mons. Schwaderlapp de “poder trabajar durante un año como párroco en la Arquidiócesis de Mombasa, en Kenia” (África).

Según informó un comunicado de la Santa Sede, durante la visita apostólica (investigación) que concluyó en junio de este año, no se encontró pruebas de que el Cardenal Woelki haya “actuado de forma ilegal al tratar los casos de abusos sexuales” y reconoció que el Purpurado tuvo una reevaluación ejemplar, aunque sí hubo “errores importantes de comunicación”.

“Las acusaciones de que el Cardenal quería encubrir, especialmente al ocultar inicialmente un estudio inicial, son rechazadas por los hechos que se han publicado desde entonces y los documentos examinados por la Santa Sede”, indicó la nota oficial.

Además, el comunicado destacó “la determinación del Arzobispo de asumir los crímenes de abuso en la Iglesia, de llegar a los afectados y de promover la prevención se muestra también en la aplicación de las recomendaciones del segundo estudio, que ya ha comenzado”.

De acuerdo al comunicado de septiembre, el Cardenal Woelki cometió “errores importantes en su enfoque de la cuestión de llegar a un acuerdo en su conjunto, especialmente a nivel de la comunicación” y esto contribuyó a una “crisis de confianza” en la Arquidiócesis de Colonia.

En enero de 2019 la Arquidiócesis de Colonia encargó al estudio legal Westpfahl Spilker Wastl que investigue archivos personales relevantes desde 1975 hacia adelante para determinar “qué déficits personales, sistemáticos o estructurales fueron responsables en el pasado por incidentes de abuso sexual encubiertos o no sancionados consistentemente”.

Luego de que los abogados de la Arquidiócesis expresaran su preocupación por las “deficiencias metodológicas” en el estudio de la firma legal, el Cardenal Woelki encargó al experto y profesor jurídico Björn Gercke para que haga un nuevo reporte.

El reporte Gercke tiene 800 páginas y fue publicado en marzo. Cubre el periodo entre 1975 y 2018, y examina 236 archivos en detalle con el objetivo de identificar fallas y violaciones de la ley, así como a los responsables de estas.

En respuesta al reporte, el Cardenal decidió retirar temporalmente a Mons. Schwaderlapp (que ahora irá a Kenia) y al funcionario Arquidiocesano Günter Assenmacher.

Por todo esto, el Papa permitió al Cardenal, “a petición propia, un año sabático espiritual” que va desde octubre de 2021 hasta la Pascua de 2022.

Hasta el regreso del Cardenal Woelki, el Obispo Auxiliar de Colonia, Mons. Rolf Steinhäuser, dirigirá la Arquidiócesis como Administrador Apostólico sede plena para garantizar una “administración adecuada”.

Además, Mons. Steinhäuser velará para que la Arquidiócesis encuentre el camino hacia un proceso espiritual de reconciliación y renovación”.

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets