Esta es la historia de cómo nació la fiesta de Cristo Rey y la primera iglesia en su honor

Redacción Central, 21 Nov. 21 (ACI Prensa).- La Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, que se celebra este 21 de noviembre, también se conoce como la Fiesta de Cristo Rey, el Domingo de Cristo Rey o el Domingo del Reinado de Cristo.

Si bien el concepto de que Jesucristo Rey es tan antiguo como los Evangelios, la fiesta es bastante reciente en el calendario católico romano. 

La fiesta fue introducida en el calendario litúrgico occidental en 1925 por el Papa Pío XI, a través de la encíclica “Quas Primas”. El Papa Pío XI estaba a punto de cerrar el año jubilar de 1925 en el contexto del creciente nacionalismo secularista que siguió a la caída de los reinos europeos después de la Primera Guerra Mundial, y decidió establecer la solemnidad para señalar a un rey “cuyo reino no tendrá fin”.

Sorprendentemente, la primera parroquia del mundo en ser consagrada en honor a Nuestro Señor Cristo Rey fue establecida por el Papa Pío XI no en Europa, sino en Cincinnati, Ohio, en 1926. 

“Los 225 fieles que asistieron a la primera Misa de Nuestro Señor Cristo Rey el 5 de diciembre de 1926, personificaron la esencia de lo que significa ser 'iglesia'. Sin ladrillos ni argamasa propia, esta reunión de creyentes depositó su fe en la Providencia y celebró las primeras liturgias en un entorno humilde”, se lee en un relato publicado en el sitio web de la parroquia. 

“No hubo electricidad para la primera Eucaristía, por lo que la habitación estaba iluminada por los faros de los autos estacionados. El párroco, el P. Edward J. Quinn, ex capellán de la Primera Guerra Mundial, usó su equipo de Misa del ejército”, continuó.

La iglesia actual, construida en los años 50, fue diseñada por el famoso arquitecto de iglesias Edward J. Schulte en lo que se conoce como estilo “brutalista”.

A pesar del hecho de que la primera parroquia que se dedicó a Cristo Rey fue en los Estados Unidos, algunos clérigos estadounidenses originalmente tuvieron dificultades para explicar la nueva solemnidad en el contexto del patriotismo protestante, que desaprobaba a los reyes y reinos en oposición a la democracia como la forma más perfecta de gobierno.

Un pasaje clave de Quas Primas proporcionó a los predicadores católicos una útil sinopsis: 

“Este reino (de Cristo) es espiritual y tiene que ver con las cosas espirituales... Los evangelios presentan este reino como uno en el que los hombres se preparan para entrar por penitencia, y no pueden entrar en realidad excepto por la fe y por el bautismo, que, aunque es un rito externo, significa y produce una regeneración interior. Este reino se opone nada menos que al de Satanás y al poder de las tinieblas. Exige de sus súbditos un espíritu de desapego de las riquezas y las cosas terrenales, y un espíritu de mansedumbre. Deben tener hambre y sed de justicia, y más que esto, deben negarse a sí mismos y llevar la cruz”.

El Papa Pío XI estableció la fiesta para que se celebrara el último domingo de octubre y así siempre tuviera lugar antes de la celebración de la solemnidad de Todos los Santos. Pero en el nuevo calendario litúrgico de 1970, su observancia del rito romano se trasladó al último domingo del tiempo ordinario. Por lo tanto, la fecha más temprana en la que puede ocurrir es el 20 de noviembre y la última es el 26 de noviembre.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets