Cardenal lamenta asesinato de monja italiana: “Que su sacrifico sea semilla de paz”

VATICANO, 08 Sep. 22 (ACI Prensa).- El Cardenal Matteo Zuppi, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, lamentó en nombre de todos los obispos italianos la muerte de Maria de Coppi, monja italiana de 84 años que fue asesinada el 6 de septiembre en un atentado terrorista en Mozambique.

“Expreso mi profundo pésame a las Hermanas Misioneras Combonianas y a la Diócesis de Vittorio Veneto por la muerte de la Hermana Maria De Coppi, asesinada en un atentado terrorista en Chipene, Mozambique”, dijo el también Arzobispo de Bolonia (Italia).

“Lloramos a otra hermana que con sencillez, dedicación y en silencio ofreció su vida por amor al Evangelio”, dijo el Cardenal tras recordar a la hermana Luisa Dell'Orto, asesinada el 25 de junio en Haití.

El Purpurado animó a rezar por esta monja misionera que “durante 70 años sirvió a Mozambique, que se había convertido en su hogar”.

“Que su sacrificio sea una semilla de paz y reconciliación en una tierra que, tras años de estabilidad, vuelve a ser azotada por la violencia, provocada por grupos islamistas que llevan años sembrando el terror y la muerte en amplias zonas del norte del país”, lamentó el Cardenal Matteo Zuppi.

“Mi pensamiento, en nombre de las iglesias de Italia, va a los familiares y a las hermanas combonianas, al P. Lorenzo y al P. Loris y a todos los misioneros que permanecen en tantos países para dar testimonio de amor y esperanza”. 

“Recordémoslos en nuestras oraciones y rodeémoslos de solidaridad porque caminan con nosotros y nos ayudan a llegar a las periferias desde las que podemos entender quiénes somos y elegir cómo ser discípulos de Jesús”, concluyó.

La hermana Maria De Coppi, de 84 años, fue asesinada en Mozambique en un atentado terrorista perpetrado posiblemente por yihadistas.

El atentado tuvo lugar en la noche del  martes 6 de septiembre en Chipene, Mozambique. La hermana María De Coppi, originaria de Vittorio Veneto (Italia), se encontraba en misión en África desde 1963.

Tras el incendio de su misión, donde los religiosos acogían a desplazados que huyen de los grupos terroristas islamistas, esta monja perdió la vida y el resto de hermanas y dos misioneros del Véneto (Italia) -Don Lorenzo Barro y Don Loris Vignadel-, pudieron salvarse.

Tal y como informó ACS, el crecimiento y la concentración de las organizaciones criminales, la radicalización islámica y el terrorismo yihadista desde octubre de 2017 representan las mayores amenazas para la población, especialmente en la provincia de Cabo Delgado, en el norte del país. 

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets