El Vaticano reabre investigación del misterioso caso de Emanuela Orlandi

VATICANO, 10 Ene. 23 (ACI Prensa).- El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, confirmó la decisión del promotor de justicia del Vaticano, Alessandro Diddi, de reabrir el caso de Emanuela Orlandi. 

Emanuela era hija de un empleado vaticano que desapareció en 1983 a los 15 años y su paradero sigue sin conocerse.

Este misterioso caso, que involucra a la mafia y al Vaticano, cuenta además con un documental en Netflix bajo el título “Vatican Girl”.

La Santa Sede dio por cerrado el caso en abril de 2020. Sin embargo, el fiscal del Vaticano, Alessandro Diddi, ha decidido recientemente reabrir el caso tras las peticiones de la familia de Emanuela. 

Según medios italianos, Diddi afirmó que “todos los archivos, documentos, informes, información y testimonios” relacionados con el caso serán reexaminados para “no dejar piedra sin remover”.

La determinación de la Santa Sede responde especialmente a las reiteradas peticiones del hermano de Emanuela, Pietro Orlandi, que durante casi 40 años ha liderado una campaña para resolver el caso de su hermana desaparecida. 

De acuerdo a la agencia ANSA, la abogada de la familia, Laura Sgrò, dijo que los Orlandi todavía no han recibido ninguna citación ni notificación oficial del Vaticano.

Caso Emanuela Orlandi

Emanuela Orlandi desapareció el 22 de junio de 1983, a los 15 años, cuando salía de la escuela de música de San Apolinar, en Roma. Desde entonces se desconoce su paradero.

Los rumores involucran a miembros de la mafia, miembros del clero y al “Frente de Liberación Turco”, que exigía la libertad de Ali Agca, el turco que intentó asesinar a San Juan Pablo II en 1981.

La familia Orlandi lleva casi 40 años intentando encontrar pistas, y en 2012 pidieron una investigación cuando hallaron restos óseos sin identificar al lado de la tumba del líder de la mafia romana Enrico De Pedis, en la basílica de San Apolinar. Sin embargo, los huesos no pertenecían a la joven.

En 2018 se hallaron unos huesos en el sótano de la Nunciatura de Roma, pero las investigaciones determinaron que los restos eran anteriores a 1964.

En marzo de 2019, la familia recibió una carta anónima con una foto de la tumba y la frase “busque donde indica el ángel”.

La tumba se encontraba en el Cementerio Teutónico, dentro del Vaticano, y por ello pidieron a la Santa Sede que fuera abierta. 

En esa tumba no encontraron los restos de Emanuela Orlandi. La investigación del caso se cerró en abril de 2020. 

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets