Provincial jesuita en Bolivia reconoce errores de su Orden ante casos de abusos

Lima, 22 May. 23 (ACI Prensa).- El Provincial de los jesuitas en Bolivia, P. Bernardo Mercado, reconoció que su Orden cometió errores en el manejo de los casos de abusos que perpetraron algunos religiosos de su comunidad en años anteriores, y animó a sus hermanos religiosos a continuar colaborando con la justicia.

En recientes declaraciones a EWTN Noticias, el P. Mercado indicó que en una primera instancia la Orden realizaba investigaciones internas sobre los casos de abusos en el país altiplánico, pero que no fueron derivados oportunamente a la justicia. 

“Yo creo que es un primer error que tenemos que reconocer de procedimiento (...). Pero nosotros no lo supimos manejar de esa manera”, indicó. 

En este sentido, manifestó que la Congregación ha reforzado su atención a las víctimas. 

El sacerdote explicó que junto a un equipo profesional se recibe a quien quiere presentar una denuncia y se le brinda acompañamiento psicológico. Además, se da asesoramiento legal para que la persona pueda formalizar su caso ante las autoridades. En la actualidad, “todos los jesuitas vivos o muertos están sometidos al Ministerio Público”.

De acuerdo al P. Mercado, “serían cuatro casos, pero sobre 3 jesuitas… Esto es lo que a nosotros nos consta”, aunque no precisó si esto incluye a algunas posibles víctimas del P. Pedrajas, que habría abusado de al menos 85 menores. El superior jesuita señaló asimismo que algunas investigaciones “concluidas y otras en curso” las han derivado a la Justicia.

El provincial de la Compañía resaltó enfáticamente que el abuso perpetrado por miembros de su Congregación “no es un error como alguien ha querido decir, no es una falta, no es un pecado, es un crimen”.

Por lo que indicó que tendrán que analizar el porqué se dieron, cómo se permitieron y buscarán ser más finos al seleccionar a la gente que ingresa a la Compañía.

“Porque al final, como en el caso del español Pedrajas, es claramente un perfil criminal que se ha aprovechado de una instancia de la Iglesia, que prácticamente le ha puesto en una situación de ventaja con sus víctimas”, precisó.

Más adelante el P. Mercado animó a las víctimas a no quedarse calladas, a expresar el dolor y sufrimiento vividos para evitar que estas atrocidades se vuelvan a repetir.

Al respecto, señaló que no era el momento de mencionar las cosas buenas que hacen los jesuitas, sino de dar prioridad a las víctimas junto a la prevención para que “nunca más vuelvan a acontecer estas realidades tan dolorosas, estos crímenes inconcebibles para el intelecto humano”.

Por otro lado, el superior boliviano reconoció que la Compañía de Jesús “está viviendo un momento de un bajón fuerte en su quehacer, en su prestigio, por los hechos que han acontecido”. Pero agradeció a los hermanos de su jurisdicción por la colaboración que están brindando al Ministerio Público a fin de que todo se aclare.

“Las atrocidades que nos estamos enterando de generaciones pasadas de jesuitas no son mensajes de vida. Son mensajes de muerte, de dolor, es el anti Evangelio. Por lo tanto, la Compañía de Jesús, de sus errores, de sus desaciertos, de sus faltas de transparencia ha de aprender y mirar hacia adelante”, puntualizó.

Etiquetas:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

[facebook][blogger]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets