Artículos Recientes
3D 40 días por la vida 52 Jornada de las comunicacione sociales Aborto Abusos de ministros ACI América ACI España ACI Perfiles ACI Prensa Mundo ACI Prensa Vaticano ACI Vida y Familia ACIPrensa Adoracion Noctura Diocesana Adoración Nocturna Mexicana Adviento Agencia Zenit Agustinianos Aleteia Animacion Aniversario Aniversarios Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1937 Año 1942 Año 1947 Año 1949 Año 1950 Año 1956 Año 1961 Año 1962 Año 1966 Año 1981 Año 1984 Año 1994 Año 1995 Año 1997 Año 1999 Año 2000 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2006 Año 2007 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2014 Año 2016 Año 2017 Año de la Misericordia Año nuevo 2019 Años 20 Años 30 Apaseo el Grande Aplicaciones Android Arquidiocesis de Morelia Articulos Asamblea Diocesana de Pastoral Asamblea Diocesana de Pastoral 2017 Asamblea Diocesana de Pastoral 2018 Asamblea Diocesana de Pastoral 2019 Asesinatos de sacerdotes Atletismo Audio Aventuras Avisos Urgentes Bajío Basado en hechos reales Bautismo del Señor Bazar de la Fe Beatos de la Diocesis Belico Biblia Bien Común Biografico Boletín Caballeros de Colón Campamentos Capilla del Barrio de Santiaguito Cara a cara Cardenal Cáritas Carmelitas Casa "El Buen Pastor" Casa de Ejercicios de Atotonilco Casa de Oficios Casa de Oracion Silencio y Paz Catedral de Celaya Catequesis Celaya Celebraciones CEM Centro de Tanatologia y Psicologia de Vida AC Centro Humanitario Caminemos Juntos CEPCOM Cine epico Cine Familiar Cine religioso Cineforum Circulares CODIPAC codipaccya Colectas Colegio Mexico Colombia Columna Comedia Comisaria de Tierra Santa Comision de Medios Digitales Comonfort Comunicación Comunicado Conciertos Conferencias Congresos Congresos Eucarísticos Conoce las sectas Conociendo el Seminario Conozca Primero su Fe Conservatorio de Musica Construyendo ciudadanía para el bien común Consultoria Familiar Convivencia Coral La Purísima Cortazar Cortazar. Cristianas de hoy Cristo Cristo te llama Radio Cuaresma Cuasi-Parroquia Fray Elías del Socorro Nieves Cuasi-Parroquia San Juan Pablo II Cuentos Curia Curso Introductorio Cursos Custodia de Tierra Santa Decanato I-San Antonio Decanato II-Sagrario Catedral Decanato III-San Miguel Decanato IV-Divina Providencia Decanato IX - Dolores Hidalgo Decanato V-Apaseo el Grande Decanato VI- Juventino Rosas Decanato VII-Comonfort Decanato VIII_San Miguel Allende Decanato X-San Luis de la Paz Defensa de la Familia Deporte Desastres Naturales Descargables Devociones Día del maestro Diario de María Dibujos Animados Dimension Apostolado para Laicos Dimension Cine Radio y Television Dimension de Medios Digitales Dimension Prensa Escrita Dimension Vida Diocesis de Celaya Diócesis de Celaya Diocesis de Querétaro Diocesis de Tabasco Divina Misericordia Divorciados en Nueva Unión Documental Dolores Hidalgo Domingo de adviento Dominicas de Maria Domund Drama Edad Media Editorial El Espacio del Padre Carlitos El Evangelio de hoy El Papa El Papa en México El Papel de la Mujer en la Sociedad Actual El Sol del Bajio Elecciones Elecciones 2018 Entrevista Escolapios Evangelio Evangelio del domingo Evangelio meditado Evangelio. Eventos Fake News Fallecimientos Familia Fantastico Festejos Festivales Festividades Fiestas Patronales Formación Permanente Franciscanos Francisco Eduardo Tresguerras Fray Arturo Ríos Lara OFM Fray Elias del Socorro Nieves Frayñero Gaudete et exultate Guanajuato Guerra Civil Española Hermanas Misioneras Guadalupanas de Jesus Evangelizador Hermano Asno Historia Historias cruzadas Historico Homilías Hora de la Divina Misericordia Hora Santa Horarios de Misas Ideologia de genero Iglesia Imagenes Imagenes de la Diocesis Indulgencias Infantil Inquietud Nueva Instagram Instituto Misioneras Guadalupanas de Jesús Evangelizador Intenciones de Oración Intenciones para la Santa Misa Interseminarios Intriga Invitación Irapuato ITES Jesus cada Domingo JMJ JMJ 2019 Jornada de las comunicaciones Jóvenes Juegos Olimpicos Jueves Santo Juntos por Mexico Juventino Rosas La Hora de la Misericordia La Hora del Padre Edgar Larrea La Retama La verdad os hará libres La Voz del Pastor Laicos Las Catequesis del Papa Legionarios de Cristo León Libros Liturgia Liturgia de las Horas Madres al Frente de una Familia Mayo mes de la Virgen María MCM Mensaje del Obispo Mensajes Merkabá México Mi Nueva Catedral Miercoles de Ceniza Miniserie de TV Minutos para Dios Misa Crismal Misa de Niños Misioneras Guadalupanas de Jesus Evangelizador Movimiento Familiar Cristiano Catolico Musica Catolica Musical Navidad no al aborto No Fake News Nombramientos Noticias Novenas Obispado Obispo Obispo de Apatzingán Obispo Emerito Obispos Obituario Obras Obras de Misericordia OFM OFS Oraciones Oratorianos Ordenaciones Padre Angel Espinoza de los Monteros Padre Carlos Sandoval Padre Dante Gabriel Jiménez Muñozledo Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Samuel Damian Pascual Padre Vidal Rodriguez Turrubiate Panamá Panegírico papa Francisco Párroco Parroquia Cristo Salvador Parroquia Divina Providencia Parroquia El Sagrario-Catedral - Celaya Parroquia Espiritu Santo - Celaya Parroquia Jesus Nazareno Parroquia La Asuncion - Dolores Hidalgo Parroquia La Asunción de María - Celaya Parroquia La Divina Providencia Parroquia La Inmaculada Concepción - Villagrán Parroquia La Resurreccion - Celaya Parroquia La Sagrada Familia - Celaya Parroquia La Santa Cruz Parroquia La Santísima Trinidad Parroquia Ntra Sra de Guadalupe - Cortazar Parroquia Ntra Sra de Guadalupe - Los Rodriguez - San Miguel Allende Parroquia Ntra Sra de los Dolores - Cañada de Caracheo Parroquia Ntra Sra de los Dolores - Dolores Hidalgo Parroquia Nuestra Señora de Fátima - Celaya Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe - Mexicanos Parroquia Nuestra Señora de la Salud - Celaya Parroquia Nuestra Señora del Carmen - Celaya Parroquia Sagrado Corazón - Celaya Parroquia Sagrado Corazón de Jesús y San Andres - Apaseo el Alto Parroquia San Antonio de Padua - Celaya Parroquia San Antonio de Padua - Dolores Hidalgo Parroquia San Felipe de Jesús - Celaya Parroquia San Francisco de Asis - Comonfort Parroquia San Francisco de Asís - Comonfort Parroquia San José - Celaya Parroquia San Jose - Cortazar Parroquia San José - Xoconoxtle - Dolores Hidalgo Parroquia San Juan Bautista - Apaseo el Grande Parroquia San Judas Tadeo Parroquia San Luis Rey Parroquia San Martín de Porres Parroquia San Miguel Arcángel - Celaya Parroquia San Miguel Arcángel - San Miguel Allende Parroquia San Pedro Apostol - Mineral de Pozos Parroquia San Pedro y San Pablo Parroquia Virgen de las Tres Ave Marías - San Luis de la Paz Parroquia Virgen de los Pobres Parroquia Virgen de los Pobres - Celaya Parroquias Parroquias Ciudad Episcopal Parroquias Foráneas Partituras Pascua Pasionistas Pastoral Campesina Pastoral de la Cultura Pastoral de la Familia Juventud Laicos y Vida Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral del Turismo Pastoral Familiar Pastoral Juvenil Pastoral Liturgica Pastoral para la Comunicación Pastoral Profetica Pastoral Social Pastoral Vocacional Paz y Bien para los Hermanos de Hoy Peliculas Peregrinacion Anual a la Montaña de Cristo Rey Peregrinaciones Periodico Redes Persecucion Religiosa Platicas Cuaresmales Poesia religiosa Politica Posada Sacerdotal 2018 Presbiterio Preseminario Procesiones Profanaciones Promocion Vocacional Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Eclesiástica del Bajío Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacan Proyecto Familia Unida Purisima Concepcion Quienes somos Radio en linea Radio en línea Whatsapp Radiovaticano Rectoría Cristo Rey - Apaseo el Grande Rectoria San Martin de Terreros Rectoria Santa Ana Rectoria Santa Teresita - Dolores Hidalgo Rectoria Santuario de Guadalupe - Celaya Rectoria Templo de El Carmen Rectoría Templo de San Francisco-Celaya Rectoria Tercera Orden - Dolores Hidalgo Rectorias Rectorias Ciudad Episcopal Rectorias Foráneas Reflexion del Domingo Regnum Christi Religion Religión Reportajes Representación Via Crucis Resurreción Retiros Rosa Guadalupana Rosario Viviente Sábado Santo Sacerdotes Sacerdotes Operarios Diocesanos Sacrilegios Sagrado Corazón de Jesús San Luis de la Paz San Miguel de Allende Sanación y Liberación Santa Misa Santa Misa en vivo vía TV Santuario de La Villita - Apaseo el Grande Sector Matrimonios Semana Santa Semillas para la Vida Seminario de Celaya Seminario Diocesano Seminario San Felipi Benizi Seminaristas Serie de TV Servidoras de la Palabra Servidores de la Palabra Servitas Siervos de María Siglo XIII Siglo XIX Siglo XVI Siglo XVII Siglo XX Sistema de Información del Vaticano Sitio de Jericó Slider Talleres Tarimoro Telefilm Television Catolica Templo de la Cruz - Rectoria - Celaya Templo de La Piedad - Rectoría - Celaya Templo de Los Remedios - Comonfort Templo de Maria Auxiliadora - Rectoria - Celaya Templo de San Francisco - Salvatierra Templo Tierras Negras - Celaya Toluca Toma de posesion Transmisión en directo Ubicacion Universitarios Vía Crucis Viacrucis Vicaria de Pastoral Vida Vida Consagrada Vidas de Santos Video Viernes Santo Virgen de Guadalupe Virgen Maria Visita del Papa Francisco Visitas Pastorales Celaya Vocación Vocero de la Diocesis Voto Whatsapp Yeshua Zona Norte Zona Sur

9/14/2021 02:35:00 p. m.
, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- El P. José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y Televisión de la Arquidiócesis Primada de México, explicó por qué en México no se celebra este 14 de septiembre la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

En un reciente video, el P. Aguilar recordó que antes del Concilio Vaticano II había “dos fechas especiales” dedicadas a la Santa Cruz: el 3 de mayo, en que se conmemoraba el hallazgo de la Cruz de Cristo a manos de Santa Elena, y el 14 de septiembre, en que se recordaba “el regreso de la Santa Cruz a Jerusalén y también la consagración de la Basílica del Santo Sepulcro”.

El sacerdote precisó que actualmente, a nivel universal, en la Iglesia “solamente se lleva a cabo una fiesta dedicada a la Santa Cruz”, el 14 de septiembre, para recordar particularmente que un día antes, el 13 de septiembre, se consagró la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Leyendo las indicaciones actales del Misal, el P. Aguilar señaló que “dado que en México la celebración de la Santa Cruz” está “muy arraigada” el 3 de mayo, espcialmente “en el sector de la construcción”, los obispos mexicanos pidieron a la Santa Sede “seguirla celebrando el 3 de mayo en vez del 14 de septiembre, con lo cual siempre cae dentro del Tiempo Pascual”.

El sacerdote mexicano indicó luego que “además de esta fecha de la consagración de la Basílica del Santo Sepulcro hacia el año 335, la exaltación de la Santa Cruz tiene que ver también con un acontecimiento que se llevó a cabo entre el 614 y el 628”.

“¿Qué acontecimiento? El robo de la Santa Cruz de Jerusalén”, señaló.

El sacerdote recordó que “Santa Elena encuentra la Cruz de Cristo, de acuerdo a algunos, el día 3 de mayo, el día de la invención de la Santa Cruz, porque la palabra invención significa encuentro”.

“Una vez que la encuentra, nos dice la tradición, Santa Elena deja una parte de la Cruz en Jerusalén y la otra se la lleva a Roma, en donde todavía recibe veneración hasta nuestros días en la Basílica llamada de la Santa Cruz en Jerusalén, que está en Roma”.

El P. Aguilar indicó que “la otra parte de la Cruz se queda en Jerusalén. Pero lamentablemente los persas van a llegar a Jerusalén y van a robarse la Cruz y la van a poner en el trono de su jefe durante mucho tiempo, hasta que Heraclio la va a recuperar y la va a regresar a Jerusalén”.

“Alguna tradición nos dice que precisamente en su regreso a Jerusalén fue el día 14 de septiembre del año 628”, señaló.

El P. Aguilar subrayó luego que “los dos fragmentos más importantes de la Cruz de Cristo ya no están en Jerusalén”.

“En Jerusalén habría un fragmento muy pequeño”, dijo, pues “el más grande se encuentra en España, en el monasterio de Santo Toribio de Liébana (…) y el otro se encuentra en la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén, en Roma”.

El sacerdote mexicano indicó además que “hay muchas astillas” de la verdadera Cruz repartidas por el mundo.

Sin embargo, precisó, hay otras astillas “que no son parte de la Cruz de Cristo”, sino que “algunas personas, sabiendo que un maderito tocado a la Cruz original se convierte, por haber sido tocado, en una reliquia de tercer grado, dijeron ‘yo quiero una reliquia tocada a la original’”.

9/14/2021 02:35:00 p. m.
, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- La plataforma ciudadana HazteOir lanzó una campaña de firmas que ya ha reunido más de 15 mil firmas en defensa del Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz Montes, quien criticó que los toros y otros animales tienen más protección en España que los bebés en el vientre y los enfermos terminales, a los que se les busca aplicar el aborto y la eutanasia.

“Ignorante, extrema derecha, retrógrado. Los insultos a Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, por criticar el aborto y la eutanasia durante una homilía no se han hecho esperar. La turba proabortista lo ha situado en la diana desde diversos medios de comunicación”, señala la campaña de apoyo de HazteOir.

“Pero es que la izquierda radical no permite que nadie ose tocar los dogmas del aborto y la eutanasia, y a quien se atreve a intentarlo, lo intentan despedazar mediáticamente”, agrega el texto.

“Para la izquierda radical y sus lacayos mediáticos (La Sexta, Público, etc.) quien defiende esto debe ser ridiculizado y arrastrado por el fango”, lamenta.

Una de quienes arremetió contra el Arzobispo es Cristina Gallego, que el 9 de septiembre en El Intermedio, del canal La Sexta, se burló del Prelado y su homilía afirmando que con esta Mons. Sanz estaría proponiendo “el curso de oratoria para arzobispos que quiere innovar en sus homilías, pero no en sus ideas”.

Gallego dijo además que el Arzobispo optó no por el recurso “aburrido” de decir que el aborto es un asesinato, sino que parecía estar leyendo “el Evangelio según 'El Juli'”, famoso torero español.

El 8 de septiembre y en su homilía de la Misa por la fiesta de la Virgen de Covadonga, el Arzobispo de Oviedo dijo que “ya quisiera yo que niños abortados o ancianos y enfermos eutanasiados sin paliativos tuvieran la legislación protectora que se les brinda a los toros”.

“Mal asunto cuando la estocada se da en el seno materno, o cuando en el dolor terminal se da la puntilla al enfermo; esto es otra corrida subvencionada”, agregó.

Aprobada definitivamente febrero de 2010 y promulgada un mes después, durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo abrió las puertas al aborto libre en España.

En el caso de la eutanasia, esta práctica se aprobó en marzo de este año y entró en vigor en junio, con lo que se retiró las protecciones a los pacientes, determinando que un tercero, un familiar o incluso un médico puede firmar la solicitud para esta práctica si es que el enfermo no puede hacerlo.

España es un país con mucha tradición taurina. Sin embargo, los movimientos animalistas han logrado que ya no se hagan corridas de toros en muchos lugares, aunque no se pueden prohibir. Solo Canarias tiene una ley que las prohíbe.

La campaña de HazteOir afirma que “la verdad debe prevalecer, y ahora te pido que defiendas al arzobispo del linchamiento”.

“¿Están protegidos los no nacidos cuando existe el aborto libre en España hasta la semana 14? ¿Está protegido un enfermo terminal cuando se siente una carga para su familia y solo tiene que pedir que le desconecten?”, cuestiona luego.

Estas preguntas “son pura incorrección política para la izquierda proabortista y proeutanasia incapaz de aceptar ningún postulado que defienda la vida desde la concepción hasta la muerte natural”, asegura.

“Como dijo Monseñor Jesús Sanz, hay que luchar contra la ‘estocada en el vientre materno’ y la ‘puntilla a un enfermo’. Cuento contigo”.

Puede firmar la campaña de apoyo en este enlace.

9/14/2021 01:35:00 p. m.
, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- El 14 de septiembre se celebra la Exaltación de la Santa Cruz, una fiesta en la que se conmemora la cruz como “signo de gloria y de triunfo”, afirmó el P. Juan Manuel Sierra, de la Universidad de San Dámaso (España). 

Según precisa el P. Juan Manuel Sierra, es “una fiesta que celebra no tanto los misterios de la Pasión, como se hace el Viernes Santo, sino la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, que se realiza a través de la cruz. Y lo que era un instrumento de tortura, es ahora un signo de gloria, de victoria para Cristo y los cristianos”.

El P. Sierra precisó en el video publicado por la Universidad de San Dámaso que el contenido de la fiesta es “precisamente la cruz como signo de gloria, de triunfo”.

“Es la Redención que Cristo realiza, que nos transforma y configura”, asegura el P. Sierra y destacó que el “mirar la cruz y reconocerla como fuente de la victoria, también la salvación para nosotros”.

En ese sentido también precisó que las reliquias de la Santa Cruz que hay en España y en el mundo son “signos, recuerdos y aspectos de fe que nos pueden ayudar a vivir la vida cristiana”.  

“La tradición nos dice que Santa Elena, la madre del emperador Constantino, encuentra la Cruz de Cristo, que debió ser sin duda alguna un tesoro para los cristianos. Fue escondida y enterrada, y a partir de ahí se difunde por distintas partes de la iglesia, pequeñas reliquias y fragmentos de madera tomados de la cruz, lo que se llama el lignum crucis. Que como tantas otras reliquias deben tomarse con fe, como una ayuda, un recuerdo”; destacó. 

9/14/2021 01:35:00 p. m.
VATICANO, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- El Papa Francisco animó a la juventud a acudir a la Confesión, el “Sacramento de la alegría”, y a recordar el perdón que han recibido de Dios para atesorar esa paz y libertad en el corazón.

Así lo dijo el Santo Padre este 14 de septiembre al reunirse con alrededor de 25.000 jóvenes en el estadio “Lokomotiva” de Kosice, en Eslovaquia.

El Santo Padre llegó en coche desde el barrio de Luník IX en donde se reunió con la comunidad gitana y a quienes animó a “ir más allá de los miedos y heridas del pasado”, porque “nadie en la Iglesia debe sentirse fuera de lugar o dejado de lado”.

Luego, el Pontífice recorrió con el papamóvil el estadio para saludar y bendecir a los jóvenes reunidos procedentes de Eslovaquia, pero también estaban presentes algunos jóvenes de países vecinos, entre ellos, Polonia y Hungría.

En este encuentro con los jóvenes fue recordada en particular la Beata Anna Kolesárová, una joven eslovaca que defendió su castidad y fue asesinada durante la Segunda Guerra Mundial por un soldado soviético.

Después del saludo al Papa del Arzobispo de Kosice y de tres diferentes testimonios, dos jóvenes y una familia joven, el Santo Padre pronunció su discurso en el cual improvisó en varias ocasiones. Mientras el Santo Padre hablaba, fue interrumpido varias veces emotivamente con aplausos y ovaciones de los jóvenes.

En su discurso, el Papa explicó que cuando alguien está decaído “hay un remedio infalible para volver a levantarse” que es el Sacramento de la Confesión.

En esta línea, el Santo Padre preguntó “¿los pecados son verdaderamente el centro de la confesión? ¿Dios quiere que te acerques a Él pensando en ti, en tus pecados, o pensando en Él? ¿Cuál es el centro, los pecados o el Padre que perdona todo?”.

La respuesta del Papa fue que “no vamos a confesarnos como unos castigados que deben humillarse, sino como hijos que corren a recibir el abrazo del Padre. Y el Padre nos levanta en cada situación, nos perdona cada pecado. Escuchen bien: Dios perdona siempre ¿han entendido? Dios perdona siempre”.

Luego, el Papa aconsejó que “después de cada confesión, quédense un momento recordando el perdón que han recibido. Atesoren esa paz en el corazón, esa libertad que sienten dentro. No los pecados, que no están más, sino el perdón que Dios les ha regalado. Eso atesórenlo, no dejen que se lo roben”.

“Y cuando vuelvan a confesarse, recuerden: voy a recibir una vez más ese abrazo que me hizo tanto bien. No voy a un juez a ajustar cuentas, voy a encontrarme con Jesús que me ama y me cura”.

En esta línea, sugirió también a los sacerdotes “que se sientan en el lugar de Dios Padre que abraza y perdona siempre. Demos a Dios el primer lugar en la Confesión. Si Él es el protagonista, todo se vuelve hermoso y la Confesión se convierte en el ‘Sacramento de la alegría’”.

“Sí, de la alegría, no del miedo o del juicio, sino de la alegría. Y es importante que los sacerdotes sean misericordiosos. Nunca curiosos, nunca inquisidores, por favor, sino hermanos que dan el perdón del Padre, que acompañan en este abrazo del Padre”, expresó.

Después, el Santo Padre reconoció que si alguien siente vergüenza al ir a confesarse “no es un problema, es algo bueno” y explicó que “si te avergüenzas, quiere decir que no aceptas lo que has hecho”.

“La vergüenza es un buen signo, pero como todo signo pide que se vaya más allá. No permanecer prisionero de la vergüenza, porque Dios nunca se avergüenza de ti. Él te ama precisamente allí, donde tú te avergüenzas de ti mismo. Y te ama siempre”, dijo.

Amor de telenovela

Asimismo, el Papa abordó el tema del amor en la pareja para advertir que “el amor es el sueño más grande de la vida, pero no es un sueño de bajo costo. Es hermoso, pero no es fácil, como todas las grandes cosas de la vida. Es el sueño, pero no es un sueño fácil de interpretar”.

“Amigos, no banalicemos el amor, porque el amor no es sólo emoción y sentimiento, esto en todo caso es al inicio. El amor no es tenerlo todo y rápido, no responde a la lógica del usar y tirar. El amor es fidelidad, don, responsabilidad”, recordó el Papa.

En esta línea, el Santo Padre subrayó que “la verdadera originalidad hoy, la verdadera revolución es rebelarse contra la cultura de lo provisorio, es ir más allá del instinto y del instante, es amar para toda la vida y con todo nuestro ser”.

“No estamos aquí para ir tirando, sino para hacer de la vida una acción heroica. Todos ustedes tendrán en mente grandes historias, que leyeron en novelas, vieron en alguna película inolvidable, escucharon en relatos emocionantes”.

Por ello, el Papa recordó el ejemplo de la Beata Ana a quien calificó “una heroína del amor” y que “nos dice que apuntemos a metas altas. Por favor, no dejemos pasar los días de la vida como los episodios de una telenovela”.

De este modo, el Santo Padre alentó a que “cuando sueñen con el amor, no crean en los efectos especiales, sino en que cada uno de ustedes es especial. Cada uno es un don y puede hacer de la vida un don. Los otros, la sociedad, los pobres los esperan”.

“Sueñen con una belleza que vaya más allá de la apariencia, más allá de las tendencias de la moda. Sueñen sin miedo de formar una familia, de procrear y educar unos hijos, de pasar una vida compartiendo todo con otra persona, sin avergonzarse de las propias fragilidades, porque está él, o ella, que los acoge y los ama, que te ama así como eres”, añadió.

En este sentido, el Papa advirtió que “los sueños que tenemos nos hablan de la vida que anhelamos. Los grandes sueños no son el coche potente, la ropa de moda o el viaje transgresor. No escuchen a quien les habla de sueños y en cambio les vende ilusiones, son manipuladores de felicidad”.

“Hemos sido creados para una alegría más grande, cada uno de nosotros es único y está en el mundo para sentirse amado en su singularidad y para amar a los demás como ninguna otra persona podría hacer en su lugar”, dijo.

“No se trata de vivir sentados en el banquillo para reemplazar a otro. No, cada uno es único a los ojos de Dios”, insistió el Papa.

Por ello, el Santo Padre sugirió “no se dejen ‘homologar’; no fuimos hechos en serie, somos únicos y libres, y estamos en el mundo para vivir una historia de amor con Dios, para abrazar la audacia de decisiones fuertes, para aventurarnos en el maravilloso riesgo de amar”.

Finalmente, el Papa alentó a los jóvenes a no dejarse vencer por el pesimismo y les pidió no dejarse condicionar “por lo que no funciona, por el mal que hace estragos. No se dejen aprisionar por la tristeza o el desánimo resignado de quien dice que nunca cambiará nada. Si se cree en esto uno se enferma de pesimismo. Se envejece por dentro. Y se envejece siendo jóvenes”.

“Hoy existen muchas fuerzas disgregadoras, muchos que culpan a todos y todo, amplificadores de negatividad, profesionales de las quejas. No los escuchen, porque la queja y el pesimismo no son cristianos, el Señor detesta la tristeza y el victimismo. No estamos hechos para ir mirando el piso, sino para elevar los ojos y contemplar el cielo”, afirmó el Papa.

Por ello, el Santo Padre invitó a dejarse “abrazar por Jesús. Porque cuando abrazamos a Jesús volvemos a abrazar la esperanza. La cruz no se puede abrazar sola, el dolor no salva a nadie. Es el amor el que transforma el dolor. Por eso, la cruz se abraza con Jesús, ¡nunca solos! Si se abraza a Jesús renace la alegría. Y la alegría de Jesús, en el dolor, se transforma en paz. Les deseo esta alegría, más fuerte que cualquier otra cosa”.

Al finalizar, el Papa rezó el Padre Nuestro. Luego saludó a algunos jóvenes mientras que el coro y orquesta entonaban y se acercó a saludar en particular al Cardenal eslovaco Jozef Tomko de 97 años.

9/14/2021 12:35:00 p. m.
VATICANO, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- En la segunda jornada del viaje del Papa Francisco a Eslovaquia, el Pontífice se encontró con un grupo de jóvenes en el Estadio Lokomotiva de la ciudad de Kosice. El Santo Padre escuchó unos testimonios y ofreció un discurso.

A continuación, el discurso completo del Papa Francisco:

Queridos jóvenes, queridos hermanos y hermanas, dobrý večer! [¡buenas tardes!]

Me ha dado alegría escuchar las palabras de Mons. Bernard, los testimonios y las preguntas de ustedes. Me han hecho tres y yo quisiera intentar buscar respuestas junto con ustedes.

Comienzo por Peter y Zuzka, por su pregunta acerca del amor en la pareja. El amor es el sueño más grande de la vida, pero no es un sueño de bajo costo. Es hermoso, pero no es fácil, como todas las grandes cosas de la vida. Es el sueño, pero no es un sueño fácil de interpretar. Les robo una frase: «Hemos comenzado a percibir este don con ojos totalmente nuevos».

En verdad, como han dicho, se necesitan ojos nuevos, ojos que no se dejan engañar por las apariencias. Amigos, no banalicemos el amor, porque el amor no es sólo emoción y sentimiento, esto en todo caso es al inicio. El amor no es tenerlo todo y rápido, no responde a la lógica del usar y tirar. El amor es fidelidad, don, responsabilidad.

La verdadera originalidad hoy, la verdadera revolución es rebelarse contra la cultura de lo provisorio, es ir más allá del instinto y del instante, es amar para toda la vida y con todo nuestro ser. No estamos aquí para ir tirando, sino para hacer de la vida una acción heroica. Todos ustedes tendrán en mente grandes historias, que leyeron en novelas, vieron en alguna película inolvidable, escucharon en relatos emocionantes.

Si lo piensan, en las grandes historias siempre hay dos ingredientes: uno es el amor, el otro es la aventura, el heroísmo. Siempre van juntos. Para hacer grande la vida se necesitan ambos: amor y heroísmo. Miremos a Jesús, miremos al Crucificado, están los dos: un amor sin límites y la valentía de dar la vida hasta el extremo, sin medias tintas.

Aquí delante de nosotros está la beata Ana, una heroína del amor. Nos dice que apuntemos a metas altas. Por favor, no dejemos pasar los días de la vida como los episodios de una telenovela.

Por eso, cuando sueñen con el amor, no crean en los efectos especiales, sino en que cada uno de ustedes es especial. Cada uno es un don y puede hacer de la vida un don. Los otros, la sociedad, los pobres los esperan. Sueñen con una belleza que vaya más allá de la apariencia, más allá de las tendencias de la moda.

Sueñen sin miedo de formar una familia, de procrear y educar unos hijos, de pasar una vida compartiendo todo con otra persona, sin avergonzarse de las propias fragilidades, porque está él, o ella, que los acoge y los ama, que te ama así como eres. Y eso es el amor: amar al otro como es, y eso es bello. Los sueños que tenemos nos hablan de la vida que anhelamos. Los grandes sueños no son el coche potente, la ropa de moda o el viaje transgresor.

No escuchen a quien les habla de sueños y en cambio les vende ilusiones, son manipuladores de felicidad. Hemos sido creados para una alegría más grande, cada uno de nosotros es único y está en el mundo para sentirse amado en su singularidad y para amar a los demás como ninguna otra persona podría hacer en su lugar. No se trata de vivir sentados en el banquillo para reemplazar a otro. No, cada uno es único a los ojos de Dios.

No se dejen “homologar”; no fuimos hechos en serie, somos únicos y libres, y estamos en el mundo para vivir una historia de amor con Dios, para abrazar la audacia de decisiones fuertes, para aventurarnos en el maravilloso riesgo de amar. Os pregunto: ¿Ustedes creen en esto? Os pregunto: ¿Y es vuestro sueño?

Quisiera darles otro consejo. Para que el amor dé frutos, no se olviden las raíces. ¿Cuáles son sus raíces? Los padres y sobre todo los abuelos, ellos les han preparado el terreno. Rieguen las raíces, vayan a ver a sus abuelos, les hará bien; háganles preguntas, dediquen tiempo a escuchar sus historias.

Hoy se corre el peligro de crecer desarraigados, porque tendemos a correr, a hacerlo todo de prisa. Lo que vemos en internet nos puede llegar rápidamente a casa, basta un clic y personas y cosas aparecen en la pantalla. Y luego resulta que se vuelven más familiares que los rostros de quienes nos han engendrado.

Llenos de mensajes virtuales, corremos el riesgo de perder las raíces reales. Desconectarnos de la vida, fantasear en el vacío no hace bien, es una tentación del maligno. Dios nos quiere bien plantados en la tierra, conectados a la vida, nunca cerrados sino siempre abiertos a todos. Enraizados y abiertos. ¿Habéis comprendido? Enraizados y abiertos.

Sí, pero —me dirán ustedes— el mundo piensa de otro modo. Se habla mucho de amor, pero en realidad rige otro principio: que cada uno se ocupe de lo suyo. Queridos jóvenes, no se dejen condicionar por esto, por lo que no funciona, por el mal que hace estragos. No se dejen aprisionar por la tristeza o el desánimo resignado de quien dice que nunca cambiará nada. Si se cree en esto uno se enferma de pesimismo.

Y vosotros, ¿habéis visto de un joven pesimista? ¿Habéis visto qué cara tiene? Una cara amarillenta, una cara de amargura. El pesimismo te enferma de amargura. Se envejece por dentro. Y se envejece siendo jóvenes. Hoy existen muchas fuerzas disgregadoras, muchos que culpan a todos y todo, amplificadores de negatividad, profesionales de las quejas. No los escuchen, porque la queja y el pesimismo no son cristianos, el Señor detesta la tristeza y el victimismo. No estamos hechos para ir mirando el piso, sino para elevar los ojos y contemplar el cielo, a los otros, a la sociedad.

Y cuando estamos decaídos, porque todos en la vida tenemos unos momentos un poco bajos, todos conocemos esta experiencia. Y cuando estamos decaídos, ¿qué podemos hacer? Hay un remedio infalible para volver a levantarse. Es lo que has dicho tú, Petra: la confesión. Me preguntaste: «¿Cómo puede un joven superar los obstáculos del camino hacia la misericordia de Dios?».

También aquí es una cuestión de mirada, de mirar lo que importa. Si yo les pregunto: “¿En qué piensan cuando van a confesarse?”, no, no lo digáis en voz alta. “¿En qué piensan cuando van a confesarse? Estoy casi seguro de la respuesta: “En los pecados”. Pero —les pregunto—, ¿los pecados son verdaderamente el centro de la confesión? ¿Dios quiere que te acerques a Él pensando en ti, en tus pecados, o pensando en Él? ¿Qué es lo que quiere Dios? ¡En Él! ¿Cuál es el centro, los pecados o el Padre que perdona todo? ¡El Padre! No vamos a confesarnos como unos castigados que deben humillarse, sino como hijos que corren a recibir el abrazo del Padre. Y el Padre nos levanta en cada situación, nos perdona cada pecado.

Escuchad bien esto: ¡Dios perdona siempre! ¿Habéis comprendido? ¡Dios perdona siempre!

Les doy un pequeño consejo: después de cada confesión, quédense un momento recordando el perdón que han recibido. Atesoren esa paz en el corazón, esa libertad que sienten dentro. No los pecados, que no están más, sino el perdón que Dios les ha regalado. La caricia de Dios Padre.

Eso atesórenlo, no dejen que se lo roben. Y cuando vuelvan a confesarse, recuerden: voy a recibir una vez más ese abrazo que me hizo tanto bien. No voy a un juez a ajustar cuentas, voy a encontrarme con Jesús que me ama y me cura. Demos a Dios el primer lugar en la confesión. En este momento me viene de dar un consejo a los sacerdotes. Yo diría a los sacerdotes que se sienten en el lugar de Dios Padre que perdona siempre y abraza y recibe.

Demos a Dios el primer lugar en la confesión. Si Él es el protagonista, todo se vuelve hermoso y la confesión se convierte en el sacramento de la alegría. Sí, de la alegría, no del miedo o del juicio, sino de la alegría.

Y es importante que los sacerdotes sean misericordiosos. Nunca curiosos, nunca inquisidores, por favor, sino hermanos que dan el perdón del Padre, que acompañan en este abrazo del Padre.

Pero alguno podría decir: “Yo igualmente me avergüenzo, no logro superar la vergüenza de ir a confesarme”. No es un problema, es algo bueno. Avergonzarse en la vida en ocasiones hace bien. Si te avergüenzas, quiere decir que no aceptas lo que has hecho. La vergüenza es un buen signo, pero como todo signo pide que se vaya más allá. No permanecer prisionero de la vergüenza, porque Dios nunca se avergüenza de ti. Él te ama precisamente allí, donde tú te avergüenzas de ti mismo. Y te ama siempre.

Os digo una cosa, en mi tierra a aquellos que son todo fachada, que lo hacen todo mal, les llamamos “sinvergüenzas”.

Una última duda: “Yo no consigo perdonarme, por tanto, ni siquiera Dios podrá perdonarme, porque caigo siempre en los mismos pecados”. Pero —escucha—, ¿cuándo se ofende Dios, cuando vas a pedirle perdón? No, nunca. Dios sufre cuando nosotros pensamos que no puede perdonarnos, porque es como decirle: “¡Eres débil en el amor!”. Decirle esto a Dios es feo. En cambio, Dios siempre se alegra de perdonarnos.

Cuando vuelve a levantarnos cree en nosotros como la primera vez, no se desanima. Somos nosotros los que nos desanimamos, Él no. No ve unos pecadores a quienes etiquetar, sino unos hijos a quienes amar. No ve personas fracasadas, sino hijos amados; quizá heridos, y entonces tiene aún más compasión y ternura. Y cada vez que nos confesamos —no lo olviden nunca— en el cielo se hace una fiesta. ¡Que sea así también en la tierra!

Y finalmente, Peter y Lenka. Ustedes en la vida han experimentado la cruz. Gracias por su testimonio. Han preguntado cómo «animar a los jóvenes para que no tengan miedo de abrazar la cruz». Abrazar: es un hermoso verbo. Abrazar ayuda a vencer el miedo. Cuando somos abrazados recuperamos la confianza en nosotros mismos y en la vida. Entonces dejémonos abrazar por Jesús.

Porque cuando abrazamos a Jesús volvemos a abrazar la esperanza. La cruz no se puede abrazar sola, el dolor no salva a nadie. Es el amor el que transforma el dolor. Por eso, la cruz se abraza con Jesús, ¡nunca solos! Si se abraza a Jesús renace la alegría. Y la alegría de Jesús, en el dolor, se transforma en paz.

Queridos jóvenes: Les deseo esta alegría, más fuerte que cualquier otra cosa. Quisiera que la lleven a sus amigos. No sermones, sino alegría. Llevad alegría. No palabras, sino sonrisas, cercanía fraterna. Les agradezco que me hayan escuchado y les pido una última cosa: no se olviden de rezar por mí. Ďakujem! [¡Gracias!]

9/14/2021 12:35:00 p. m.
, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).- Al menos 25 mil cucharas fueron usadas para repartir la Santa Comunión durante la Divina Liturgia Bizantina de San Juan Crisóstomo que presidió el Papa Francisco junto con el Arzobispo Metropolita de Presov, Mons. Ján Babjak, este 14 de septiembre en Eslovaquia.

Esta la primera vez que un Papa celebra esta liturgia del rito oriental en Eslovaquia.

También llamado “cochlear”, cuchara en latín, este objeto litúrgico es usado en las iglesias cristianas orientales para dar la Santa Comunión desde hace más de mil años.

Los cristianos de rito bizantino, entre ellos tanto ortodoxos como Iglesias en plena comunión con Roma, reciben el Cuerpo y la Sangre de Cristo a través de estas cucharas.

Tras la consagración, la hostia, que en este rito es de pan con levadura, se parte en pequeños fragmentos que son sumergidos en el cáliz con la Sangre de Cristo. Después son recogidos con las pequeñas cucharas y entregados a cada fiel directamente en la boca.

Como una forma de prevenir los contagios de COVID-19, se decidió disponer de al menos 25 mil cucharas, una para cada persona que iba a comulgar en la Divina Liturgia de este 14 de septiembre.

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets